Público
Público
Únete a nosotros

Observatorio continuo de Key Data para 'Público'

Elecciones 10-N Sondeos: el descalabro de Rivera hundiría a Cs por debajo del nivel de Vox en votos y escaños

El PP es el principal beneficiario del hundimiento de Ciudadanos en las encuestas para las próximas elecciones generales, en las que Casado consolidaría su posición de liderazgo de la derecha mientras que Vox seguiría creciendo y ganaría otros cuatro diputados en el Congreso, según las estimaciones de Key Data para 'Público'. Sánchez volvería a ganar con prácticamente los mismos escaños, pero saldría moralmente debilitado porque perdería ventaja en votos frente a la suma de Iglesias y Errejón.

Publicidad
Media: 3.44
Votos: 52

Estimación de escaños para las elecciones del 10N, según las proyecciones de Key Data para 'Público', comparados con los resultados del 28A.

Las grandes expectativas que despertó el salto de Íñigo Errejón a la palestra de las elecciones generales se están rebajando, por mucho que Más País obtendría siete escaños en el Congreso según los últimos sondeos, y todo indica que el verdadero fenómeno del 10-N sería el tremendo batacazo electoral de Albert Rivera, que arrastraría a Ciudadanos por debajo del nivel de Vox tanto en votos como en escaños, según las estimaciones del gabinete demoscópico Key Data para Público.

El hundimiento de Cs previsto por este desk research ponderado de las últimas encuestas es sísmico: la formación naranja perdería más de la mitad de sus escaños (desplomándose de 57 a 27) y quedaría en quinto lugar –es decir, el último de los partidos que se presentan en el conjunto del territorio español, ya que Más País no participaría más que en un puñado de circunscripciones donde Errejón cree tener asegurado algún parlamentario sin perjudicar a las otras fuerzas progresistas.

En cuanto al descalabro de Rivera en número de votantes, sería casi histórico, ya que perdería casi el 40% de su base electoral –1,6 millones de sufragios– en siete meses escasos de furibunda oposición a Pedro Sánchez, a quien no sólo ha vetado como si fuera su peor enemigo sino que incluso ha acusado de formar una "banda" con los independentistas para traicionar a España. Algo que se ha demostrado más que falso tras la convocatoria de comicios anticipados y la sentencia del procés.

Reforzamiento de la ultraderecha españolista de Abascal

Pese a su beligerancia contra un imaginario "plan Sánchez", Rivera no ha conseguido capitalizar la crisis catalana en absoluto, ya que las estimaciones de Key Data –presentadas en el gráfico que encabeza este artículo– prevén un nuevo reforzamiento de la ultraderecha españolista que capitanea Santiago Abascal: Vox obtendría cuatro escaños más (hasta alcanzar los 28) y se colocaría cuarto en el Congreso. Pero también superaría a Cs en seguidores, aunque fuera por la mínima: una décima más en el porcentaje de votos válidos (alrededor de 30.000 sufragios)

En cualquier caso, el nuevo hemiciclo parlamentario quedaría todavía más fragmentado y dividido entre los dos bloques que el actual –como se puede ver en este próximo gráfico ordenado por tendencias ideológicas–, complicando sobremanera el juego de alianzas que necesitaría Sánchez para mantenerse en La Moncloa:

El hemiciclo del Congreso que surgiría de las elecciones del 10N, repartido por bloques ideológicos, según las estimaciones de Key Data para 'Público'.

El nuevo hemiciclo volvería a dejar la investidura en manos de ERC, salvo que Sánchez pactase una "gran coalición" a la alemana con Casado 

Este hemiciclo estimado por Key Data dejaría una vez más en manos de Esquerra Republicana (ERC) la investidura de Sánchez, ya que incluso con el apoyo de Pablo Iglesias, de Errejón y del PNV se quedaría a unos insalvables seis votos de la mayoría absoluta (176). Y esta vez el PSOE no sumaría de ninguna manera con Ciudadanos, cuya hecatombe reduciría a sólo 151 diputados la suma de las dos fuerzas que presentaron en 2016 un pacto de coalición en el que Rivera iba como vicepresidente tapado del Gobierno de Sánchez que nunca fue.

Ahora, PSOE+Cs sólo tendrían un diputado más que el "trifachito" PP+Cs+Vox (150), e incluso seis menos que PSOE y Unidos Podemos, pese a la escisión errejonista de la formación morada. La suma PSOE+UP+MP se quedaría en 164 escaños, uno menos de los que ahora reunían Sánchez e Iglesias.

