Público
Público

Elecciones generales Aznar, a Vox: "A mí nadie me dice a la cara derechita cobarde porque no me aguanta la mirada"

En un acto el expresidente del Gobierno ha defendido que "no se trata de repartir armas a nadie sino de juntar votos a favor de España", haciendo referencia a la propuesta del líder de Vox, Santiago Abascal. 

Publicidad
Media: 2.25
Votos: 8

El expresidente del Gobierno José María Aznar durante su discurso en el acto electoral organizado por el PPCV, hoy miércoles en Valencia. / EFE - JUAN CARLOS CÁRDENAS

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha asegurado que "a él nadie le dice a la cara derechita cobarde" porque "no le aguanta la mirada", al tiempo que ha pedido que el voto de centro derecha "se concentre en el PP y nada más que en el PP".

En un acto-mitin en València, junto a las candidatas populares a la Generalitat, Isabel Bonig, y València, María José Catalá, el expresidente se ha referido así, sin mencionarlo, a unas declaraciones que hizo Santiago Abascal, el líder de Vox en un mitin el pasado mes de octubre en Vistalegre.

Durante su discurso, ha reivindicado su legado y ha sostenido: "A mí nadie me dice a la cara derechita cobarde porque no me aguanta la mirada". "No se trata de repartir armas a nadie sino de juntar votos a favor de España", ha apuntado también después de que Abascal defendiera recientemente un cambio legal para que se puedan usar armas como defensa personal.

Aznar se ha mostrado "muy preocupado" porque en las elecciones generales del 28A, que a su juicio son "cruciales", se juega "el legado de la Transición española". En su opinión, el espacio de centro izquierda tiene ventaja porque "concentra su voto en el PSOE, mientras podemistas chavistas se van derrumbando", pero en el espacio de centro derecha, "donde antes era uno, ahora son tres". "Cuando uno va unido a las elecciones, tiene muchísimas posibilidades de ganarlas y cuando va dividido tiene muchísimas posibilidades de perderlas", ha apuntado el expresidente.

Por eso, ha pedido: "Concentremos el voto en el PP o corremos el riesgo, no solo de no ganar, sino de que se vayan la Transición democrática y la Constitución". Ha reconocido que se "siente identificado con Pablo Casado al frente" del Partido Popular, ya que "es un líder formidable".

Aznar también ha defendido que España necesita un gobierno "fuerte" que "ponga fin al secesionismo de esa pandilla de incompetentes que son los que gobiernan en Catalunya". Ha indicado que en las generales, o se elige de presidente a Casado o a Pedro Sánchez, "un plagiador de tesis doctorales, especialista en colchones y que sabe pactar con secesionistas a costa de lo que sea". "El precio de la nueva coalición del PSOE de Sánchez, Podemos, los secesionistas y los cachorros de ETA es el indulto a los golpistas y consultas en Catalunya y otras zonas de España", ha augurado.

"España no tiene que pedir perdón a nadie por su historia"

Aznar ha asegurado que España es un país "orgulloso de su historia" y que no tiene que "pedir perdón a nadie". Se ha referido así a la petición del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que tanto Felipe VI y el Papa se disculpen por los abusos cometidos por los españoles durante la conquista de México. 

En un momento de su discurso en un salón abarrotado, Aznar ha reivindicado la España "poderosa, fuerte, capaz y orgullosa de su historia" y ha asegurado que "no tiene que pedir perdón a nadie por su historia".

Más noticias en Política y Sociedad