Público
Público
Únete a nosotros

Elecciones 26-M Génova cree que la debacle electoral del 28-A era inevitable por el desgaste de la marca PP

Los análisis de los 'populares' resuelven que la mayor parte de los votos perdidos en estas generales han sido por la corrupción, la gestión de la crisis catalana y las subidas de impuestos, aunque alegan que no "es culpa" de Rajoy.

Publicidad
Media: 4
Votos: 3

La directiva 'popular' reunida en Génova durante el Comité Ejecutivo celebrado tras las elecciones del 28 de abril. PP

Desde la dirección del Partido Popular están convencidos de que la campaña para las elecciones del 28 de abril, que desembocó en el peor resultado de la historia de los 'populares', ya que pasaron de 137 diputados a 66, fue la adecuada. La lectura que hacen desde Génova tras el análisis realizado a través de focus groups, es que Pablo Casado fue "irrelevante" a la hora de influir en la decisión del voto porque la "marca PP" ya estaba muy denostado y era inevitable que sucediera.

La dirección estatal, además, no coincide con las voces internas que apuntan a que Casado ha perdido porque no ha sabido "encontrar el centro" y se ha decantando excesivamente a tratar de recuperar los votantes de Vox. Los conservadores alegan que el partido de Santiago Abascal les ha arrebatado 2,4 millones de votos: 1,3 millones, de manera directa, 1,1 millones, de la abstención en 2015 y 2016 a Mariano Rajoy y los 300.000 restantes les vienen de votantes "transversales". 

Desde el entorno de Pablo Casado se ratifican en que el "tono duro" era necesario -- porque de los 2,7 millones de votos de la formación de extrema derecha 2,4 provienen del PP- aunque, en vistas al resultado final, se demostrado que el líder del PP no ha logrado convencer a este electorado. 

En el PP alegan que los votos que ha perdido el PP estas elecciones lo son a consecuencia de la gestión de la crisis catalana y por las subidas de impuestos 

Sus análisis cualitativos resuelven que la mayor parte de los 3,6 millones de votos perdidos en estas generales han sido por la corrupción, la gestión de la crisis catalana y las subidas de impuestos, y a pesar de que alegan que no están tratando de culpar a Rajoy por ello, el expresidente del PP se fue asediado por la corrupción, tuvo un papel secundario durante el 1-O y desde su ejecutivo, encabezado por Cristobal Montoro, se apostó por la subida de tasas. "Ha sido la tormenta perfecta, no la navega ni uno que lleve al frente del barco cuatro años", defienden a modo de justificación.

Lo que sí reconocen es que Casado ha cambiado su discurso respecto a la anterior campaña. "Ahora -subrayan- no hay alusiones constantes a Otegi, Torra o Puigdemont -representantes de Eh Bildu y Pdecat- sino que se habla en clave autonómica y municipal y se reivindica la gestión del PP, una cuestión de la que ni Ciudadanos ni Vox pueden competir al no haber gobernado".

Esa es, precisamente, la baza que están utilizando los 'populares' durante esta campaña, en la que hay 11 elecciones autonómicas y 8.131 municipales en juego: presumir de la implantación territorial del PP. A su favor juega que el partido que  más aspirantes presenta en toda España, por delante del PSOE, liderando, en este sentido, de manera muy clara el espacio de centro derecha. 

Por último, destacan estas mismas fuentes que Ciudadanos se encuentra lejos del PP en territorios y plazas clave-como Madrid, Aragón o Murcia- y subrayan que el voto que se hizo en las generales es muy distinto al que se realiza en clave local y autonómica, además indican que hay una gran parte del voto de Vox que está volviendo al PP. La preocupación de los 'populares' se centra ahora en que la suma de las tres formaciones del bloque de la derecha puede no resultar si, finalmente, los de Abascal pierden fuelle.

En el caso de la Comunidad de Madrid, gobernada durante más de 25 años por el PP, advierten de que en las pasadas elecciones de 2015 el resultado fue muy ajustado -PP y Cs sumaron un escaño más que PSOE y Podemos: "Ese diputado que finalmente cayó de lado del PP se supo a la una de la mañana", recuerdan, por lo que Casado se desentenderá de cualquier culpa si los conservadores la pierden.

Más noticias en Política y Sociedad