Es sin duda esta prevista situación de bloqueo –una vez que la sentencia del procés hace ya imposible obtener la abstención que los soberanistas catalanes otorgaron hace bien poco al líder socialista como mal menor frente al "trifachito"– la que ha empujado a Sánchez a ofrecer a Casado una especie de Gran Coalición a la alemana para superar la parálisis gubernamental.

El PP se llevaría a 600.000 votantes de Ciudadanos y se haría con el indiscutible liderazgo derechista

Pero también en este caso el actual presidente en funciones tendría que negociar desde una posición mucho más débil que antes, ya que según Key Data el PP sería el principal beneficiado por el hundimiento de Ciudadanos, del que se llevaría casi 600.000 votantes para convertir a Casado en el líder indiscutible de la derecha. Su Partido Popular sería el único que aumentaría el número de votos –aparte del recién llegado Más País, que parte de cero–, en un escenario de profunda decepción de los electores que empujaría a dos millones más de ellos a las filas de la abstención, según reflejan las tablas completas del estudio de Key Data:

Tabla completa de estimaciones de Key Data para las elecciones del 10N, comparadas con los resultados del 28A.

Más País aumentaría el número de votantes "podemitas"

En esta tabla se puede observar que el surgimiento de Más País haría crecer el número de votantes del campo "podemita" –pues sumarían unos 285.000 más que los que Unidas Podemos obtuvo el 28-A–, a pesar del agudo descenso de la participación electoral. Aún así, sumarían dos escaños menos de los que obtuvo Iglesias en abril, a consecuencia de la injusta ley electoral.

Al mismo tiempo, la base de votantes del PSOE se reduciría en unos 650.000, en una proporción bastante parecida a la caída global de la participación, mientras que la del PP recuperaría una cantidad parecida de votos, procedentes en su mayor parte de Ciudadanos, pero también de Vox, que crecería en número de escaños por arte del desproporcionado sistema electoral.

En las tablas detalladas de transferencia de votos elaboradas por Key Data lo más llamativo es la auténtica desintegración del electorado de Rivera, que se escaparía de las redes de Cs por los cuatro costados: además de los 570.000 que retornarían al redil del PP, otros 320.000 descarriados volverían al PSOE; casi 200.000 se echarían en brazos de Vox, y 270.000 desengañados engrosarían la abstención.

En conjunto, esas cuatro sangrías de las filas naranjas sumarían el 85% de las pérdidas totales de Ciudadanos. Un auténtica desbandada en todas direcciones.

La procedencia de los votantes de Más País

Otras transferencias notables son las que nutrirían el nacimiento de Más País, adonde llegan más de 300.000 votantes procedentes del PSOE, unos 430.000 escindidos de Unidas Podemos, casi 100.000 que estaban en la abstención y en torno a 50.000 de otros partidos.

En cuanto a los nacionalistas, mantendrían sus niveles actuales, corregidos sólo por el aumento de la abstención, según los sondeos en los que se basa esta oleada de estimaciones de Key Data. Sin embargo, el trabajo de campo de los encuestadores se efectuó antes del anuncio de la sentencia del procés, de forma que los resultados de Catalunya podrían variar notablemente.

De entrada, según este desk research, por primera vez llegaría a la Carrera de San Jerónimo al menos un diputado de las CUP (Candidaturas de Unidad Popular) independentistas, que en la tabla de Key Data queda incluido en los 4 escaños asignados a "otros", junto a los de Navarra Suma y el Partido Regionalista Cántabro.

En este último gráfico, interactivo –pasando el cursor sobre las barras aparecen los datos en detalle–, se aprecian los resultados de escaños estimados por Key Data en las distintas comunidades. Los cambios más notables son los que corresponden al hundimiento de Ciudadanos y el consecuente ascenso del PP. Por ejemplo, en Castilla y León habría una clara transferencia directa de seis diputados del primero al segundo, con lo que el Partido Popular recuperaría la hegemonía en esa comunidad.

Igualmente, Cs cedería cinco escaños al PP en Andalucía, tres en Madrid y dos en Extremadura; así como dos a PSOE y PP en Catalunya, y tres a PP y Más País en el Pais Valencià.

Por su parte, Errejón concentraría todas sus ganancias en Madrid (3 diputados), Valencia (2), Catalunya y Aragón (un escaño en cada una).

Pero muchas de estas predicciones pueden verse sustancialmente alteradas por las consecuencias de las duras condenas del Supremo contra los líderes soberanistas catalanes y la reacción del "Tsunami Democrático" desencadenado por esa controvertida sentencia judicial inapelable.

Más noticias en Política y Sociedad