Público
Público

Elecciones en Madrid Sánchez y el 'aparato' de Moncloa volcados en la campaña para doblar el pulso a Ayuso en Madrid

En Ferraz hay órdenes de poner los focos y todos los esfuerzos en apoyar a Gabilondo. La movilización en el partido sólo es propia de una precampaña de elecciones generales. Se cree que estos comicios están claramente en clave nacional.

Ángel Gabilondo y Pedro Sánchez, en un acto de precampaña el pasado sábado.
Ángel Gabilondo y Pedro Sánchez, en un acto de precampaña. EFE

Pocos en el PSOE recuerdan tanta implicación de la dirección federal del partido en unas elecciones autonómicas como la que se está produciendo desde que la presidente madrileña, Isabel Díaz Ayuso, decidió adelantar las elecciones al próximo 4 de mayo.

Desde el primer minuto, en Ferraz se decidió que se iban a coger las riendas de las campaña, desde la designación del candidato a la conformación de las listas, pasando por los mensajes y la política de información. Y todo ello, acompañado por lo que se denomina el ‘aparato’ de Ferraz (aunque ahora sea más bien el 'aparato' de Moncloa, porque casi todos sus miembros están allí).

La mejor prueba de ello es que la movilización que está impulsando el partido sólo es propia de una precampaña de elecciones generales. El candidato, Ángel Gabilondo, celebra como mínimo un acto diario y se multiplica en entrevistas y en tener presencia en los medios o en acudir a todo tipo de actos. Y el propio Pedro Sánchez, sin haber empezado la campaña oficialmente, ya ha compartido dos mítines con Gabilondo; y estará muy presente en varios actos los últimos quince días antes del 4-M.

La estrategia, que parece que vuelve a descansar en el jefe de Gabinete del Presidente del Gobierno, Iván Redondo, está centrada en la figura de moderación y consenso que representa Gabilondo, para intentar recoger los antiguos votantes de Ciudadanos y, según fuentes socialistas, aunque lentamente, parece que va cuajando.

Por el contrario, Sánchez, como hizo el mismo viernes desde Senegal cuestionando los datos de la pandemia que proporciona la Comunidad de Madrid, parece estar dispuesto a entrar en el cuerpo a cuerpo con Ayuso, y va a tener una gran presencia en toda la campaña. La presidenta madrileña es la que quiere mantener esta batalla y en sus intervenciones se dirige más a Sánchez que a Gabilondo, pero el líder socialista parece que no va a rehuir la disputa.

Las consecuencias del resultado en Madrid

Y es que las elecciones en Madrid están claramente en clave nacional. Fuentes socialistas admiten que el resultado en la Comunidad de Madrid va a tener importantes consecuencias en lo que resta de legislatura y condicionará apoyos parlamentarios, el posicionamiento de los partidos y hasta la propia acción del Gobierno.

En este sentido, se apunta que la posición del líder del PP, Pablo Casado, no será la misma si Ayuso arrasa en Madrid, si decide gobernar con Vox o si pasa a la oposición. Ni para Casado, ni para el propio Gobierno.

Nadie duda que en La Moncloa se respiraría si la presidente madrileña no logra sumar mayoría absoluta y, por el contrario, se contendría la respiración si sale reforzada en sus políticas de confrontación con el Ejecutivo y vuelve a gobernar. En este último caso, se da por hecho que el enfrentamiento iría a más en los dos años de mandato que aún le restarían a Ayuso en la Comunidad.

Por ello, Sánchez se ha tomado estas elecciones muy en serio y, aunque desde el PSOE se reconoce que no está nada fácil que haya una mayoría progresista que pueda formar Gobierno, desde hace unos días dicen que se atisban algunas posibilidades de doblar el pulso a Ayuso en Madrid. "Pero está difícil", admiten.

Más noticias