Público
Público

Elecciones generales 10-N Rivera no dimite y anuncia un congreso extraordinario que decidirá su futuro

"Quiero decir la verdad a los españoles: lo que hoy hemos tenido es un mal resultado, sin paliativos y sin excusas", ha asegurado el líder de Cs, que ha perdido 47 diputados, obteniendo 10, y 'sorpassado' por Esquerra Republicana.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera (c), y el secretario general, José Manuel Villegas (2-d), durante la valoración de las elecciones del 10-N. EFE/Mariscal

marta monforte jaén

Albert Rivera no dimite. El líder de Ciudadanos ha comparecido para valorar los resultados obtenidos, la formación ha perdido 47 escaños y se ha quedado únicamente con 10, a punto de perder el grupo propio. Previa la intervención de Rivera un sonoro aplauso ha recorrido la sede, que todavía no cree los resultados de las urnas. El dirigente ha felicitado a Pedro Sánchez y ha convocado al máximo órgano de dirección, la Ejecutiva Permanente, el lunes. También ha anunciado la celebración de un congreso extraordinario que decidirá su futuro al frente del partido.

"Los españoles han querido más Sánchez, mas Vox y menos centro", ha comenzado. "Quiero decir la verdad a los españoles: lo que hoy hemos tenido es un mal resultado, sin paliativos y sin excusas. Ante esos malos resultados creo obligatorio mañana convocar una Ejecutiva urgente para compartir con los miembros del partido el diagnóstico y asumir las decisiones que haya que tomar".

Rivera ha anunciado a renglón seguido la celebración de un congreso extraordinario "para que los militantes de Cs decidan y tomen las riendas del futuro de este partido". El líder de Cs ha asegurado que no se metió en política "para tener un escaño". El dirigente ha señalado que "no va a cuestionar" la decisión de los españoles para hacerle pasar de capitalizar el 15% del voto a apenas el 6%. 

El objetivo prioritario de la formación era conseguir un resultado que influyese de cara al 11-N. Sin embargo, con 10 diputados la formación no tendrá margen de maniobra alguno en un Congreso polorizado -y sin representación en el Senado- en el que Vox les ha sustituido como tercera fuerza política con 52 diputados, cinco menos de los que tenían los de Rivera hasta ahora.

Arrimadas gana enteros para sustituir a Rivera

Una visible emocionada Inés Arrimadas ha permanecido al lado de Rivera durante la rueda de prensa, en la que el líder de Ciudadanos no ha admitido preguntas.  A pesar de que la cuestión de la sucesión no se plantea abiertamente en el partido, varias voces con peso en el partido destacan que el único recambio posible sería ella. Se trata de una candidata mediática -ha sido la jefa de la oposición en el Parlament y ahora es la portavoz en la Cámara Baja- y la militancia y los votantes lo recibirían con agrado.

La portavoz ganó las elecciones en diciembre de 2017 en Catalunya. Un éxito sin precedentes para la formación 'naranja', que no pudo hacerse con el control del Parlament porque las fuerzas independentistas sumaban mayoría absoluta. Hasta ahora, ambos han destacan su "buena sintonía". Incluso fundadores de Ciudadanos como Francesc de Carreras la aupaban como sucesora natural de Rivera: la única que a día de hoy podría remplazarle si fuera necesario.

La incógnita está en si ella daría el paso para sucederle al frente de la formación en el congreso extraordinario. Y si Rivera se apartaría. Su liderazgo apenas ha sido discutido y la organización de Cs es puramente vertical, sin apenas espacio a la crítica interna.  ¿Funcionaría Ciudadanos sin Rivera? ¿Volvería el partido a sus esencias 'centristas'?