Público
Público

Elecciones en Madrid "Vivir a la madrileña": la realidad no tan idílica que ignora Ayuso en sus mítines

La candidata del PP asegura que en Madrid se vive "en paz y en libertad", pero obvia que siendo la comunidad autónoma más rica está en el furgón de cola del gasto sanitario, educativo y social y lidera las estadísticas de desigualdad.

Isabel Díaz Ayuso
La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata del PP a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, durante el acto electoral en el que volvió a reivindicar "vivir a la madrileña". Fernando Villar / EFE

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, lleva semanas utilizando en cuanto tiene oportunidad una expresión que ha hecho fortuna en su discurso y que ya se ha convertido casi en su lema electoral: "Vivir a la madrileña". Este pasado lunes, durante un acto electoral del PP, Ayuso lo repitió: "A Madrid se viene a vivir a la madrileña, y a la madrileña es una forma muy característica de vivir. Mucha gente dice 'soy libre porque vivo en Madrid'". Para la presidenta madrileña esa forma de vivir se concreta en que se vive "en paz y en libertad".

Ayuso recurre permanentemente a ese mensaje trufado de nacionalismo castizo para diferenciarse de otras comunidades autónomas, pero sobre todo para presentarse como víctima ante lo que considera "ataques" y "críticas" del Gobierno de Pedro Sánchez. Lo emplea tan a menudo que a veces se le escapa algún matiz, tal como ocurrió el pasado 18 de abril cuando dijo: "Cada mañana se pelea, hay grandes distancias, el nivel adquisitivo de la ciudad es complejo en muchas ocasiones, porque es una ciudad y una comunidad donde se paga mucho y el precio de las viviendas lo es [...]. Es una vida difícil [...], pero es una vida apasionante porque en Madrid, después de un día trabajando, un día sufriendo, nos podemos ir a una terraza a tomarnos una cerveza y vernos con los nuestros, con nuestros amigos, con nuestra familia. A la madrileña".

La oposición sostiene que esa expresión no es más que una cortina de humo para tapar otras cuestiones, sobre todo las relacionadas con la pandemia –Madrid encabeza las estadísticas en contagios y muertes por covid– escasa inversión en políticas sociales. Si "vivir a la madrileña" es paz y libertad para tomarse una caña o para cualquier otra cosa, en nada se diferenciaría de "vivir a la leonesa" o "a la gallega". Cabe pues preguntarse cómo se vive en Madrid. Para intentar responder a esta pregunta lo mejor es acudir a la Encuesta de Condiciones de Vida tanto de la Comunidad de Madrid como del Ayuntamiento de Madrid con datos del año 2019, entre otras fuentes. La conclusión: Madrid ofrece innumerables ventajas, pero también dibuja una realidad que la presidenta Ayuso no menciona en sus mítines.

La comunidad autónoma más rica

Madrid es la comunidad autónoma más rica de España. Aporta el 19,2% del Producto Interior Bruto (PIB) del país. La renta media por hogar es de 35.913 euros al año en la Comunidad y de 35.544 en la ciudad de Madrid. En cuanto a la renta media por persona, es de 14.199 euros en la región y 15.203 en la capital. En ambos casos es la segunda renta más alta por detrás de Euskadi y casi un 36% superior a la media nacional. Madrid es también el territorio que tiene una mayor esperanza de vida, 85,08 años y aglutina todas las virtudes de una gran área metropolitana: infraestructuras, mucha variedad de servicios, buenas comunicaciones con el resto del país, gran oferta cultural y de ocio.

Riesgo de pobreza

Madrid es rica, pero también es desigual y destaca por sus escasas políticas sociales y de redistribución de renta, lo que ha acentuado la brecha social. La Encuesta de Condiciones de Vida coloca la tasa de riesgo de pobreza en el 15% en la Comunidad de Madrid, por debajo de la media nacional que es del 20,07%, pero en la capital está por encima con un 22,8%. Las circunstancias cambian si nos referimos a la pobreza entre los menores de 16 años: uno de cada tres menores en la ciudad de Madrid está en riesgo de pobreza (33,1%). En el resto de la Comunidad esa cifra se queda en el 22,1%, casi uno de cada cuatro.

Un 4,5% de la población madrileña vive en condiciones de carencia material severa y el 41,9% tiene dificultades para llegar a final de mes. El 23,3% de las madrileños no pueden permitirse irse una vez de vacaciones al año y el 31,2% no pueden afrontar gastos extraordinarios. En la capital la situación empeora una vez más: el 36,1% no puede darse el lujo de irse una vez al año de vacaciones y el 38,6% no tiene para pagar un gasto no previsto.

Paro y desigualdad

Madrid no presenta una mala tasa de paro en relación a la media nacional: su tasa de paro al acabar 2020 era del 13,5% frente al 16,13%, según la Encuesta de Población Activa. Sin embargo, esa misma estadística refleja la otra cara de la moneda: la Comunidad de Madrid duplica el aumento del desempleo en España. En el último año, el de la pandemia, el paro ha crecido en Madrid una media del 21,4% mientras que en el resto de España lo ha hecho un 11,3%.

