Público
Público

Elecciones 2-D Todos buscan un cara a cara con Susana Díaz

RTVE ofrece a todos los partidos un debate individual con la presidenta y esta dice que eso lo decidirán los partidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Inés Arrimadas, que desembarcó hoy en Sevilla para apoyar la campaña del candidato de Ciudadanos a la Junta de Andalucía,  Juan Marín. Europa Press

Todos los partidos y todos los líderes quieren un cara a cara con la presidenta de la Junta, Susana Díaz. Tanto Juanma Moreno (PP), como Teresa Rodríguez (Adelante Andalucía) como Juan Marín (Ciudadanos) han mostrado su disposición a aceptar la oferta que Televisión Española ha puesto sobre la mesa y han retado a Susana Díaz a hacer lo mismo. La presidenta esta mañana manifestó que habrá debates electorales porque tiene esa responsabilidad con los ciudadanos, pero prefirió por el momento despejar el balón de cuántos y con quiénes. Díaz manifestó que ya se verá “dónde, cómo y quienes” y que eso lo decidirán los partidos.

La RTVE ha trasladado a los partidos con representación en la Cámara andaluza la propuesta de celebrar un debate a cuatro el próximo día 19 de noviembre entre los candidatos a presidir la Junta de Andalucía y un cara a cara de Díaz con cada uno de los líderes, que tomaría como referencia la representación actual en la Cámara e iría por tanto de menor a mayor. Así, Marín iría el 22 de noviembre; Rodríguez el 26, y Moreno cerraría la ronda de combates el día 28.

La propuesta iguala a todos los partidos de la oposición. El último cara a cara en unas andaluzas fue en 2008 entre Chaves y Arenas

Díaz señaló -en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press- que si los candidatos a la Presidencia de la Junta de los demás partidos le reclaman un cara a cara será porque “dan por hecho” que el PSOE va a ganar las elecciones. Lo cierto es que la oferta de RTVE es inédita hasta el momento porque iguala a todos los partidos de la oposición. Hasta el momento, en Andalucía, los cara a cara, aunque escasos, han sido patrimonio de los partidos más votados, PSOE y PP. El último se celebró en los comicios de 2008, entre el entonces presidente Manuel Chaves y su eterno rival, Javier Arenas, porque en 2012, Arenas -que se veía ganador en su duelo con José Antonio Griñán y Diego Valderas (IU)- no quiso debates y llegó al extremo de dejar plantados a Griñán y Valderas, que debatieron con una silla vacía, la que le hubiera correspondido a él, en Canal Sur. En los pasados comicios, de 2015, tampoco hubo cara a cara. Se celebraron entonces dos debates televisados a tres bandas (entre Moreno, Díaz y Maíllo (IU), porque Podemos y Ciudadanos aún no tenían representación parlamentaria), uno en RTVE y otro en RTVA, que aún no ha hecho públicos sus planes para estas autonómicas.

Para Marín y para Rodríguez un cara a cara con la presidenta es en principio una golosina irrechazable, porque les permitiría a ambos contraponer de manera directa su proyecto con el de Díaz. Para Moreno también, pero le restaría valor a su imagen de alternativa al PSOE que se celebrasen también los otros dos cara a cara. “Me huelo que no quiere hacer el cara a cara conmigo”, dijo Moreno. "Yo acepto debatir cara a cara con usted en la televisión pública Sra. Díaz, ¿acepta usted el reto? Es bueno para Andalucía que se confronten ideas con naturalidad democrática, ¿no le parece?", escribió Rodríguez en su cuenta de Twitter. Si la presidenta aceptase el envite, lo que no está claro que vaya a hacer, lanzaría un mensaje claro de que ya ha comenzado a trabajar el nuevo escenario político que parece que va a emerger de los comicios. Uno en el que el PSOE tendrá que pelear duro los acuerdos.

Desde luego, si se atiende a los pronunciamientos de cada uno de los partidos, incluido el propio PSOE, que busca repetir un Ejecutivo monocolor, y de las encuestas y prospecciones conocidas, nadie formará un gobierno de coalición con los socialistas, que deberán buscar apoyos para la investidura y los presupuestos de cada año o bien a la derecha o bien a la izquierda.

