Público
Público

Elecciones generales Rivera avanza que Joan Mesquida será ministro del Interior en su Gobierno si llega a la Moncloa

El exdirigente del PSOE aboga por una aplicación "firme" del 155 en Cataluña y rechaza una negociación política con el independentismo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, junto al exdirigente socialista Joan Mesquida. / EFE

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha avanzado este martes que si llega a la Moncloa tras las elecciones generales del 28 de abril, nombrará ministro del Interior al exdirector general de la Policía Nacional y la Guardia Civil Joan Mesquida, que concurre a las primarias de la formación naranja para encabeza la lista al Congreso por Baleares.

En el acto de presentación de la candidatura, en el que también ha estado la diputada de Ciudadanos en el Parlament y senadora Lorena Roldán, Rivera ha expresado el "honor" que supone para él que Mesquida, que también fue consejero en Baleares y secretario de Estado de Turismo con José Luis Rodríguez Zapatero, se sume al proyecto de Cs tras dejar el PSOE en marzo de 2018.

"Primero ha sido español y luego del PSOE", por eso "ahora está con Ciudadanos", ha asegurado Rivera

"Ha defendido España, ha luchado contra ETA, ha estado por encima de las siglas" y "primero ha sido español y luego del PSOE", por eso "ahora está con Ciudadanos, porque no se ha movido del lugar donde siempre estuvo", ha manifestado el líder del partido. Tras criticar la política del Ejecutivo de Pedro Sánchez en Cataluña, Rivera ha afirmado que él quiere formar un Gobierno con "los mejores", sin importar "de dónde vengan", siempre que muestren "lealtad a la Constitución", sean "gente honrada", no corruptos", y defiendan la libertad y la igualdad de todos los españoles.

Arrimadas no actuaría como Calvo ante el separatismo 

"¿Os imagináis en un Gobierno a gente como Inés Arimadas?", ha apuntado, asegurando que ella "no haría" lo que ha hecho la actual vicepresidenta, Carmen Calvo, con los partidos independentistas catalanes, que es montarles "una mesa (de diálogo) con un mediador".

El líder de Cs considera que el futuro Gobierno de España debe "recuperar la dignidad del país"

Sobre Mesquida, ha defendido que "España se merece un ministro del Interior" como él, que, según ha dicho, no aceptará que se coloquen símbolos "partidistas" como los lazos amarillos en espacios y edificios públicos en Cataluña y que amenazará con aplicar el artículo 155 de la Constitución si la dirección de los Mossos d'Esquadra no respeta la Constitución.

"Quiero un Gobierno en el que, cuando intenten purgar a un mosso por defender la Constitución, esté el ministro del Interior para defenderle", y que cuando un agente de la Policía autonómica haga de escolta del expresidente de la Generalitat y "prófugo de la Justicia" Carles Puigdemont, "le suspenda de empleo y sueldo", ha detallado Rivera.

Recuperar la dignidad del país

El presidente de Cs considera que el futuro Gobierno de España debe "recuperar la dignidad del país". "Porque estamos heridos tras el golpe de Estado" en Cataluña "y todavía hoy nos están maltratando", ha indicado, abogando por que los "golpistas" rindan cuentas ante la Justicia y los "demócratas" estén protegidos por el Ejecutivo central.

"Me parece inmoral" que "el nacionalismo se cachondee o insulte a los españoles de otras partes de España", porque lo que se necesita ahora es "reconciliar a los españoles", ha afirmado tras acusar a "los partidos que gobiernan con Sánchez" de fomentar la división. Rivera ha vuelto a censurar que el PP y el PSOE acordaran el pasado mayo "salir corriendo de Cataluña" al levantar la aplicación del 155 en Cataluña y ha instado a Sánchez a aclarar si indultará a los políticos independentistas que sean condenados por los tribunales.

Mesquida denuncia la "deriva" de Sánchez

Mesquida, por su parte, ha expresado la "ilusión estratosférica" que le genera ir en las listas de Ciudadanos a las próximas elecciones generales y ha explicado que decidió salir del PSOE porque ya intuía la "deriva" de Pedro Sánchez de "abrir la puerta a los independentismos y los populismos".

En su opinión, el Ejecutivo socialista no debía aceptar una "negociación política" con el separatismo catalán, como no la aceptó el Gobierno de Zapatero con la banda terrorista ETA. "Los independentistas quieren la independencia o nada", ha concluido. El exsecretario de Estado cree que el diálogo debía haber empezado con los partidos constitucionalistas y que el 155 se tendría que haber aplicado "con firmeza" en Cataluña, porque "la democracia no puede ser débil con los enemigos de la democracia".

Más noticias en Política y Sociedad