Público
Público

Elecciones en Galicia El incierto futuro de En Marea tensa las fórmulas de la izquierda gallega para el 5A

Luis Villares se retira de la política y las coaliciones de la izquierda gallega todavía están por definirse. Para él, todos los grupos deberían unirse, incluidos el PSOE y BNG, y evitar así que Feijóo siga en la Xunta de Galicia.

El portavoz de En Marea, Luis Villares, tras anunciar que no se presenta a las elecciones autonómicas y que deja la política. (LAVANDEIRA JR | EFE)
El portavoz de En Marea, Luis Villares, tras anunciar que no se presenta a las elecciones autonómicas y que deja la política. (LAVANDEIRA JR | EFE)

Este pasado miércoles, el portavoz parlamentario de En Marea y el que había sido cabeza de listas en las anteriores elecciones autonómicas gallegas, Luis Villares, anunció, ya en plena precampaña electoral para las autonómicas en Galicia, su retirada de la política y que por tanto no repetiría como candidato en la cita electoral del próximo 5 de abril. Su intención era unir a la izquierda gallega en las próximas elecciones de abril, pero considera que no lo ha logrado y por eso se va.

En su despedida, Villares, quien ahora volverá a su puesto como magistrado en el Tribunal Superior de Xustiza Galego (TSXG), cargó contra Podemos, Esquerda Unida (EU) y Anova: "Estamos asistiendo a un combate de sillones", sentenció.

Hace cuatro años, Podemos, EU y Anova concurrieron juntas a las elecciones autonómicas bajo la marca de En Marea. Lograron 14 diputados –los mismos que el Partido Socialista de Galicia (PSdeG)– y se situaron como la principal fuerza de oposición en Galicia.

Sin embargo, en 2019, Podemos, EU y Anova decidieron salir de En Marea por discrepancias con su líder: la alianza desapareció y continuaron por separado en el Parlamento Galego. En Marea constituyó en la Cámara gallega el Grupo Mixto y se quedó con cuatro diputados; los demás fueron para los tres partidos restantes, que conformaron el "Grupo Común da Esquerda".

Villares declaró en su carta de despedida que aún no dio con una "razón programática" que impida un "gran acuerdo" en la izquierda gallega para ir "unida a las elecciones" y ofrecer así una "alternativa progresista" para luchar contra el Partido Popular (PP). Sobre todo cuando los sondeos reflejan la entrada de Vox en el Parlamento Galego. Además, la derecha también acude fraccionada a estos comicios: Ciudadanos Galicia concurrirá también en solitario tras la negativa de Feijóo a Inés Arrimadas. Aunque haya mantenido conversaciones con todas las fuerzas del espectro soberanista, según Villares las ideas "nunca" fueron un obstáculo para las negociaciones.

De hecho, también demostró su desconcierto a que el PSdeG y el BNG no se planteen la posibilidad de ir fusionados a los comicios autonómicos, Villares sentenció: "No entiendo por qué nos tenemos que enfrentar en las elecciones las Mareas, el Bloque, Anova, Podemos e incluso el PSOE". De todas formas, Villares espera que en estos próximos días, en los que aún se tienen que decidir las coaliciones y candidaturas –el plazo para registrar coaliciones termina el 21 de febrero a medianoche–, "el espacio de la izquierda nacional gallega tenga sensatez". ¿Qué pasará con En Marea de cara al 5 de abril? Su futuro se abre en dos caminos: la desaparición de la organización o una nueva candidatura.

Por el momento, las únicas candidaturas claras en la izquierda gallega desde hace meses son la del PSdeG, con Gonzalo Caballero y la del Bloque Nacionalista Galego (BNG) con Ana Pontón. Ambas concurrirán en solitario. Caballero cuenta con el apoyo del presidente Pedro Sánchez y la candidatura de Pontón toma impulso por la presencia del BNG en el Congreso de los Diputados. Además, Pontón aprovecha su "distancia" con los grupos que gobiernan en la capital para posicionarse como la única fuerza "que no tiene que mirar para Madrid para pedir permiso".

En cuanto a Podemos Galicia, todavía se desconoce qué partidos integrarán la coalición con Esquerda Unida. Antón Gómez-Reino, secretario de Podemos Galicia, anunció la semana pasada su candidatura a las primarias de Podemos en Galicia. Se presentará con EU, de la que Eva Solla es candidata y coordinadora nacional. Desde el primer momento, Gómez-Reino afirmó la buena relación de ambas coaliciones e informó de que estaban en constante diálogo con otras fuerzas de cara a una posible coalición. Sin embargo, son conscientes del peso fundamental de su marca ahora que la ferrolana Yolanda Díaz, de EU, ejerce como Ministra de Trabajo.

A falta de un día para registrar las alianzas políticas, Podemos lanzó una consulta online a sus inscritas para "decidir la fórmula con la que concurrir más fuertes y unidas a las elecciones".

¿Qué ocurre con Anova y las mareas?

Podemos y EU conforman el Grupo Común en la Cámara gallega con Anova, una escisión del BNG fundada por Xosé Manuel Beiras. Su cabeza de lista es Antón Sánchez, actualmente diputado autonómico. Anova está llamada a sumar fuerzas con Podemos y EU –es una apuesta de coalición clara–, porque en general ir por separado les restaría apoyos, al igual que ocurriría con las mareas municipales Compostela Aberta y Marea Atlántica, formaciones que pese a su carácter municipalista no descartan presentarse con sus siglas a las eleccionea autonómicas. 

En este sentido, Compostela Aberta es un partido político que lidera una candidatura de "unidad popular" y que se presentó por primera vez en las Elecciones municipales de 2015. Martiño Noriega fue elegido como candidato, también miembro de Anova-Irmandade Nacionalista. La candidatura fue apoyada por varios grupos: Esquerda Unida, Anova, Equo, Podemos, y el Espazo Ecosocialista Galego.

Asimismo, estos grupos también apoyaron a Marea Atlántica. La formación surgió igualmente en 2015 en A Coruña para presentarse a las elecciones municipales de la ciudad. Su objetivo fue construir una propuesta de cara a las elecciones de aquel año y finalmente quedaron en segunda posición empatando a escaños con el PP. En la sesión de investidura, lograron mayoría gracias a los votos de PSOE y BNG. El líder de la formación es Xulio Ferreiro y se convirtió en aquel momento alcalde de la ciudad.

En caso de acuerdo con Podemos y EU, para que los cabezas de listas de Anova, Compostela Aberta y Marea Atlántica salieran elegidos, deberían ocupar los primeros puestos de las listas. El problema es que todos son de la provincia de A Coruña y solo puede salir uno. Eva Solla de EU negó, contradiciendo a Villares, que "los nombres" sean el principal escollo para pactar. Además, insistió en que confiaba en que después de todo, llegasen a un acuerdo.

El panorama después de las elecciones puede provocar uniones entre los grupos, ya que los sondeos apuntan a una pérdida de la mayoría absoluta del PP. De ser así, las izquierdas gallegas se necesitarían entre sí para gobernar. Pero antes tendrán que ponerse de acuerdo, lo que no parece nada fácil.

Más noticias de Política y Sociedad