Público
Público

Elecciones generales 2019 Cs ultima un acuerdo electoral con UPN pese a criticar el concierto navarro y el Cupo Vasco

El presidente del partido, Albert Rivera, defendió la “incorporación al modelo común” del régimen económico de Navarra y aseguró que “no es lógico que en un sistema de corte federal tengamos tres mini haciendas”.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, interviene en un acto electoral en Zaragoza / EFE

El Fuero navarro tiene un enemigo menos del que preocuparse. Ciudadanos ultima un acuerdo de cara a las elecciones generales, autonómicas y municipales con Unión del Pueblo Navarro (UPN), un acuerdo que la ejecutiva del partido previsiblemente ratificará este martes, después de que ambas formaciones cierren algunos flecos.

Este lunes a última hora, el Consejo Político de UPN dio su visto bueno a la alianza con un 94% de los votos. El presidente de la formación navarra, Javier Esparza, adelantó que constituirán una plataforma con el nombre de "Navarra suma" e indicó que en la misma se integrará "alguna persona" propuesta por el Partido Popular.

Los contactos entre partidos se conocieron este fin de semana, y este lunes el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, detalló los motivos que han llevado a su formación a suscribir con UPN un acuerdo electoral, así como los ejes políticos del mismo. El entendimiento entre los de Albert Rivera y los de Javier Esparza, llega, como indican desde Ciudadanos, “en un momento complicado para Navarra y para España”.

Es por esto por lo que quizá los partidos han dejado de lado sus diferencias en cuestiones como el régimen foral navarro, una disposición legislativa criticada por Ciudadanos, especialmente en lo que se refiere al sistema fiscal. Aunque la principal batalla de los de Rivera en este sentido se ha librado con el Cupo Vasco, el presidente de la formación ha mostrado sus reticencias con el régimen fiscal navarro en varias ocasiones.

En una entrevista en el diario El Mundo en 2015, Rivera aseguró que rectificaría el estatus actual de la Comunidad Foral de Navarra y lo incorporaría al modelo común; “también es verdad que hay que hacerlo con tiempo, pactarlo, llevarlo a las Cortes… Pero el PP y el PSOE no han querido en los últimos años”, defendió entonces.

En 2017 el presidente de Ciudadanos volvió a remarcar en esta cuestión y en una entrevista en Onda Cero aseguró que no le parecía “lógico” que “en un sistema de corte federal tengamos tres mini haciendas”. Tan solo hace unas semanas, el líder de UPN quiso mostrar su “preocupación” por la “poca importancia que se le da al Fuero, fruto, sobre todo, del desconocimiento, unido a la confusión que están generando muchos partidos de manera interesada para desdibujar la realidad del Fuero”.

Esparza insistió entonces en la necesidad de “hacer una labor más intensa de pedagogía porque no se puede querer ni valorar lo que no se conoce”, una labor pedagógica que parece haber convencido a más de uno. Pero más allá de las declaraciones del líder navarro, con esta alianza Ciudadanos busca evitar cualquier posible pérdida de voto como consecuencia del reparto del sistema electoral a la vez que se construye un bloque constitucionalista en Navarra que haga frente al Geroa Bai de la actual presidenta de la comunidad, Uxue Barkos, a Podemos y a Bildu.

El cupo no es el fuero

No obstante, desde el partido insisten en que el Cupo Vasco y el régimen foral de Navarra “no son lo mismo” y que las críticas al concierto económico vasco iban dirigidas al “secretismo” con el que se labró el acuerdo, en un “cuarto oscuro”, entre el PP y el PNV.

Villegas afirmó enumeró este lunes los principales ejes sobre los que se va a suscribir el acuerdo: la defensa de la españolidad de Navarra, la defensa de la Constitución en todos los territorios del Estado y la defensa de un gobierno constitucionalista en España. Es en base a este último punto donde se materializa una parte importante del acuerdo: UPN apoyará a Albert Rivera en el Congreso si se presenta a una investidura y los diputados autonómicos de Ciudadanos harán lo mismo en Navarra con Esparza, si es propuesto para el gobierno de la comunidad foral.

Este lunes ambas formaciones todavía negociaban cuestiones como la composición de la lista a nivel autonómico y la posibilidad de extender la coalición a las municipales y al Senado. El pacto, más allá de los compromisos que adquieran UPN y Cs, pasa necesariamente por el PP, ya que los de Casado firmaron su propio acuerdo con la formación navarra hace apenas unas semanas. En este acuerdo, los partidos abogaron por la necesidad de unir a las fuerzas "constitucionalistas" debido a la fragmentación del voto de la derecha que se ha dado en el territorio con la irrupción primero de Ciudadanos y ahora de Vox.