Público
Público

Elecciones 2019 El alto número de indecisos dispara el temor en el PSOE a que se repita el caso andaluz

Aumenta espectacularmente el número de ciudadanos que no tienen decidido su voto con respecto a 2015 y 2016, y el de los que quieren ocultarlo. Sánchez quiere multiplicarse en campaña con 24 actos en 15 días y potenciar la movilización

Publicidad
Media: 3.83
Votos: 6

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto a la líder de los socialistas andaluces, Susana Díaz, la presidenta del partido Cristina Narbona y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, al término del acto electoral en Sevilla. EFE/Julio Muñoz

La encuesta del CIS, en contra de lo que pudiera suponerse por la proyección de escaños y de porcentaje de votos que hace el sondoe, no ha entusiasmado al PSOE. Más bien, al contrario. En Ferraz ha crecido la preocupación por el alto número de indecisos que refleja el barómetro y también por los ciudadanos que no quieren contestar a qué partido van a votar.

Para la dirección del PSOE estos datos son síntomas de dos factores muy claros y preocupantes: hay un número de indecisos muy superior al de las elecciones de 2015 y 2016 que hace muy incierto el resultado final; y el voto que no quieren hacer público los ciudadanos no suele ser del PSOE.

Es más que llamativo el dato de los ciudadanos que no quieren contestar en la encuesta a qué partido van a votar, ya que en este sondeo asciende al 8,2% de los consultados, frente al 2,7% del 2015 y al 3,7% de 2016, y eso hace pensar a los analistas del PSOE que este amplio porcentaje se esconde mucho voto a Vox.

Pero también preocupa que los que no tienen decidido a quién votar suman una cuarta parte de los encuestados. En concreto, el 25,3%, es decir, más de tres puntos con respecto al CIS de las elecciones de 2015 (22,2%) y por encima del 15,8% que “no sabía” en la encuesta de 2016.

Pero, si a esto se le suma el porcentaje en esta encuesta de quienes contestan que "no saben" (4,5%), más lo que ocultan el voto (8,2%), un total del 38% de los ciudadanos no tiene claro su voto de cara al 28 de abril, por lo que todo podría dar un vuelco.

Tan consciente de la situación es la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, que en la valoración del CIS recordó lo ocurrido en Andalucía, donde se dieron ambos factores que impidieron al PSOE gobernar: escasa movilización del electorado progresista y mucho voto oculto a Vox. “Todas las encuestas, también el CIS, daban que el PSOE gobernaría en Andalucía. Y eso no se dio”; afirmó.

La receta del PSOE para afrontar estos temores pasa por hacer un campaña intensa, multiplicando la presencia de Pedro Sánchez -hará 24 actos en 15 días, y recorrerá más de 15.000 kilómetros- con un llamamiento constante a la movilización del electorado progresista.

Sánchez visitará sitios inéditos en una campaña de elecciones generales como La Gomera o La Palma y estará en diez comunidades autónomas, incidiendo especialmente en tres: Andalucía, Comunidad Valenciana y Catalunya. Pero, entre campaña y precampaña, Sánchez prácticamente visitará todas las provincias.

Indecisos y voto urbano

El objetivo político de la guía de campaña del PSOE ahora pasa por convencer a los indecisos y buscar el voto urbano, tras una precampaña centrada más en provincias pequeñas. El PSOE quiere ahora recuperar el voto en el grandes ciudades, que siempre le ha sido esquivo.

La campaña, además, se ha diseñado con muchas movilidad del candidato -hay días que participará en cuatro actos- y sin grandes mítines, No habrá plazas de toros, ni grandes actos, ni siquiera un mitin central de campaña.

Los socialistas tienen preparado desplegar 30.000 soportes por todo España con su slogan: “Haz que pase”, entre banderines, vallas y anuncios publicitarios, así como diseñada toda una campaña en las redes del PSOE con el mensaje "cada voto cuenta", similar al que utilizó José Luis Rodríguez Zapatero en 2008.

El objetivo a conseguir es que "nadie se quede en casa ese día"; afirma una portavoz socialista, que reconoce que el fantasma de lo ocurrido en las elecciones andaluzas está sobrevolando por Ferraz.

Más noticias en Política y Sociedad