Público
Público
Únete a nosotros

elecciones 26-M Guillermo Fernández Vara busca su tercer mandato en Extremadura

El PSOE roza la mayoría absoluta en uno de sus tradicionales feudos. Si no llega, necesitará a Podemos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

GRÁFICO 26M EXTREMADURA

Guillermo Fernández Vara tiene al alcance de la mano su tercer mandato como presidente de la Junta de Extremadura, uno de los feudos tradicionales del poder socialista. El primero fue en 2007, cuando sucedió al histórico socialista Juan Carlos Rodríguez Ibarra en la presidencia, tras lograr para el PSOE el 52% de los votos.

Cuatro años después, en 2011, después de que el PSOE perdiera la mayoría absoluta, IU, que era la llave de gobierno, decidió propiciar un cambio histórico en el Ejecutivo extremeño y, con su abstención, permitió que el PP de José Antonio Monago, quien hoy repite también como candidato, tomara el control de Extremadura. Luego, le dio el oxígeno necesario para llevar la legislatura hasta el final.

Fernández Vara aguantó los cuatro años en la oposición -moción de censura fracasada incluida- y, en 2015, tras las autonómicas, el PSOE recuperó el primer puesto y, esta vez sí, con el apoyo de Podemos, también la presidencia.

Ahora, Fernández Vara renovará en la oficina, si se hace caso a las encuestas, y a los resultados de las generales en Extremadura. La campaña del PSOE está siendo de una fuerte movilización (los socialistas llenaron la plaza de toros de Mérida en un acto con sabor a días de gloria), en la ola de la victoria de Pedro Sánchez en las generales. Con ella buscan la mayoría más amplia posible.

El propio Fernández Vara, en una entrevista reciente con Público, afirmó: “Yo me planteo ganar las elecciones y, si puedo, con mayoría absoluta”. El CIS no lo pronostica, pero le pone al borde de la absoluta, que está en los 33 asientos.

La encuesta le otorga al PSOE un 45,6% de los votos y una horquilla de entre 30 y 32 escaños -hoy tiene 30-. El PP, como en el resto del país, perdería apoyos y caería hasta los 19-21 diputados -hoy está en 28-. Ciudadanos, liderados por Cayetano Polo, aumentaría su representación y pasaría de tener una diputada a tener entre 5 y 6 escaños. El CIS deja fuera de la asamblea a Vox, que presenta a Juan Antonio Morales como cabeza de cartel. Unidas Podemos (que agrupa a Podemos, IU, Equo y Extremeños), cuya cabeza de cartel es Irene de Miguel, aumentaría, según el CIS, sus apoyos, hasta los 7 u 8 escaños, ahora tiene seis.

En las generales, el PSOE sacó 5 de los 10 escaños en juego. El resto se los repartieron PP (dos), Ciudadanos (otros dos) y Vox (uno). Sin embargo, si se repitieran el 26 de mayo las votaciones del 28 de abril, el escenario podría ser diferente al que pinta el CIS. En las generales, Podemos quedó por detrás del partido de ultraderecha, por lo que Vox, si fuese así de nuevo, los ultras podrían entrar en la Cámara extremeña, y, dependiendo del reparto de escaños, jugar un papel relevante. Los socialistas se llevaron el 28 de abril 249.555 votos, por 140.249 del PP, 117.720 de Ciudadanos, 70.611 de Vox y 62.222 de Podemos.

Vara y los pactos

En el caso de necesitar acuerdos, el PSOE podría recibir los apoyos de Podemos, como en 2015. Esto es lo que dijo Fernández Vara en la entrevista con Público al respecto de los pactos en Extremadura. “Los ciudadanos con su voto deciden el escenario del día siguiente y, cuando vea el escenario del día siguiente, yo no tendré ningún problema en pronunciarme. Hoy por hoy, sólo puedo decir que en los últimos cuatro años hemos aprobado cuarenta leyes y veinte de ellas por unanimidad. Y hemos aprobado leyes con el PP; con Podemos, con Ciudadanos. Hemos aprobado los cuatro presupuestos, dos con uno y dos con otro. No tengo ningún problema para acordar”.

“Hay cuestiones en la sociedad que hay que hablar a derecha e izquierda. Ahora, es evidente que las políticas sociales las hemos sacado adelante con Podemos”, añadió el presidente extremeño. ¿Y estaría abierto a un Gobierno de coalición si fuese necesario? “Depende del resultado. Los gobiernos de coalición son entendibles cuando hay fuerzas proporcionadas. Si hay muchísima diferencia, no tendría tampoco mucho sentido”.

Extremadura tiene algo más de un millón de habitantes y una densidad de población muy baja. Su tasa de paro es del 22% -16% en hombres y 30% en mujeres-. Extremadura registró en 2017 el PIB per cápita más bajo del país, con 17.554 euros por habitante, muy alejado de la media nacional, que estaba entonces en los 25.064 euros, según la contabilidad regional del INE.

Más noticias en Política y Sociedad