Público
Público

Elecciones generales Juantxo López de Uralde: "Se están poniendo por delante intereses o diferencias personales antes que el objetivo común"

El líder y única cabeza de lista de EQUO para las próximas elecciones generales está de enhorabuena por más que los titulares intenten llevarle la contraria. Su militancia acaba de apoyar su propuesta: repetir la confluencia con Podemos y con IU bajo el nombre Unidas Podemos.

Publicidad
Media: 4.29
Votos: 7

Foto de archivo del diputado de EQUO, Juantxo Lopez de Uralde, durante una conferencia de prensa | EFE

El 51,7% de los militantes verdes que han participado en la consulta que EQUO ha llevado a cabo esta semana ha apoyado el pacto, el 44% ha votado en contra y el 4,3% se ha abstenido. Muchos medios han destacado el rechazo, Uralde para empezar señala con datos que eso no es tan reseñable.

"En 2015 hicimos la misma consulta y el rechazo fue mayor, del 45%".

Ya, Juantxo, pero también es cierto que entonces el respaldo fue del 54% y esta vez a favor habéis obtenido dos puntos menos. Habéis pasado del 50% por los pelos.

A ver, hay casi ocho puntos de diferencia. La democracia es la democracia. Desde mi punto de vista aquí se juntan dos cuestiones. En noviembre votamos el acuerdo marco de la confluencia entre las tres fuerzas y lo apoyó el 70% de la militancia. Es decir, que el acuerdo a la confluencia en EQUO es mayoritario; lo que pasa es que hay un voto de descontento con los términos del acuerdo: mucha gente considera que es insuficiente y que tendríamos que tener más representación, más diputados de salida. Es legítimo. Y también hay gente que cree que EQUO tendría que ir por libre pero es un porcentaje muy minoritario. Yo, en cualquier caso, creo que no es momento de aventuras en solitario, que hay un riesgo de un gobierno de derechas y de extrema derecha y que hay que sumar, que no se pueden perder votos por el camino, porque es posible que haya diputados en disputa que se decidan por muy pocas papeletas. Creo que sería una irresponsabilidad por nuestra parte.

¿Y cómo es eso de que EQUO solo tenga un cabeza de lista?

Bueno, nosotros siempre pedimos más pero al final cada uno tiene que ceder un poco. En las anteriores tuvimos lo mismo y conseguimos tres diputados. Al final, depende de los votos y esta vez las circunstancias son distintas a las de 2015. La teoría es muy fácil: tenemos que ir juntos, pero luego en la práctica eso requiere generosidad por todas las partes, si no es imposible.

¿Por qué cree que la confluencia es el único camino?

No es el único pero creo que es el mejor. Nosotros hemos luchado mucho contra el cambio climático, por la biodiversidad, en defensa de los animales, por la transición energética… Y todo eso es mucho más efectivo cuantos más compañeros tengas. Y, además, en mi experiencia del día a día en esta legislatura, aunque hemos tenido diferencias pequeñas, en la mayor parte de las cosas estamos de acuerdo. Es mucho más lo que nos une que los que nos separa.​

Y usted que está tan convencido sobre la confluencia, ¿cómo lee las propuestas de salirse en Galicia y en Madrid?

Creo que, en estos momentos, hay que jugar a sumar y en determinados casos se están poniendo por delante intereses o diferencias personales antes que el objetivo común de crecer.

¿Usted entiende a Manuela Carmena?

​Yo entiendo una parte. Yo entiendo que quien aspira a gobernar tenga el derecho a trabajar con un equipo de su confianza. Eso me parece que es absolutamente comprensible y respetable, porque te puedes encontrar con que llegas a gobernar con un equipo en el que cada uno va por su lado y entonces es muy difícil gobernar. Esa parte la entiendo perfectamente. Claro que sí.

¿Y a Íñigo Errejón le entiende?

A mí me parece que en las formas lo ha hecho muy mal. No puedes hacer lo que ha hecho estando en un partido.

Recientemente, Irene Montero hacía un ejercicio de autocrítica en una entrevista y reconocía que han podido perder votantes porque han cometido errores sobre todo con las disputas internas. Según EQUO, ¿hay algún otro error que reconocer? ¿Es posible que desde fuera de las instituciones se puedan pedir cosas que desde dentro luego te las tienes que comer?

Bueno, el proceso ha sido muy rápido y es verdad que a lo mejor al entrar en las instituciones hay cosas que las ves de otra manera. Es indudable que hemos cometido errores y me parece loable que Irene haya hecho ese reconocimiento y haya expresado su voluntad de hacerlo mejor a la próxima.

También ha dicho recientemente que cree que el próximo Secretario General de Podemos será mujer. ¿A usted eso cómo le suena?

Nosotros resolvimos ese tema hace mucho tiempo. Tenemos un portavoz hombre y otro mujer. Esto es nuclear para los verdes europeos: el liderazgo es compartido entre un hombre y una mujer.

Que la confluencia se vaya a llamar Unidas Podemos ya es un signo, ¿no?

Indudablemente el 8M, por segundo año consecutivo, ha sido una movilización grandísima que demuestra hasta qué punto el feminismo es un movimiento importante es este momento. Yo espero -aprovecho- que el movimiento de los jóvenes contra el cambio climático llegue algún día a ser algo de la misma magnitud, porque me parece que el ecologismo y el feminismo son movimientos que tienen que articular la sociedad que viene. En Unidas Podemos son dos elementos troncales.

¿Por qué el ecologismo pega más fuerte en Europa que en España? ¿Por qué aquí no tienen tan buenos resultados como en otros países de nuestro entorno?

Es muy buena pregunta. Nosotros empezamos en 2010. En 2011 nos presentamos en solitario y tuvimos un problema: 2011 fue el ojo del huracán de la crisis económica en España y en aquel momento la gente estaba pensando y votando por valores y cuestiones muy económicas… He perdido el trabajo o tengo miedo a perderlo, etc; y nuestras propuestas no llegaron con suficiente fuerza. Yo creo que eso está cambiando. Creo que ahora, sobre todo por la preocupación por el cambio climático, y especialmente entre los jóvenes, el tema está cuajando mucho más y que cada vez va a tener más fuerza porque la gravedad de las consecuencias de la crisis ecológica está creciendo. Creo que, junto al feminismo, a este movimiento lo vamos a ver crecer y crecer en los próximos años.

¿Nos da su pronóstico para las elecciones generales del 28 de abril?

Creo que vamos a conseguir evitar que gobierne la derecha y que vamos a conseguir un gobierno con las fuerzas de la moción de censura. Creo que nuestros resultados van a ser mejores de lo que auguran algunas encuestas. En esta legislatura hemos demostrado que somos capaces de apoyar a un Gobierno aunque no quiera darnos presencia en él y espero que en la próxima legislatura el PSOE esté más abierto a un pacto realmente de Gobierno y no a lo que ha habido estos meses.

Y, para terminar, hablando de sus primarias, se fía de su recuento, ¿no? No teme tener problemitas como en Ciudadanos, ¿verdad?

Bueno, en todas las votaciones hay alegaciones y habrá pero, desde luego, eso es lo que la militancia ha votado. No tenemos ninguna duda de pucherazo. Nuestro sistema informático lleva funcionando bien desde hace años.

Más noticias en Política y Sociedad