Público
Público

Elecciones Andalucía 2018 Iglesias: "En Andalucía, como hace 40 años, se está jugando el destino de España"

Teresa Rodríguez se proclama como la alternativa a Susana Díaz, no da tregua al PSOE de Andalucía y arremete contra lo que denomina el susanismo, que "se parece tanto al socialismo como un huevo a una castaña"

Publicidad
Media: 5
Votos: 4

Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez, por José Camó.

"El pueblo unido, jamás será vencido", cantaba la gente antes de que arrancase el mitin en el que los líderes de Podemos, Pablo Iglesias, e IU, Alberto Garzón, desembarcaron en Andalucía para arropar la candidatura de Teresa Rodríguez (Adelante Andalucía) a la presidencia de la Junta. Ante algo más de 2000 personas, que acudieron al Palacio de Ferias y Congresos de Sevilla, y otras 1.500 que lo siguieron por las redes, los y las intervinientes construyeron un acto festivo, con mucha carga emotiva y cierta pasión y épica, en el que quedaron claro sus objetivos fundamentales: el derribo de 36 años ininterrumpidos de gobiernos socialistas, y  las ganas de mejorar las cosas para la gente que sufre.

Iglesias abrochó un discurso breve y directo en el que ubicó a Andalucía como una pieza clave en el tablero político español, igual que lo fue durante la transición a la democracia. Iglesias reivindicó el proceso autonomista que desembocó en el primer Estatuto y en la creación de la Junta de Andalucía.

En la primera parte de su intervención, apeló a la memoria de los mayores para introducir la idea. Iglesias narró: "¿Os acordáis de lo que sucedió hace 40 años en Andalucía y en España? Se estaba construyendo un nuevo país. Andalucía no estaba invitada a esas reuniones. Los términos como nacionalidad histórica estaban reservados para otros territorios. Y llegó el 4D y el 28F y llegó el pueblo andaluz. Y se ganó el derecho a ser reconocido como nacionalidad histórica”.

"El factor decisivo para que España cambie va a ser Andalucía, otra vez, como hace 40 años"

Y, luego, unos minutos después, remató la faena, invocando el poder de Andalucía para cambiar las cosas, otra vez hoy, como entonces: "El factor decisivo para que España cambie va a ser Andalucía, otra vez, como  hace 40 años. Aquí se está jugando el destino de España. Hace falta que Andalucía vuelva a decir otra vez al resto de España. Ya está bien. No queremos ser periferia de Europa. [Queremos ser] punta de lanza". Iglesias agregó: "España también está en una encrucijada. Hay una posibilidad de cambio. Es ese país del 15M, feminista, de los ayuntamientos del cambio”.

Cerró el argumento Iglesias: "Necesitamos una Andalucía fraterna, que haga de la bandera verde y blanca la bandera de la solidaridad y la justicia social. Adelante Andalucía es una señal que marca un compromiso histórico para una España más fraterna".

Hay que hablar de Andalucía

Iglesias inició el mitin con un homenaje a los "militantes que nunca aparecerán en un cartel electoral". "Sois la sangre que hace moverse esta campaña electoral. Gracias por vuestro compromiso y trabajo. Gracias a los trabajadores y trabajadoras. Esos invisibles de los que no se habla en las campañas". Y luego, lanzó un mensaje a la derecha. "El patriotismo significa que cuando vienes a Andalucía hay que hablar de Andalucía"

A continuación, Iglesias defendió una Europa con derechos sociales y servicios públicos y reclamó que se vuelvan los ojos hacia el sur. "Como Europa no mire al sur, se acabó Europa. El proyecto europeo -afirmó- se construyó sobre la victoria del antifascismo. La constitución italiana de 1948, la ley fundamental de Bonn, estaban inspirados por el contrato social del antifascismo. Que lo escuche la señora Merkel. Sur, sur”.

"¿Hubiera sido posible la moción de censura si Díaz hubiera ganado las primarias o seguiría gobernando Rajoy?"

El secretario general de Podemos reivindicó el acuerdo de presupuestos al que llegó con el presidente Pedro Sánchez y dejó en al aire unas cuantas preguntas directamente dirigidas a los votantes andaluces, a quienes "no están en el mitin": "¿Hubiera sido posible la moción de censura [a Rajoy] si Díaz hubiera ganado las primarias o seguiría gobernando Rajoy? ¿Habría sido posible el acuerdo de presupuestos si la señora Díaz hubiera ganado las primarias o quizá hubiera preferido el acuerdo con Ciudadanos? ¿Qué hubiera preferido la señora Díaz? ¿Qué significa Andalucía para la señora Díaz? ¿El segundo plato, después de perder las primarias en el PSOE? Esto se lo está preguntando mucha gente en este país”.

Los líderes de Podemos y Adelante Andalucía, en el escenario, esta mañana en Sevilla. José Camó.

