Público
Público

Elecciones en Madrid El PP sigue los pasos de Vox y abandera la denuncia contra la "violencia callejera" en plena precampaña

El partido ultraderechista convirtió la denuncia contra la "violencia callejera" en una de sus señas de identidad durante la campaña catalana, al denunciar la "inseguridad" que se vivía algunas localidades en la región.

03/12/2019.- El presidente de Vox, Santiago Abascal, y el presidente del PP, Pablo Casado, hablan durante la sesión de constitución de las Cortes para la XIV Legislatura en el Congreso de los Diputados. Eduardo Parra / Europa Press
El presidente de Vox, Santiago Abascal, y el presidente del PP, Pablo Casado, hablan en el Congreso. Eduardo Parra / Europa Press

Vox convirtió la denuncia contra la "violencia callejera" en una de sus señas de identidad durante la campaña catalana, al denunciar la "inseguridad" que se vivía algunas localidades en la región. "Debemos recuperar la seguridad en Barcelona, Salt, Mataró... Hemos de acabar con el top manta", decía el candidato ultraderechista, Ignacio Garriga, al vincular esta supuesta inseguridad con los migrantes, abogando por cerrar las "mezquitas fundamentalistas" y prometiendo acabar también con los centros de menores migrantes.

El Partido Popular ha llevado a Congreso esta cuestión tres semanas después de que el líder de la formación, Pablo Casado, abordara la importancia de la "seguridad ciudadana" en la última Junta Directiva del PP, cuando presentó oficialmente la candidatura de Isabel Díaz Ayuso para la Comunidad de Madrid  y recuperó parte del discurso de Vox. "Se empiezan a ver más delitos, más delincuencia por la crisis económica", dijo Casado.

El Grupo Popular presentó la iniciativa el 3 de marzo, tras los sucesos que se desencadenaron en diversas ciudades españolas tras la condena del rapero Pablo Hasel. "Estamos siendo testigos directos de una gran escalada de violencia callejera que cada vez se hace más agresiva en la ciudad de Barcelona, cuando el pasado sábado intentaron quemar a un policía de la Guardia Urbana que estaba dentro de su furgoneta policial y que afortunadamente pudo abandonar a tiempo y salvar su vida. Una violencia que todos los demócratas debemos condenar ya que daña la convivencia y alienta el odio", señalaban los conservadores en el escrito.

El PP utiliza su PNL para dar alas a Vox 

El encargado de defender la iniciativa ha sido el portavoz adjunto del PP en el Congreso, Guillermo Mariscal, que ha aprovechado sus minutos de intervención para sacar a colación a la banda terrorista ETA y la política penitenciaria del Gobierno respecto al acercamiento de los presos. El conservador también ha pedido la dimisión del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por su "silencio" tras haber "aceptado pactar con quienes usaban la violencia como una herramienta mediante la cual obtener beneficios políticos".

El acto de Vox en Vallecas ha copado el discurso del PP. Mariscal ha denunciado la falta de "seguridad" de los ciudadanos por culpa del "abandono de Marlaska". "Este silencio favorece un proceso de normalización de la violencia por parte del Gobierno y los grupos políticos que le apoyan. El uso de la violencia no es nuevo, la novedad es la legitimidad que se les da desde el Consejo de Ministros", ha argumentado. Esta declaración de intenciones del PP se produce en plena precampaña en un momento en el que los conservadores necesitan darle aire a Vox para evitar su caída en las encuestas en la Comunidad de Madrid.

Tras él ha intervenido el representante de la formación ultra, Pedro Fernández, que ha asegurado que la "violencia siempre viene de los mismos: de la izquierda". Fernández también se ha centrado en lo ocurrido en Vallecas la pasada semana. "Cientos de energúmenos nos rodearon, nos insultaron y nos lanzaron todo tipo de objetos", ha dicho. "Estos cientos de energúmenos se integran en la misma banda criminal, los bukaneros, que tienen atemorizado al barrio de Vallecas", ha proseguido. Una banda que, ha dicho, estaba dirigida por Pablo Iglesias. El diputado de Vox, en consonancia con el PP, ha pedido que acepten su enmienda porque "los constitucionalistas" deben ir unidos.

La oposición define al PP como el "alter ego" de Vox

El diputado de Compromís, Joan Baldoví, ha afeado al PP su iniciativa. "Vaya proposición le ha tocado defender hoy", le ha dicho al representante popular. "¿Esto es lo que preocupa a los ciudadanos? ¿O es que estamos en campaña y temen que alguien les coma la tostada? La persona que le ha seguido ha calificado de 'energúmenos' a algunas personas", ha dicho el valenciano en referencia al diputado ultraderechista. "Para mí el mayor energúmeno es aquel que vive del odio de los ciudadanos, el que salta la línea policial para buscar lío. Eso sí que es tener poco respeto a las fuerzas policiales",  ha señalado. 

"El PP tendrá que decidir entre seguir el juego de los odiadores y alborotadores profesionales, o ser un partido serio. No pueden estar siempre pensando en los elefantes que Vox les deja en la puerta", ha zanjado Baldoví. 

El representante de Unidas Podemos, Enrique Santiago, ha asegurado que su formación es contraria "a las distintas formas de violencias que los poderosos aplican sobre los pobres". "Es demócrata quien defiende la democracia y los derechos humanos para todas las personas. Esta PNL pretende criminalizar el derecho de manifestación, la libertad de expresión y manifestación recogidas en la Constitución Española. El PP y su alter ego Vox hacen del odio y del desprecio al diferente su principal seña política".

Santiago ha tildado de "provocación" el acto de Vox en Vallecas porque el líder de la formación, Santiago Abascal, "saltó del atril y provocó una carga policial contra vecinos de Vallecas". "El PP no sale ni saldrá a defender a la mayoría silenciosa, sino a blanquear a quienes extienden machismo, racismo, odio y homofobia", ha dicho.

El diputado del PSOE, Ignacio Cano, también ha comenzado su intervención asegurando que su partido "condena de manera firme" la violencia. Una violencia que ha hecho extensible a las mujeres, al colectivo LGTBI y también hacia los migrantes. "Condenamos la violencia contra los MENAS, que son menores y hay que protegerlos, no señalarlos. Las violencias nacen en discursos de odio a veces expresados en esta Cámara. Hay que combatir los discursos del odio y no pactar con ellos, señorías del PP", ha sido su respuesta hacia Mariscal. "Ustedes han traído esta PNL para atacar al Gobierno", ha zanjado.

Más noticias de Política y Sociedad