Público
Público

EH Bildu no descarta facilitar un Gobierno de PSN en Navarra con una abstención

La coalición abertzale maneja la posibilidad de permitir un Ejecutivo socialista, aunque a nivel interno también existen voces contrarias a esa posición. El debate se dará previsiblemente tras la constitución de los ayuntamientos. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

La cabeza de lista de EH Bildu en Navarra, Bakartxo Ruiz, en una foto de archivo. EFE/Daniel Fernández

María Chivite está algo más cerca del Palacio de Navarra. En medio de unas jornadas marcadas por la confusión y la incertidumbre, la candidata del PSN podría conseguir el objetivo de convertirse en la próxima presidenta del Gobierno foral mediante la abstención de EH Bildu. Fuentes próximas a la coalición abertzale aseguran que, a día de hoy, no descartan posibilitar el Ejecutivo de Chivite, que contaría con los respaldos de Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra.

Se trata de una de las decisiones más complicadas que EH Bildu deberá tomar en sus siete años de vida. De hecho, aún no existe una posición definida ni rotunda, aunque las fuentes consultadas por este periódico confirman que “existe la posibilidad” de optar por abstenerse durante la sesión de investidura, aún sin fecha. De cara a esa instancia, Chivite necesitará sí o sí de la abstención de esa formación para acceder al Gobierno de esta comunidad.

Entre las bases de la coalición abertzale no existe unanimidad en torno a este asunto, ya que todo indica que EH Bildu deberá decidir si permite o no un “gobierno de progreso” –nombre dado por el PSN al posible Ejecutivo- sin “ninguna concesión o diálogo” o “incluso tras un ninguneo total”. Efectivamente, la posición adoptada por los socialistas –tanto en Navarra como en Madrid- es clara: no habrá negociaciones con la coalición abertzale.

Este martes, la cabeza de lista de EH Bildu en las pasadas elecciones forales, Bakartxo Ruiz, afirmó en Radio Nacional de España que “ahora mismo todas las posibilidades están abiertas”. “Desde el no –aseguró- hasta la abstención”.

En cualquier caso, Ruiz subrayó que “si el PSN quiere realmente frenar a la derecha autoritaria y constituir una mayoría alternativa que permita no solo una investidura, sino también gobernar”, deberá entonces “sentarse a negociar con EH Bildu”, algo que definió como una “cuestión aritmética”.

La oferta de Asiron

Mientras tanto, el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, hacía este martes un último intento para tratar de retener el gobierno local, algo que en EH Bildu ya dan como imposible. El regidor y candidato a la reelección dio a conocer que había enviado una propuesta a Geroa Bai y PSN para tratar de conformar una mayoría que permita bloquear el regreso de la derecha al ayuntamiento.

En efecto, la única opción para que Enrique Maya (Navarra Suma) no llegue el sábado a la alcaldía pasa por un acuerdo entre EH Bildu, Geroa Bai y PSN, algo que los socialistas ya han dicho que no será posible. Ese rotundo “no” de los socialistas a la coalición abertzale genera dificultades de cara a una posible abstención de EH Bildu en una sesión de investidura para el Gobierno de Navarra. “Hay mucha gente que no entendería esa posición”, señalaron desde la coalición abertzale.

En ese caso, se abrirían dos opciones: o el PSN acaba por facilitar un Ejecutivo de Navarra Suma –para lo cual sería necesaria la abstención socialista- o se llegará a unas nuevas elecciones forales. Se sabrá –o se confirmará- a finales de agosto.

Más noticias en Política y Sociedad