Público
Público

Elecciones 2019 Unidas Podemos vuelve a enfrentarse a la división de la izquierda el 26M

Las elecciones generales demuestran que con la fragmentación de la izquierda se pierden votos. A pesar de esto, la coalición fue la que salió mejor parada: ninguno de sus exaliados obtuvo mejores resultados que Unidas Podemos. 

Publicidad
Media: 3.86
Votos: 7

De izquierda a derecha: Lorena Ruiz-Huerta, Ramón Espinar, Íñigo Errejón, Irene Montero, Pablo Iglesias, Dina Bousselham, Isabel Serra y Julio Rodríguez el pasado 2 de mayo. DANI GAGO (PODEMOS)

Los resultados de las elecciones del 28-A demuestran que la fragmentación de la izquierda divide. Unidas Podemos consiguió mejores resultados en todas las Comunidades Autónomas que sus exaliados de 2016, pero entre todas las formaciones se dejaron muchos votos por el camino. Ahora la izquierda llega aún más dividida al 26-M y resistir a las consecuencias negativas es el mayor reto de las formaciones a la izquierda del PSOE: Podemos se presentará a todas las Comunidades Autónomas. IU también pero en muchas lo harán por separado, al igual que con Equo.  Además, se enfrentarán a el Pacma y a varias coaliciones con las que sí sumaron en 2016. El punto a favor es el pacto de no agresión entre los partidos y el convencimiento de que llegarán a acuerdos postelectorales. 

La prueba de las dificultades a las que se enfrentan es que en el 28-A muchos votos se quedaron en la nada con la fragmentación. Compromís ha perdido tres diputados de unas elecciones a otras mientras que En Marea no ha conseguido ni un diputado. Tampoco ha conseguido representación el BNG ni Front Republicà, liderada por Albano-Dante Fachin. Los 30.000 votos de Actúa tampoco fueron suficientes para alcanzar un escaño. Ni los 41.200 votos de Pacma que se ha vuelto a quedar a las puertas de la Cámara Baja. 

El escenario de la izquierda madrileña es el mejor ejemplo de la división de la izquierda. En el Ayuntamiento Podemos no se presenta, pero sí IU dentro de la coalición de Madrid en Pie que se enfrenta a Más Madrid y Manuela Carmena

La candidatura que lidera Sánchez Mato, Madrid en Pie, puede quedarse sin representación en la Asamblea 

En la Comunidad de Madrid se presentan Unidas Podemos pero Equo irá con Más Madrid. Según la macroencuesta del CIS, si las dos formaciones fueran juntas podrían llegar a competir con el PSOE por el primer puesto.

La situación en los municipios de la región es más complicada aún. Hay ciudades del sur como Fuenlabrada, Leganés o Alcorcón en los que Podemos e IU se presentan juntos, pero esto no ocurre en otras ciudades como Rivas. En esta localidad IU concurre con Más Madrid en una lista que cierra simbólicamente Alberto Garzón. Esta situación se repite en San Sebastián de los Reyes. También hay otras ciudades en las que Podemos e IU van juntos pero competirán con otras coaliciones que han tenido representación importante gobernando con el PSOE como ocurre en Alcalá de Henares con la coalición Somos Alcalá. Una localidad en la que, además, la extrema derecha es especialmente fuerte ya que España 2000 está asentada en la ciudad.

En Aragón se presentarán Podemos y Equo juntos e IU irá por separado y el CHA por otro lado. Entre estas dos últimas formaciones hubo un acercamiento para llegar a un acuerdo preelectoral que al final no llegó a buen puerto. Ahora el CHA se enfrenta a la posibilidad de quedarse sin representación parlamentaria. Según la encuesta del CIS está entre obtener ningún o un escaño. La suma de votos de las tres formaciones por separado suman un 23,7% de forma que se colocarían en segunda posición, siguiendo al PSOE.

En Aragón, Asturias y X Podemos e IU se presentarán por separado

Podemos e IU tampoco han llegado a un acuerdo en Asturias y si fueran juntos podrían rivalizar la segunda posición al PP. En Cantabria Podemos se presenta por separado e IU y Equo van juntos. Mientras que en Navarra y Murcia Podemos va con Equo e IU por separado. Lo mismo ocurre en Murcia, Canarias, Navarra y Castilla y León donde IU sí ha sumado con Anticapitalistas y el Partido Castellano.

En Illes Baleares sí hay acuerdo pero se enfrentan a Actúa y a un nuevo partido, Moviment 4 Illes, creado por Xelo Huertas, expresidenta del Parlamento de Baleares por Podemos que fue expulsada del partido en 2016 por usar su cargo para "intereses personales". Además, sigue el Mès que según el CIS obtendría 7 u 8 diputados. 

A pesar de estas diferencias, sí se han conseguido listas unitarias a la izquierda del PSOE en La Rioja, Castilla La Mancha y en Extremadura donde también suman con el partido Extremeños. También van juntos en Ceuta y Melilla.

Podemos no irá con varios de los alcaldes del cambio

No ha ocurrido sólo con Manuela Carmena. Podemos rivalizará en varias ciudades con los que fueron los alcaldes del cambio de 2016. El partido morado presenta una lista con Equo en Zaragoza compitiendo con Zaragoza en Comú, candidatura liderada por el actual alcalde Pedro Santisteve, en la que sí está integrada IU. La división en la ciudad puede costar la pérdida de la alcaldía ya que, según el CIS, ganaría el PSOE. 

Podemos competirá contra las listas de Santisteve y Ribó

En Valencia ocurre lo mismo. Por un lado se presentará Compromís, como ya pasó en las generales, y por otro lado Podemos e IU. El actual alcalde Joan Ribó lidera la candidatura de los que fueron aliados del partido morado. Tampoco se ha conseguido la unidad en Ferrol ya que Podemos e IU no irán con la plataforma de Ferrol en Comú, candidatura del actual alcalde Jorge Suárez, aunque tampoco competirá contra ella por no fragmentar el voto.

Ada Colau y el 'Kichi' sí han conseguido mantener una lista unitaria. También mantienen las alianzas con Podemos e IU el acalde de Santiago, con Martiño Noriega al frente, y el de A Coruña con Xulio Ferreiro bajo las marcas Compostela Aberta y Marea Atlántica.

Tras estas divisiones el 26-M se presenta como una segunda vuelta para demostrar la fuerza de la izquierda. Y, también, para demostrar si la fragmentación de la izquierda divide el voto y tiene consecuencias negativas para todos los actores, como ocurrió en las generales.

Más noticias en Política y Sociedad