Público
Público
Únete a nosotros

Las elecciones andaluzas recortantodavía más los plenos del Congreso

La Cámara baja suprime el pleno programado para la tercera semana de marzo tras la convocatoria electoral de Susana Díaz y deja el último periodo de sesiones de la actual legislatura en apenas 12 reuniones plenarias, muy condicionadas por las citas con las urnas.

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2

Congreso de los Diputados. /EFE

MADRID.- La recta final de la actual legislatura de las Cortes Generales, la X tras la aprobación de la Constitución en 1978, no pasará a la historia del parlamentarismo ni por la cantidad ni por la calidad del trabajo legislativo desarrollado por los diputados y senadores; tampoco por sus aportaciones a los estudiosos de los diarios de sesiones de ambas cámaras.

Esta segunda semana de febrero arranca formalmente el periodo ordinario de sesiones de 2015 tanto en el Congreso de los Diputados como en el Senado que con toda seguridad será el último de la legislatura iniciada en los últimos días de diciembre de 2011. Desde 18 de diciembre del pasado año apenas ha habido un pleno extraordinario, de día y medio, en la tercera semana de enero.

El trabajo parlamentario programado para este periodo de sesiones se extiende hasta la última semana de junio y a lo sumo habrá un pleno extraordinario en julio. Tras el verano lo más probable es que sus señorías ya no vuelvan a verse las caras. Mariano Rajoy disolverá ambas cámaras a lo largo del mes de septiembre para convocar elecciones entre finales de octubre y mediados de noviembre.

El Ejecutivo de Rajoy mantiene un importante atasco de proyectos legislativos

Pero esa premura de “tiempo” parlamentario que le queda al Ejecutivo de Rajoy, que mantiene un importante atasco de proyectos legislativos tanto en sede parlamentaria como en la mesa del Consejo de Ministros, no parece importarle en absoluto. Tanto es así que el calendario normal de trabajo parlamentario se ha reducido significativamente.

De entrada, los comicios municipales y autonómicos, previstos para el 24 de mayo, han eliminado el pleno que debería celebrarse en la cuarta semana del mes. Una tradición parlamentaria no escrita pero muy asentada establece que no se celebre sesión plenaria durante la semana anterior a una cita electoral autonómica. Si hay comicios municipales también, razón de más.

Este año, pese a que se celebran elecciones generales, habrá debate del estado de la nación, según acordaron la semana pasada el presidente Mariano Rajoy y el líder de la oposición, el socialista Pedro Sánchez. Será los días 24 y 25 de este mes y aunque su desarrollo es en el marco de una sesión plenaria de la Cámara baja toda la atención se dedica a ese acontecimiento que paraliza cualquier otra actividad legislativa.

La convocatoria de las elecciones al Parlamento de Andalucía realizada por la presidenta de la Junta, Susana Díaz también ha acabado condicionando el calendario parlamentario. El anuncio de comicios para el 22 de marzo hecho por Díaz ha obligado a la Mesa de la Cámara baja a suspender el pleno que estaba previsto para la tercera semana de ese mes.

A esta reducción de actividad parlamentaria “formal” hay que sumar el hecho de que los próximos meses estarán condicionados políticamente por las citas electorales

Es decir, de las 15 convocatorias de pleno que “cabían” a priori en este último periodo ordinario se sesiones de la actual legislatura para el trabajo legislativo ha habido una reducción detrás; es decir, un 20%. “La verdad es que a esta legislatura de la mayoría absoluta de Rajoy y del PP le quedan dos telediarios”, reconoce una veterana diputada de la oposición.

A esta sustancial reducción de actividad parlamentaria “formal” hay que sumar el hecho de que los próximos meses estarán condicionados políticamente a más no poder por las citas electorales. Primero por los comicios andaluces, previstos para el 22 de marzo, y casi sin solución de continuidad – con semana santa por en medio - por el superdomingo electoral del 24 de mayo con urnas colocadas en cada uno de los más de 8.000 municipios en toda España y en 13 comunidades autónomas.

Detrás de este escenario se sitúan los comicios en Catalunya, previstos para el 27 de septiembre, y las elecciones generales apenas un mes o mes y medio después. Todas estas citas, claro está, con sus correspondientes campañas electorales y una muy larga campaña preelectoral que prácticamente ya ha comenzado y no finalizará hasta bien entrado el otoño.

El Congreso de los Diputados –en menos medida el Senado – será uno de los focos que atraerá la atención de la actividad política, pero no por una agenda estrictamente parlamentaria o por la productividad legislativa. El año electoral de 2015, que tantas sorpresas puede deparar, acaba de empezar.

Más noticias en Política y Sociedad