Público
Público

elecciones generales Los sindicatos se conjuran en Andalucía para evitar que la izquierda pierda en las generales igual que en las autonómicas

Referentes de la izquierda llaman a la movilización, a votar el próximo 28 de abril en clave de frenar a las derechas y a los ultras

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

El actor Antonio de la Torre, en el acto participoydecido, organizado por las centrales sindicales CCOO y UGT

CCOO y UGT en Andalucía han decidido echar el resto, dar la batalla frente al auge de la derecha radicalizada. Las centrales quieren evitar que suceda en España lo que pasó en Andalucía el pasado 2 de diciembre. Que, a causa de una conjunción de factores, la suma de la izquierda -en esta ocasión PSOE y Adelante Andalucía- saliera por primera vez en la historia de la autonomía derrotada de unas elecciones en la Comunidad.

Las centrales sindicales tienen más poder del que a primera vista pueda parecer que tienen y en Andalucía, donde el sector público es grande, más. Según todos los analistas y según han reconocido en alguna ocasión también dirigentes del mismo PP, su intervención fue decisiva para retrasar seis años la llegada de la derecha al Gobierno andaluz. La última vez que echaron el resto ayudaron a que la candidatura de Javier Arenas, en 2012, aunque ganó las elecciones, se quedara a las puertas de San Telmo.

Este martes, referentes de la izquierda -como por ejemplo Almudena Grandes, escritora, Juanjo Téllez, periodista y biógrafo de Paco de Lucía, Antonio de la Torre, actor, Juan Torres, economista, Kechu Aramburu, activista, José Chamizo, el exdefensor del Pueblo, Isabel María Moreno, magistrada, Manu Sánchez, cómico, Mercedes Moncada, cineasta…- convocados por las centrales sindicales, organizaciones sociales, de consumidores, representantes de la cultura y de la universidad llamaron, en un acto al que se le dio el nombre #PARTICIPOYDECIDO, a la movilización para frenar a la ultraderecha y alertaron del peligro de quedarse en casa.

En el encuentro, se utilizó el ejemplo andaluz -donde PP y Ciudadanos han formado un Gobierno de coalición con el apoyo externo de Vox- como eje aglutinador de fuerzas. En el acto no se nombraron siglas. No se pidió el voto para ningún partido en concreto, pero todo el mundo supo de lo que se hablaba. De frenar a la derecha y a la ultraderecha.

Contra la abstención

Luis García Montero, extraordinario poeta, hoy director del Instituto Cervantes,  vino a resumir lo que se quería comunicar en el encuentro. “La abstención es lo que puede hacer que la España oficial mentirosa, calumniosa, de insultos, de racismo, de machismo, se imponga sobre un tejido social que no tiene ninguna voluntad de identificarse con el totalitarismo”.

“Es muy importante reaccionar. La España real que ha asumido la lucha por la igualdad, contra el racismo, es la que tenemos que movilizar. Vamos a tomar la palabra. Vamos a decidir y a devolverle el crédito a las instituciones políticas. Un proyecto que defiende la convivencia en condiciones de igualdad. No podemos ser indiferentes a lo que ocurre y ha ocurrido en Andalucía. Necesitamos un proyecto común que nos devuelva la ilusión”, remachó García Montero.

"Tenemos que decirle a la gente que quedarse en casa el 28-A no es una opción. Vamos a exigir al gobierno que salga de las urnas, que los viernes sociales tienen que seguir", dijo en el acto Carmen Castilla, secretaria general de la UGT en Andalucía, quien agregó: "Soy feminista a gala, a ver si los partidos políticos entienden que las mujeres somos capaces de liderar organizaciones". 

"La gente que sufre el paro y la que se levanta todos los días a trabajar es la que tiene que ir a votar el próximo 28-A. Somos mayoría. Votar es un acto de profunda igualdad. Vale lo mismo el voto de los trabajadores que del terrateniente", manifestó Nuria López, secretaria general de CCOO en Andalucía.

Más noticias en Política y Sociedad