Público
Público

Elecciones 10-N Irene Montero acusa al PSOE de querer resucitar el bipartidismo

La portavoz de Unidas Podemos en el Congreso asegura que no se arrepienten de haber rechazado la oferta de julio, pese a la repetición electoral: "No queremos gobernar a cualquier precio, queremos cambiar la vida de la gente".

Publicidad
Media: 4.13
Votos: 8

La portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, conversa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el pleno del Congreso. / EFE

Irene Montero llevaba desde el pasado 19 de julio sin aparecer por los platós de televisión por su permiso de maternidad. Pero este jueves hizo su primera entrevista desde la investidura fallida en Los Desayunos de TVE como portavoz de Unidas Podemos y con un mensaje bien claro desde el primer minuto: el PSOE quiere resucitar al bipartidismo

"Desde la crisis económica y el 15M los ciudadanos dicen que se acabó el bipartidismo y que tenemos que transitar a un modelo en el que haya más variedad y se pueda elegir. Las fuerzas bipartidistas, y especialmente el PSOE que es quien más ha gobernado en el régimen del 78, van poniendo obstáculos para que esto no se asiente en las instituciones. Es un proceso que puede generar desanimo o frustración, pero no deja de ser un cambio político a pesar de que quieran restaurar el bipartidismo", explicó la número dos del partido morado. 

Montero también aseguró que no se arrepiente de haber rechazado la oferta de coalición que hizo el PSOE en julio porque "era una mentira". Para la portavoz esto se comprueba en el momento en el los socialistas la retiran y dicen que "caducó como si fuera un yogur"

La portavoz también insistió en que durante estos meses de negociación el PSOE acusó a Podemos de sólo querer sillones, pero cree que en julio demostraron que no es así: "Si nos ofrecen sillones sin poder cambiar la vida de la gente no lo vamos a aceptar. No queremos gobernar a cualquier precio, queremos cambiar la vida de la gente". 

Montero, sobre la investidura fallida: "Fue el PSOE quien se levantó. Nos dijo: estos son lentejas. O las tomas o las dejas"

Fue Montero, según varios analistas y tertulianos, quien rechazó la propuesta dentro del grupo confederal aunque la portavoz indicó durante la entrevista que se eligió de forma colegiada. "Valoramos que era una propuesta mala", insistió. Además, dice que fueron los socialistas los que se levantaron de la mesa el pasado 24 de julio al no querer seguir negociando y decirles: "Esto son lentejas. O las tomas o las dejas". 

Según la portavoz, el grupo confederal quiso seguir haciendo gestos para negociar hasta el final porque creen que con unas pocas horas más el acuerdo se hubiera cerrado. Para el PSOE ya no había nada que hacer. El momento ya había pasado cuando Unidas Podemos cambió su voto del no a la abstención o Iglesias hizo su última oferta de sumar a los ministerios las competencias de las políticas activas de empleo desde la tribuna. 

Respecto al futuro del 10-N, Montero afirmó que se presentarán otra vez bajo el paraguas de Unidas Podemos. "Nosotras iremos como nos hemos presentado a las anteriores elecciones. El ser un proyecto plural, aunque se ha intentado vender como una fuente de problemas, para nosotros es una fuente de riquezas", explicó. Y sobre la coalición dijo que volverán a reclamarla si así lo decide la ciudadanía porque "no es voluntad de un partido, es voluntad de los ciudadanos que no dan mayorías absolutas".

Y sobre la gran incógnita del 10-N: el posible lanzamiento de una candidatura del entorno de Íñigo Errejón, Montero no ha mostrado ningún temor: "Yo he tenido a las cloacas del Estado entrando en mis despachos, peligroso me parece eso. Que una formación política se presente me parece normal en democracia. Nosotros nos presentaremos con nuestra propuesta y que los ciudadanos elijan"-

Más noticias en Política y Sociedad