Público
Público

Elecciones en Madrid El 'programa electoral' del movimiento vecinal para el 4M: mejor sanidad, empleo y más políticas sociales

La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid presenta a los principales partidos políticos, excepto a Vox, su 194 propuestas para "transformar" la Comunidad de Madrid.

FRAVM
La Asociación de Vecinos de Aluche, en Madrid, está siendo clave para ayudar a más de 600 familias que sufren la crisis provocada por la pandemia. El pasado 14 de abril inauguró un nuevo mural en su sede. -PÚBLICO TV

Los diferentes partidos políticos y candidatos que se presentan a las elecciones autonómicas madrileñas del proximo 4 de mayo presentan sus programas y lanzan sus mensajes a la ciudadanía en una larga campaña preelectoral. Son propuestas que llegan desde arriba, pero también las hay que surgen desde abajo, desde los movimientos ciudadanos y vecinales. La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) ha presentado esta semana un documento con 194 propuestas (PDF) dirigidas a todos los partidos para "transformar" la Comunidad de Madrid.

Javier Cuenca, vicepresidente de la FRAMV, condensa esas casi 200 propuestas en tres prioridades que reivindica el movimiento vecinal madrileño ante el 4-M: "Sanidad, Empleo y refuerzo de las políticas sociales. Esos son los tres pilares en las que creemos que se deben asentar las necesidades de la Comunidad Autónoma de Madrid en estos momentos. Tras más de un año de pandemia hay mucha gente a la que atender", especifica Cuenca.

Como hace en cada convocatoria electoral desde hace ya muchos años, la FRAMV ha empezado a reunirse con los principales partidos políticos que concurren a las elecciones salvo Vox –"Nosotros no nos reunimos con partidos que no respetan los derechos humanos", puntualiza Cuenca– para dar a conocer de primera mano sus ideas.

De momento, ya se ha reunido con Unidas Podemos y su candidato, Pablo Iglesias, con el PP, formación que envió a una figura de segundo nivel, su portavoz portavoz de Vivienda y Administración Local del Partido Popular, Paloma Tejero y este pasado viernes con la candidata de Más Madrid, Mónica García. La semana que viene será el turno de PSOE y de Ciudadanos.

En campaña todos son buenas caras pero tras las elecciones todo cambia. La FRAMV es consciente de ello, pero no pierde la esperanza y espera que al contrario de lo que sucedió con las elecciones de 2019, sus propuestas, o al menos una buena parte de ellas, no caigan en saco roto. "Este documento parte de uno más extenso que se presentó en 2019 y que sigue estando en vigor porque en estos dos años no se ha hecho prácticamente nada. El Gobierno de Ayuso no ha sido capaz de sacar adelante unos presupuestos ni de aprobar leyes: se ha limitado a vivir al día y a malgastar el dinero en megahospitales mientras dejaban desasistidos los que ya existían y el servicio de atención primaria, que es lo más próximo a la ciudadanía", apunta Cuenca.

Cuenca insiste en que "el programa" que presenta la FRAVM es "claramente apartidista y por tanto cualquier partido político lo puede asumir". "En realidad lo que estamos pidiendo son mejoras para todos los ciudadanos, independientemente del partido al que se vote. Cuando nosotros hablamos de Sanidad o de Educación, pensamos en todos los madrileños", añade el dirigente de la FRAVM.

Otro rasgo que caracteriza las propuestas de la FRAMV es que son el producto de la colaboración ciudadana. "Nuestro deber fundamental es recoger la sensibilidad de todos los madrileños, que por algo somos una entidad que engloba casi a 300 asociaciones. Estas son unas propuesta muy pensadas: nos hemos reunido con asociación tras asociación a lo largo y ancho de toda la Comunidad de Madrid y hemos plasmado todas sus necesidades en esas propuestas".

Por eso, Cuenca asume que hay que tener una "ambición máxima". "Si no fuera así, nuestro trabajo quedaría en papel mojado. Nuestra tarea es cabezona: tenemos que insistir e insistir hasta que se consigan las cosas". Las 194 propuestas del movimiento vecinal se articulan en torno a 14 ejes temáticos, desde Sanidad a la regulación definitiva de los locales de apuestas, pasando por la vivienda, la reforma fiscal, la participación ciudadana o la ordenación del territorio. Como reconoce Cuenca, la "casuística es amplia". En Público hemos seleccionado algunas.