El exdefensor del Pueblo andaluz, José Chamizo, fue quien arrancó el acto político, después de la actuación de la chirigota de Vera Luque. Chamizo destacó la “serenidad” de los candidatos de Adelante Andalucía en esta campaña. Y les invitó a "plantear las propuestas desde la calma, que no quiere decir falta de energía". Ondeaban banderas de Andalucía, con la palabra Adelante, en letras negras inscritas en ellas, banderas del Sahara libre, banderas republicanas, alguna bandera suelta con la hoz y el martillo. Mari García, diputada en el Parlamento de Andalucía, tomó después la palabra, justo antes de Iglesias. Dijo García: "Hay derechos que nos arrebatan día tras día. Hay un Gobierno que se dice socialista. Han sido políticas de recortes y en el medio rural lo hemos sufrido". Y después, de Teresa Rodríguez, hablaron también, las dos pilares, las andalucistas Pilar González, quien subió al atril con una bandera andaluza a la manera de una capa, y PIlar Távora

Ni mijita

Iglesias dio el pie a Teresa Rodríguez, a quien presentó como la próxima presidenta de la Junta de Andalucía. Se abrazaron ambos líderes en el escenario. Y después, Rodríguez arrancó un discurso en el que tocó múltiples temas y en el que no dio tregua al PSOE de Andalucía y a Susana Díaz. Rodríguez explicó por qué en el debate del pasado lunes no había sido especialmente beligerante con la presidenta y se esforzó en despejar dudas sobre ningún tipo de acercamiento al PSOE, por si acaso alguien había entendido mal. 

Así, dijo Rodríguez: "Ahora yo sé que querrían tenerme chillando al lado de Susana Díaz en un debate. Tengo la obligación de presentarme no como opositora a Susana Díaz, sino como la alternativa. Yo soy la alternativa a Susana Díaz en estas elecciones”.

Y agregó, en otro momento, sobre este tema, con toda claridad: "En Adelante Andalucía no vamos a volcar todo este caudal en un Gobierno de Susana Díaz. Que no. Que ni mijita. que somos la alternativa. Que vamos los segundos y podemos ser los primeros. Que se acabó. Le hemos dado un montón de oportunidades. Se acabó”.

"Que no. Que ni mijita. Que somos la alternativa. Que vamos los segundos y podemos ser los primeros"

Rodríguez explicó el gobierno que quieren: "Queremos construir un gobierno que sea un escudo de la gente, que defienda a la gente como una fiera a sus crías. En el que ni un euro vaya a empresas que incumplen la normativa medioambiental. Un gobierno escudo. Un Gobierno escudo frente a los patriotas de pacotilla que sacan muy grande la bandera de España, pero no nos defienden de las multinacionales que están aplastando el comercio local”.

La candidata de Adelante Andalucía arrancó: "Vamos a tener la valentía que le falta a la derecha de este país para señalar con el dedo a los fascistas. Y al PSOE para señalar con el dedo a los fascistas. Ellos son los típicos matones de patio que se metían siempre con los más débiles. Son unos cobardes. Nunca se metieron con la banca, con los poderosos. Es muy fácil meterse con los más débiles". La gente interrumpió el discurso de Rodríguez y comenzó a corear el himno ¡No pasarán! "Vamos a ser la barrera de contención a la extrema derecha. Los bancos han ganado dinero con la crisis. La única minoría peligrosa de este país son lo banqueros y grandes empresarios. Nosotros queremos para Andalucía una banca pública", reivindicó después Rodríguez.

"Queremos construir un gobierno que sea un escudo de la gente, que defienda a la gente como una fiera a sus crías"

La candidata de Adelante Andalucía recomendó la película del comprometido director de cine británico Ken Loach, Pan y Rosas, y dedicó buena parte de su tiempo a destacar las diferencias entre su proyecto y el del PSOE de Andalucía, al que definió como susanista, diferente al socialista. Leyó el currículum de la presidenta y dijo: "¿En qué está pensando Susana Díaz? ¿En ella misma o en la gente? El susanismo se parece al socialismo lo mismo que un huevo a una castaña"

Añadió la candidata: "Nos reprochan que votamos en contra de igualdad. Su feminismo y el nuestro también son diferentes. El suyo es un feminismo de cartón piedra, de algunas que viven del feminismo. Les dan igual las Kellys de los negocios hoteleros que reciben subvenciones de la Junta de Andalucía. Les dan igual las condiciones de trabajo de las kellys de la administración, de las que hacen posible la limpieza de los quirófanos. Les dan igual las pensiones no contributivas. Han anunciado ahora en campaña un aumento en pensiones no contributivas. Estamos muy orgullosos de eso, de haber metido en campaña este tema. Pero cuando leemos la letra pequeña,  solo son 40 céntimos, que dejen de insultar a nuestras madres, que ya está bien". 

Maíllo llama a la movilización

El acto lo cerraron los líderes de IU, Alberto Garzón y Antonio Maíllo, quien puso al público en pie con su pequeño homenaje al histórico comunista Antonio Romero, presente en el mitin. Ambos, llamaron a la movilización de las bases y de la militancia para lograr cada voto que se pueda lograr: "Debemos quitarnos el velo de las certidumbres pasadas. En el espacio de la derecha hay una guerra civil, allá ellos con su batalla, que es ajena a los intereses de nuestra tierra. Pero hay otra quiebra de certidumbre. El PSOE siempre ha configurado su hegemonía pidiendo su adhesión a gente que no compartía su proyecto con el ¡que viene la derecha! Ahora dice Susana Díaz que vienen las derechas. ¡Ella es [la derecha]¡". "El futuro de Andalucía empieza hoy. Construimos un proyecto que nos tiene que trascender", resumió Maíllo. 

Garzón manifestó que la crisis había sido una estafa y criticó que las cosas suceden no porque sí, porque tengan que suceder invariablemente de esta manera, sino porque se toman las decisiones para que sea así. "Hay alternativa. No es un problema técnico, sino político. Es un problema de quién defiende a quién", resumió el coordinador de IU.

El acto se cerró con todos los líderes en el escenario, con la gente emocionada, todos juntos cantando el himno de Andalucía. En resumen: los y las asistentes se fueron a sus casas con el eco de esta frase bien metido en el cuerpo: "Sí se puede”.

Más noticias en Política y Sociedad