Público
Público

Ejecutiva Permanente del PSOE El PSOE abandona los reparos de con quién pactar: "Ni vamos a expulsar a nadie del consenso, ni habrá líneas rojas"

Los socialistas dicen que su partido está dispuesto a negociar todo “con propios y extraños” por el interés general. Los socialistas se acercan a las posturas de Iglesias de incorporar a bloque de investidura a la dirección de Estado, incluyendo la renovación de los órganos institucionales. Ábalos sí da un aviso a Unidas Podemos sobre su postura con Ciudadanos: “A nadie se le puede animar a que desista en arrimar el hombro por cortedad de miras ideológicas".

Sánchez preside la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE
Imágenes de archivo de una reunión de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE en Ferraz, presidida por Pedro Sánchez. (Fuente: PSOE).

Gobierno y PSOE, algo que se encarna perfectamente en la figura de José Luis Ábalos, están cada vez más dispuestos a jugar sin complejos en todo el tablero político parlamentario. Y esta actitud la dejó muy clara el ministro y secretario de Organización del PSOE, en su rueda de prensa tras la Ejecutiva Permanente del partido. "No vamos a expulsar a nadie de los acuerdos", afirmó, en clara referencia al anunciado apoyo de Bildu a los Presupuestos.

Ábalos, ante las críticas que se acumulan por los acuerdos con el partido abertzale o los independentistas, aseguró que desde el Gobierno se esta llamando "a propios y extraños". Y precisó más: "Incluido aquellos que están alejados políticamente, pero que están dispuestos a remover los obstáculos que nos encontramos por el interés general".

El dirigente socialista añadió que, en este ámbito de negociación, "no habrá más líneas rojas que la Constitución y el cumplimiento de la leyes". Y añadió: "Si alguien no quiere estar es por puro egoísmo, no porque le cerremos las puertas".

Ábalos dice que Bildu es un grupo parlamentario más que, como otros, participa en el debate presupuestario

Y para que quedara más claro, al ser preguntado directamente por Bildu, contestó: "La negociación se lleva a nivel parlamentario, como con otros grupos, en relación con los temas que refleja el Presupuesto. Y es un grupo parlamentario más, como otros, que participa en el debate. Eso sí, con un proyecto político que nosotros no compartimos y con una historia que no compartimos, pero es un grupo parlamentario que entiende la gravedad de la situación y no quiere obstaculizar un proceso de estabilidad para España, y no veo esto muy negativo", dijo.

Eso sí, en este espíritu de apertura también hubo un aviso que pareció dirigido a su socio en el Gobierno, Unidas Podemos, y su posición respecto al apoyo de Ciudadanos a los Presupuestos. "A nadie se le puede negar su contribución, pero tampoco a nadie se le puede animar a que desista de arrimar el hombro por cortedad de miras ideológicas", señaló Ábalos.

La renovación del CGPJ

En las últimas reuniones de la Ejecutiva se ha insistido en este mensaje de pactar sin exclusiones en todos los ámbitos y, según fuentes consultadas, esto no excluye la negociación de la renovación de los órganos institucionales y el CGPJ, ni ningún otro acuerdo parlamentario.

Pablo iglesias, según adelantó este lunes Público, es partidario de incluir en estas negociaciones a ERC y Bildu, lo que los socialistas no rechazan, sobre todo, a la hora de impulsar la reforma de la elección de los miembros para el órgano de control de los jueces. Y parece que ese mensaje de Iglesias, de que el bloque de la investidura sea "de legislatura y de dirección de Estado", empieza a calar en el PSOE.

No obstante, fuentes consultadas indicaron que la negociación sigue centrada en lograr un acuerdo con el Partido Popular, aunque las negociaciones no parecen avanzar de momento. En el caso de estancarse, desde el PSOE no se descarta ningún escenario, aunque el primero de ellos es impulsar el cambio legislativo que, de momento, sólo se ha paralizado.

Ábalos complementó todo este posicionamiento con la actitud del Partido Popular, del que dijo que sólo se ha empleado a fondo en "dinamitar la convivencia", al tiempo que acusó a Casado de conspirar "dentro y fuera de España" contra el Gobierno.

Para el PSOE, si el PP quiere ser alternativa necesita comprometerse con la legalidad y cumplir las leyes, entre las que incluyó la renovación de las instituciones y acatar la nueva Ley de Educación.

Más noticias de Política y Sociedad