Según un informe de Cáritas de finales de 2019, la desigualdad entre los más ricos y los más pobres en Madrid es la más alta de España. El 20% de los hogares más ricos ingresa 6,5 veces más que el 20% de los hogares más pobres, certifica la Encuesta de Condiciones de Vida, un indicador que si se circunscribe a la ciudad de Madrid crece hasta 7,4 veces. Otro informe de UNICEF certifica asimismo que Madrid es la comunidad con mayor desigualdad infantil de España. 

La ciudad europea con más muertes por contaminación 

Un reciente informe publicado el pasado mes de enero por la prestigiosa revista científica The Lancet analizaba un total de 1.000 ciudades europeas, apunta que Madrid es la ciudad europea con más mortalidad relacionada con el dióxido de nitrógeno y la contaminación de los coches, responsable del 7% de las muertes prematuras en la capital. 

Impuestos pensados para los más ricos

Ayuso ha vuelto prometer durante la campaña electoral que si gana aplicará "la mayor bajada de impuestos de la historia". Llueve sobre mojado: Madrid ya tiene los impuestos más bajos del país. Y también los menos progresivos. La Comunidad de Madrid ya renuncia a más de 4.000 millones de euros al año por sus bonificaciones, exenciones y rebajas fiscales en el Impuesto de Patrimonio y en el de Donaciones y Sucesiones. "Si no podemos hablar propiamente de paraíso fiscal, sí que podemos decir que los impuestos en Madrid son bajos y que son los ricos y los muy ricos los que salen más beneficiados", explicaba el pasado 14 de abril a Público Carlos Cruzado, presidente del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) y experto en fiscalidad.

A impuestos más bajos, menos recursos para financiar los servicios sociales y las políticas propias del Estado de bienestar.

La penúltima en gasto sanitario por habitante

La Comunidad de Madrid es la penúltima en gasto sanitario, con una inversión de 1.340 euros por habitante, 146 euros menos que la media nacional, situada en 1.486, según el Ministerio de Sanidad. Es la penúltima de 17 comunidades autónomas. El Gobierno madrileño sólo dedica el 3,6% del PIB de la región a la sanidad.

En el furgón de cola en educación

Otro dato que deja en evidencia a Madrid: es también la comunidad autónoma que menos invierte en Educación. Se gasta 4.727 euros al año por cada alumno no universitario. Son algo más mil euros menos que la media nacional, situada en 5.779 euros por alumno. Es, además, la segunda que menor porcentaje de alumnos tiene en la enseñanza pública, un 54%, pero al mismo tiempo es la segunda autonomía que más dinero dedica a la enseñanza concertada, 1.104 millones en 2019. No en vano, los datos del Ministerio de Hacienda sobre gasto público en Educación señalan que Madrid es la comunidad autónoma que menos porcentaje de su PIB dedica a la enseñanza: un 2%.

Vivienda cara

Ayuso no ha podido evitar mencionarlo, aunque fuera de forma subconsciente, en alguna de sus intervenciones: el precio de la vivienda es caro en Madrid, con 14,6 euros por metro cuadrado en marzo de de 2021, según la web Idealista. Según el Sistema Estatal de Índices de precios de Alquiler de Vivienda, la Comunidad de Madrid tiene el alquiler medio más caro de España: 780 euros al mes.  También presenta el segundo precio más caro de la vivienda libre (2.610,3 euros el metro cuadrado) por detrás de Gipuzkoa, según el Observatorio de la Vivienda y Suelo editado por el Ministerio de Transportes.

En lo que suspende el Gobierno de Ayuso es en la vivienda pública. En sus dos años al frente del Gobierno madrileño, Ayuso no ha entregado ni una sola vivienda de carácter social. En este sentido, el Sindicato Inquilinos de Madrid lamentaba este pasado martes que Madrid, uno de los territorios más azotados por la especulación inmobiliaria, "carezca de una ley por el derecho a la vivienda mientras que casi todas las comunidades autónomas la han aprobado en los últimos años".

Bajo gasto social por habitante 

Si hay una estadística especialmente reveladora en lo que se refiere al gasto social es el Índice de Desarrollo de los Servicios Sociales (DEC) que publica cada año la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales. Según el último dato publicado, correspondiente al año 2018, Madrid dedicó 338,28 euros por habitante al gasto social. Es la decimocuarta siendo la comunidad autónoma más rica del país.

Dependencia: en Madrid aumenta la lista de espera

Otra de las asignaturas pendientes: la dependencia. La Comunidad de Madrid es la única que aumenta la lista de espera a pesar de que en 2020 el número de dependientes se redujo en 10.742, según la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales. La inversión económica en la Comunidad de Madrid se redujo más de un 10%, uno de los porcentajes de caída más alto de todo el país. 

De acuerdo con estos datos, entre marzo y diciembre de 2020 fallecieron en Madrid 16 personas dependientes al día sin ser llegar a ser atendidas. La Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales también señala que la ayuda en domicilio se redujo en un 24%. 

Más noticias de Política y Sociedad