Público
Público
Únete a nosotros

Elecciones 28-A La plurinacionalidad, clave para las negociaciones del futuro gobierno

Los datos de las elecciones generales refuerzan a los partidos nacionalistas frente a la derrota de las derechas en Catalunya y Euskadi. Si Sánchez decide gobernar mirando a su izquierda tendrá que negociar con los partidos que reclaman el reconocimiento de la plurinacionalidad. 

Publicidad
Media: 4
Votos: 9

Congreso de los Diputados.

La plurinacionalidad está en el centro del debate político. Y tendrá aún más fuerza durante las conversaciones para formar un futuro gobierno o llegar a acuerdos. En estas elecciones generales han ganado peso las fuerzas nacionalistas mientras que los partidos de derechas han fracasado en Euskadi y en Catalunya. El PSOE asegura que quiere gobernar en solitario pero, incluso si lo consiguiera, tendría que sentarse a hablar con el resto de fuerzas políticas del arco parlamentario para aprobar decretos, leyes y los Presupuestos Generales del Estado. Sobre todo si Pedro Sánchez mira a su izquierda y no pacta con Ciudadanos — como le pide su militancia — y tiene que entenderse con las formaciones vascas y catalanas. 

Los datos por los que esta idea se ha asentado son claros: PP, Ciudadanos y Vox no han conseguido ningún diputado en Euskadi y juntos sólo han sumado el 12,79% de los votos. El PNV ha ganado con 394.627 votos. 107.572 papeletas más que en las últimas elecciones de 2016. EH Bildu también logra un parlamentario más en la Cámara Baja y alcanza los 212.200 votos. El resto de escaños se divide entre el PSE-EE y Unidas Podemos, cuatro para cada formación. 

El Catalunya también perdió el bloque de la derecha formado por PP, Ciudadanos y Vox. ERC ha sido el gran vencedor con 1.015.355 votos y 15 diputados. A los republicanos soberanistas le sigue el PSC con 12 diputados, En Comú Podem - Unidas Podemos con 7 escaños y JxCat con otros 7. Tras estas formaciones, Ciudadanos logra cinco diputados y PP y Vox tan sólo uno. 

Por esto los resultados electorales evidencian no sólo que ha ganado el bloque progresista frente a la derecha, también que se asientan las fuerzas nacionalistas y la idea de la plurinacionalidad. 

Pablo Iglesias puso esto sobre la mesa el mismo día de la jornada electoral. El candidato de Podemos explicó ante la prensa que había dos lecturas de las votaciones: el primero es que "el peso parlamentario del bloque progresista gana al bloque de las tres derechas" y el segundo es que "España es plurinacional". "Quien no entienda que España es plurinacional, no entiende España", insistió Iglesias.

Los partidos catalanes y vascos pedirán a Pedro Sánchez que reconozca que España es plurinacional para sentarse a negociar

Las fuerzas nacionalistas exigirán al PSOE que reconozca la plurinacionalidad. Ya lo ha advertido el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, que ha ofrecido la mano al PSOE para una nueva etapa de "diálogo y soluciones" desde la asunción de la "realidad plurinacional". Ortuzar también ha declarado que está “muy satisfecho de que la sociedad vasca haya dejado a la "derecha y la extrema derecha" en una posición "marginal" sin ningún diputado, al perder el PP los dos que tenía y no conseguir escaño ni Cs ni Vox.

Desde el País Vasco también el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, se ha mostrado convencido de que la coalición soberanista y ERC van a "jugar juntos esta partida" en los "grandes temas" del Congreso como la posible investidura. Para Otegi estas elecciones muestran que "el carácter plurinacional del Estado es más que evidente" y será la base para cualquier negociación. 

Por parte de ERC Gabriel Rufián ha aclarado que pedirán a Sánchez "diálogo y negociación" para permitir una investidura. La plurinacionalidad y el derecho a la autodeterminación es el punto de partida: "Estamos abiertos a cualquier propuesta pero la nuestra es un referéndum negociado. Hay que hablar con voluntad y discreción", ha explicado esta semana durante una entrevista en Carne Cruda

El pacto con Cs y las resistencias del PSOE

Frente a esto estará Ciudadanos, el aliado que la CEOE y la patronal está pidiendo a Sánchez que elija. El partido de Albert Rivera ha basado su campaña en defender la "unidad de España" frente a la "España plurinacional" con propuestas que pasan por la expulsión del Congreso de los partidos que no alcancen el 3% estatal. Para Ciudadanos es imprescindible que Sánchez se aleje de los partidos catalanes para negociar cualquier acuerdo y los socialistas no quieren cerrar puertas a ninguno de los escenarios. Aunque de momento aclaran que su socio preferente es Unidas Podemos no han descartado ninguna otra posibilidad. 

El reconocimiento de la plurinacionalidad por parte de Sánchez se ha recuperado en el programa del 28-A

La hemeroteca del propio Sánchez le empuja a este camino. En junio de 2017 el PSOE reconoció la plurinacionalidad del Estado español. En el 39 Congreso federal de los socialistas se aprobó una enmienda a su ideario político en la que se planteaba "una reforma constitucional federal manteniendo que la soberanía reside en el conjunto del pueblo español debe perfeccionar el reconocimiento del carácter plurinacional del Estado español apuntado en el artículo 2 de la Constitución". Un paso que no estuvo exento de polémica y que nunca ha dejado de tenerla. 

Esta reivindicación pasó a segundo plano y en el programa electoral del PSOE se comprometen a dar un "nuevo impulso al autogobierno" en Catalunya pero evitan referirse directamente a la plurinacionalidad. Por esto mismo desde la izquierda han pedido en varias ocasiones a Sánchez que sea "valiente" para dar un paso y recuperar esta reivindicación. Ahora la plurinacionalidad será clave para el futuro gobierno y el PSOE tendrá que elegir uno de los dos caminos. 

Más noticias en Política y Sociedad