Público
Público

la educación en Andalucía Adelante Andalucía quiere que se enseñe en los institutos la importancia de "erradicar" la precariedad laboral

Registra una proposición en el Parlamento en la que defiende es imprescindible que el alumnado debe conocer "que los derechos laborales que hoy existen no son concesiones de nadie sino victorias del movimiento obrero"

Un aula en un colegio de Andalucía. Europa Press
Un aula en un colegio de Andalucía. Europa Press

raúl bocanegra

Adelante Andalucía quiere que los alumnos de entre 14 y 15 años de los institutos de la Comunidad aprendan los derechos laborales que existen hoy, lo que ha costado conseguirlos, "la necesidad de ejercitarlos y defenderlos", y la importancia de "erradicar" la precariedad. "Los derechos laborales son algo vivo. Existe el riesgo de retroceder si no se hace una defensa activa de los mismos y existe la posibilidad de avanzar gracias a la movilización y organización social", asegura el diputado José Ignacio García, promotor de la iniciativa.

Esta propuesta de la coalición de izquierdas y andalucista surge después de que varias iniciativas promovidas por la extrema derecha pretendan reventar los consensos de mínimos que se han podido construir en torno a la escuela pública y de que el nuevo Gobierno andaluz, formado por una coalición de PP y Ciudadanos, haya decidido reforzar la escuela concertada, que es mayoritariamente católica, frente a la escuela pública.

En una proposición no de ley (PNL) que la Mesa del Parlamento estudiará este miércoles para decidir cuándo se tramita, Adelante expone que la Junta de Andalucía debe impulsar "un programa educativo entre el alumnado de 4º de ESO de todos los centros educativos de Andalucía con el objetivo de explicar los derechos laborales, la necesidad de ejercitarlos y defenderlos, y sensibilizar sobre la importancia de erradicar las situaciones de precariedad y explotación en el mundo del trabajo".

Además, Adelante quiere que, más allá de lo que ahora se enseña en la asignatura de Historia, se introduzca "como elemento transversal" en el currículum de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato "el conocimiento de la historia de los movimientos y luchas sociales y sindicales que hicieron posible los derechos laborales que hoy están recogidos en nuestra legislación".

La PNL se cierra con otras dos medidas. Por un lado, la puesta en marcha de "una campaña de sensibilización, a través de medios de comunicación y redes sociales, dirigida al alumnado de Ciclos Formativos y Bachillerato, sobre sus derechos laborales y cómo ejercitarlos con ejemplos prácticos y visibilizando situaciones de precariedad o explotación". Y, por otro, el lanzamiento de "una web y perfiles en redes sociales con información y resolución de dudas sobre derechos laborales y otros aspectos del mundo del trabajo".

Abusos de todo tipo

La propuesta de Adelante parte de las siguientes reflexiones, según recoge el texto que firma el diputado José Ignacio García. "Son demasiado comunes las situaciones de precariedad laboral, especialmente entre la juventud y las mujeres. En muchas ocasiones esta precariedad es fruto de incumplimientos de la propia legislación laboral y de abusos de todo tipo, así como del desconocimiento o falta de herramientas por parte de los y las trabajadoras para la defensa de sus derechos".

En este contexto, asegura García, "se hace indispensable que la juventud andaluza cuente con las herramientas necesarias para afrontar la defensa de sus derechos en un mercado claramente hostil para el desarrollo de los mismos. Para ello, la Escuela no puede estar al margen".

Así, la coalición considera que "es imprescindible que el alumnado conozca que los derechos laborales que hoy existen no son concesiones de nadie sino victorias del movimiento obrero, que desde hace más de dos siglos se ha organizado alrededor del mundo".

El alumnado, en opinión de Adelante, debe conocer que cada uno de los derechos "se ha alcanzado gracias al esfuerzo de millones de trabajadores y trabajadoras". "Por ello, –remacha García– valorar la historia del movimiento obrero, las aportaciones de las organizaciones sindicales y de todas las luchas sociales es la mejor garantía para la protección de dichos derechos".