Público
Público

La educación en Andalucía Los sindicatos convocan una huelga el 4 de marzo contra el decreto de PP y Cs que refuerza la escuela católica en Andalucía

El PSOE abandona el grupo de trabajo en el Parlamento para un pacto social por la educación tras la publicación de la normativa

Un crucifijo en un aula. EFE
Un crucifijo en un aula. EFE

raúl bocanegra

Los sindicatos han convocado una huelga educativa para el próximo 4 de marzo contra el decreto de PP y Cs que da manos libres al Gobierno andaluz para ampliar el negocio de la escuela concertada en Andalucía, que es mayoritariamente católica.

En un durísimo comunicado, la Plataforma Andaluza por la Escuela Pública, constituida por las organizaciones sindicales UGT, CCOO, CGT y Ustea, la Confederación de Asociaciones de padres y madres (Codapa) y el Frente de Estudiantes (FdE) muestra su "completo desacuerdo con esta nueva normativa, ya que se trata de un ataque a la línea de flotación de la escuela pública andaluza".

"Es tarea irrenunciable de los poderes públicos garantizar la realización efectiva del derecho a la educación en condiciones de igualdad y estas políticas segregadoras y de ataque al sistema público no garantizan este derecho", manifiestan.

"Son del todo inaceptables y de una gravedad extrema las medidas que pretenden implementar que, sin ninguna duda, ahondan en la línea política de liberalización y privatización de los servicios públicos que el Gobierno de Andalucía está llevando a cabo", se lee en el comunicado.

"La profundización en las políticas de libertad de elección de centro y la planificación educativa regida por criterios de demanda social traerán como consecuencia un incremento de la segregación escolar, como ya ha sucedido en la Comunidad de Madrid, tal como advierten numerosos estudios realizados al respecto", añaden.

"La discriminación positiva que esta nueva norma extiende sobre los centros privados-concertados al establecer la máxima puntuación por proximidad en un centro de cada tipo, abrirá, más aún, la puerta para la supresión de unidades públicas. La escuela pública lleva sufriendo la problemática del cierre de aulas de una manera especialmente grave en los últimos años", lamentan. La plataforma insiste, además, en que el decreto "no es fruto del consenso con la comunidad educativa".

Grupo de trabajo

Además, el PSOE informó en un comunicado que ha abandonado el grupo de trabajo que se ha constituido en el Parlamento de Andalucía para un pacto social por la educación en la comunidad. La portavoz socialista en la comisión de Educación, Beatriz Rubiño, criticó "el falso consenso y diálogo" del que, dijo, presumen el presidente de la Junta, Juanma Moreno (PP), y el consejero de Educación, Javier Imbroda (Ciudadanos).

"Hoy mismo han perpetrado el mayor ataque directo a la educación pública en Andalucía con la publicación en BOJA del decreto de escolarización", dijo Rubiño. "Los socialistas no podemos formar parte de un grupo de trabajo para un Pacto Social por la Educación en Andalucía, cuyo único objetivo es intentar dar carta de naturaleza y justificar las decisiones que este gobierno ya ha tomado de forma unilateral".

Rubiño agregó que el decreto es "segregador y sectario y va a crear alumnos y centros educativos de primera y segunda" y manifestó que el PSOE de Andalucía "estará del lado de la comunidad educativa ante un decreto innecesario, que no es más que otro intento del Gobierno de las derechas de denigrar la escuela pública para fomentar los negocios privados".

Más noticias de Política y Sociedad