Público
Público

Elecciones generales 10-N Casado y Rivera eligen Andalucía para el arranque oficial de su campaña

Desde el PP quieren darle especial importancia a los territorios en los que gobiernan para citarlos como ejemplos a seguir en el Gobierno central. Ocurre lo mismo con Cs, que apela a la utilidad de su voto para "regenerar" la vida política.

El presidente del PP, Pablo Casado (d), y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante el acto de recuerdo a los 193 fallecidos en los atentados del 11M. /EFE

marta monforte jaén

Los líderes de PP y Ciudadanos, Pablo Casado y Albert Rivera respectivamente, inician la campaña electoral en Sevilla, en el caso del ‘popular’ y de Cádiz, por lo que respecta al dirigente de Cs. Ambos han coincidido en elegir Andalucía para el arranque oficial de campaña, el 31 de octubre, con la tradicional pegada de carteles electorales. En la anterior convocatoria, Casado se decantó por celebrarlo en un local de la capital en pleno Parque del Retiro y Rivera se presentó vía holograma en la sede de Ciudadanos mientras él se encontraba físicamente en Pedraza (Segovia).

A Casado lo acompañará el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno y el enclave elegido es un hotel de la capital andaluza. Desde el PP quieren darle especial importancia a los territorios en los que gobiernan para citarlos como ejemplos a seguir en el Gobierno central. Sin embargo, si se confirma la tendencia de las encuestas, el socio prioritario de Casado ya no será Rivera, sino Abascal, lo que preocupa a muchas voces en Génova.

Por su parte, Rivera acudirá a un encuentro ciudadano acompañado por la número uno al Congreso por la provincia de Cádiz, María del Carmen Martínez. Más tarde, poco antes de las 00:00 acudirá a la pegada de carteles. Tras pasar por Cádiz este jueves, Rivera acudirá el viernes a Málaga, donde presentará las propuestas económicas clave de su programa electoral.

Al igual que al PP, a Ciudadanos le interesa acudir a aquellos territorios en los que ha habido un cambio de Gobierno gracias a sus escaños. Andalucía, Castilla y Léon y Murcia son algunos ejemplos de ello. El grueso del crecimiento de la formación ‘naranja’ el 28 de abril se produjo en la España Interior -las Castillas, Aragón y Extremadura- además de Madrid y Andalucía.

Andalucía es una pieza clave en los cálculos electorales de todos los partidos, al ser la provincia que más escaños reparte (61), seguida de Catalunya (48) y Madrid (31). Sin embargo, el desigual reparto de escaños al aplicarse la fórmula D’Hont hace que los votos en las circunscripciones más pequeñas puedan ser clave para decantar el Gobierno en esta nueva cita electoral.