Más recursos en Sanidad

Las asociaciones vecinales proponen el aumento del presupuesto en gasto sanitario con financiación finalista recuperando la universalidad. Recuerdan, además, que en 2019 el gasto en Madrid fue de 1.340 euros por habitante al año y que para llegar a la media nacional (1.486 euros) habría incrementar la inversión sanitaria en 2.500 millones al año.

Servicios Sociales: garantizar la atención a quien lo necesite

La FRAVM cree que la Comunidad de Madrid debe asegurar la suficiencia de recursos en materia de política social al tiempo, así como reforzar a los Ayuntamientos "mediante el traspaso de competencias y de recursos", lo que garantizaría una atención más inmediata y más eficaz.

Economía y empleo: la gran prioridad

Si hay algo que tiene claro el movimiento vecinal es que en Madrid hay que tender hacia unos impuestos más progresivos y más justos, actualizando e incrementando los tramos para las rentas más altas, y rebajarlos sólo a los personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad. Además, la FRAVM propone eliminar la bonificación del 99% del Impuesto de Sucesiones y Donaciones a aquellos contribuyentes con herencias superiores a un millón de euros, y también eliminar la bonificación del 100% del Impuesto de Patrimonio a aquellos que sean superiores a 700.000 euros, excluyendo de la base la vivienda habitual.

La FRAVM también apuesta por la recuperación económica mediante el impulso del pequeño comercio, la reindustrialización de la región y la economía digital.

Esa recuperación del empleo pasa por la creación de empleo. Para ello, la FRAVM propone cubrir los déficit de personal en áreas clave de la administración pública a través de un plan de empleo público, ampliar y acercar los dispositivos de atención a los desempleados y apoyar el empleo de los colectivos más vulnerables.

Educación: más profesores y mejores ratios por clase

Hay tres aspectos a los que la FRAVM da una enorme importancia en lo que concierne a la educación, sector en el que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha implementado recortes pese a la pandemia. por eso, el movimiento vecinal madrileño cree que prioritario atender las situaciones de vulnerabilidad generadas por la crisis de la covid-19, especialmente la brecha digital y educativa, así como mejorar la calidad de la enseñanza e incrementar el esfuerzo en infraestructuras escolares públicas.

Promover el transporte público

La FRAVM ha detectado que son muchas las personas que viven fuera de Madrid que se quejan de la escas infraestructura de transportes para acceder a la capital. Ese es un problema recurrente. Además de plantear un refuerzo del transporte público, en este apartado la FRAVM propone impulsar un acuerdo entre sindicatos y patronal para flexibilizar los horarios de entrada y salida laboral y de esta manera escalonarlos, ampliar la hora punta reducir los tiempos de coincidencia en los lugares de trabajo y seguir apostando por el teletrabajo siempre que sea posible.

Vivienda y territorio: una nueva ley del suelo.

Prevenir los desahucios, garantizar el derecho a la vivienda, atender las situaciones de emergencia, incrementar el parque de viviendas en alquiler e impulsar la rehabilitación son los principales objetivos de la FRAVM en materia de vivienda. Otra propuesta estrella es la aprobación de una nueva ley del suelo que subraye la intervención sobre la ciudad, la preservación del suelo no urbanizable y el reequilibrio territorial.

"Jamás hemos pedido el voto para un partido político"

Hay quien critica la labor de la FRAVM y del movimiento vecinal de Madrid por considerar que lo que hace es política partidista. Las críticas suelen venir de la derecha. La última polémica tuvo lugar el jueves, cuando el delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid, Pepe Aniorte, denunció a la Asociación Vecinal de Aluche (AVA) de entrar "campaña electoral" y de "intentar usar la pobreza para hacer política". La AVA, que es una de las mayores despensas solidarias de todo Madrid y miembro de la FRAVM, había denunciado previamente que los servicios sociales del Ayuntamiento de Madrid siguen derivando a las asociaciones vecinales a familias vulnerables en situación extrema.

Las palabras de Aniorte no han gustado nada a Javier Cuenca. "Jamás hemos pedido el voto para un partido político. Es un error confundir la política con la pertenencia a algún partido. Nosotros efectivamente hacemos política pero política vecinal y apartidista. ¿Acaso no hay gente de las asociaciones vecinales que votan al PP o Ciudadanos? Los ciudadanos que se acercan a las asociaciones vecinales vienen sin ninguna ideología política: son ciudadanos comprometidos que creen en la labor que desarrolla el movimiento vecinal. Estamos en campaña, sí, pero Pepe Aniorte ha sacado los pies del tiesto. Lo que debería hacer es reconocer la labor de todas las asociaciones vecinales que se han volcado en paliar el hambre de la ciudad y colaborar". 

Más noticias de Política y Sociedad