Arrimadas en Sevilla

A falta de contar los votos y de saber cómo le ha ido a cada uno, y por tanto, de saber quién cumple con su palabra y quien no, en términos dialécticos, las puertas de la derecha están en este momento cerradas, mientras que en las de la izquierda parece haber un hueco. Esta mañana desembarcó en Sevilla -por primera vez desde que se convocaron los comicios- Inés Arrimadas, la gran baza de Ciudadanos en estas elecciones, que tratará de empujar a Marín hasta el 2D poniendo sobre la mesa su victoria en los últimos comicios en Catalunya y su papel -muy apreciado en numerosísimos sectores de Andalucía- durante la crisis de hace más de un año. “Tenemos una oportunidad histórica de ganar el mejor futuro para los andaluces”. “Si lo conseguimos en Cataluña, que parecía imposible, lo podemos conseguir en Andalucía”, dijo Arrimadas.

"Toda España mira a Andalucía. No se puede tener un proyecto para España sin tener claro uno para Andalucía"

La dirigente de Ciudadanos insistió en que Díaz va a tener que buscarse otro aliado en la próxima legislatura y que todo el partido secunda la decisión de no volver a apoyar su investidura. La estrategia de Ciudadanos de cara a estos comicios es clara. Empujar al PSOE a la izquierda, hacia Podemos, para ocupar el espacio de centro y tratar de captar también voto de derechas. El objetivo es ciertamente ambicioso: quedar segundos, configurarse como alternativa al socialismo en Andalucía y darle un resultado a Albert Rivera que le permita disputarle el liderazgo en la derecha a Pablo Casado.

Toda España mira a Andalucía, esta campaña va a despertar el interés de todo el país y es bueno que sea así porque no se puede pretender tener un proyecto para España sin tener claro un proyecto para Andalucía”, ha sostenido Inés Arrimadas antes de defender que “no se puede gobernar España dejando a un lado lo que pasa en esta tierra”, dijo Arrimadas.

Mientras, en la izquierda, Teresa Rodríguez reiteró su posición ya conocida. En una entrevista en el programa Carne Cruda, Rodríguez dijo que Adelante Andalucía, la coalición con la que Podemos, IU y otras fuerzas andalucistas comparecen en las elecciones, aspira a tener una mayoría suficiente que le permita gobernar en la comunidad, pero si no lo logra, podría apostar “por un programa de políticas de cambio”. “Cuando el PSOE está débil y no tiene más remedio que llegar a acuerdos con nosotros, no tiene más remedio que subir el SMI o las pensiones contributivas”, dijo Rodríguez, según recoge Europa Press.

El PP se dedicó de nuevo a llevar la campaña al terreno de la corrupción, en su empeño de describir el Gobierno de Andalucía como un régimen podrido. La secretaria general del PP-A, Loles López, afirmó que una nueva investigación judicial sobre la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) demuestra que “la corrupción de cuarenta años de socialismo andaluz es endémica”.

El PP: "Tenemos ante nosotros un fondo  de reptiles descomunal, una caja negra para gastar evitando a la Intervención"

López se refería a una providencia, con fecha 1 de octubre, en la que la jueza de instrucción Pilar Ordóñez Martínez reclama, en el plazo máximo de 45 días, a la Consejería de Economía y Hacienda certificación de todas las transferencias de financiación de explotación o de capital y finalistas acordadas y realizadas por las distintas consejerías del Gobierno andaluz al Instituto de Fomento de Andalucía (IFA), posterior Agencia IDEA, durante el periodo 2000 y 2011. Las transferencias de financiación fue el sistema que se utilizó para el pago de los ERE fraudulentos y que está siendo juzgado en la Audiencia Provincial en estos momentos.

“El tiempo y la Justicia, como ha ocurrido en otras ocasiones, volverán a dar la razón a las denuncias que ha venido haciendo el PP y a dejar en evidencia la corrupción sistémica de los gobiernos socialistas en Andalucía”, manifestó López. “Lo que tenemos ante nosotros es un fondo de reptiles descomunal, una caja negra a la que llegaba dinero de todas la Consejerías para gastarlo evitando los controles y la fiscalización de la Intervención de la Junta”, remachó la número dos de Juanma Moreno.

Más noticias en Política y Sociedad