Público
Público

Elecciones europeas Sánchez convence a Borrell para encabezar las listas del PSOE al Parlamento europeo

El ministro, que se resistía a dar el paso, se reunió el viernes con el presidente del Gobierno para desbloquear la situación 

Publicidad
Media: 2
Votos: 4

El ministro de Exteriores español, Josep Borrell. / EFE

A sus 71 años y habiendo sido hasta presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell ha decidido volver a Europa. La dirección federal del PSOE informó a primera hora de la mañana del martes que, finalmente, será el todavía ministro de Exteriores el cabeza de lista del PSOE a las elecciones europeas.

Borrell siempre estuvo en las quinielas pero se resistió hasta el final a dar el paso. La situación, según fuentes consultadas, se desbloqueó el pasado viernes en una reunión que mantuvo con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Esta será la segunda ocasión en la que Borrell será candidato al Parlamento Europeo, ya que también lo fue en 2004, las últimas elecciones europeas en las que el PSOE logró ser el partido más votado en estos comicios.

Desde que llegó al Gobierno de Pedro Sánchez, el nombre de Borrell estuvo encima de la mesa para encabeza las candidatura, pero él miso fue diciendo a numerosos dirigentes socialista que no entraba en sus planes. Sin embargo, finalmente ha accedido y, además de ser un más que claro candidato a ser la voz de la socialdemocracia en Europa, podría también convertirse en comisario europeo si tiene mayoría suficiente en el Consejo.

La trayectoria política de Borrell es más que extensa y ha sido protagonista de la vida política del PSOE desde los años ochenta, partido en el que empezó a militar en 1975. Tras una etapa de concejal en Majadahonda, fue nombrado secretario de Estado de Presupuestos en 1982 con la llegada de Felipe González a La Moncloa y, posteriormente, de Hacienda. De 1991 a 1996 fue ministro de Obras Públicas

El hombre que ganó al "aparato"

Pero su mayor notoriedad mediática la alcanzó en 1998 cuando se presentó a las primarias del PSOE para ser candidato a la Presidencia del Gobierno, logrando ganar aquel proceso e imponerse al secretario general del partido, Joaquín Almunia, quien tenía todo el "aparato" del PSOE a su favor. No falta quien hace paralelismos con lo que le pasó en 2017 a Pedro Sánchez.

Sin embargo, renunció poco después a verse salpicado por un escándalo que afectó a uno de sus antiguos colaboradores y por el bloqueo interno que sufrió por parte del propio partido, por lo que finalmente fue Almunia el candidato. Y eso le hizo abandonar la primera línea política.

José Luis Rodríguez Zapatero lo rescató en el 2004 como cabeza de lista al Parlamento Europeo, y eso le convirtió posteriormente en presidente del Parlamento de la UE. Acabado el mandato, Borrell se alejó bastante de la vida política, entrando en el Consejo asesor de Abengoa.

Sin embargo, a partir del auge del independentismo, volvió a coger un gran protagonismo político, que se visualizó en una dura intervención en una manifestación en Barcelona contra del separatismo.

Borrell siempre estuvo al lado de Pedro Sánchez y fue uno de los pocos que lo defendió en el Comité Federal del 1 de octubre de 2016 que acabó con la destitución del líder socialista. También le apoyó en las primarias frente a Susana Díaz. 

Sánchez no dudó en contar con él cuando llegó al Gobierno y, aunque le costó convencerle, finalmente Borrell accedió a ser ministro de Asuntos Exteriores. En esta etapa, además de la dura negociación del Brexit, se ha caracterizado por combatir activamente el mensaje independentista en Europa y proclamar por todos los rincones que España es una "democracia plena".

Más noticias en Política y Sociedad