Público
Público

Elecciones municipales 2019 La confluencia de Zaragoza y Podemos escenifica su ruptura: habrá dos listas

La dirección aragonesa de los morados elude asistir a una reunión para acercar posturas convocada por ZeC después de que el espacio confluyente evitara enviarles la propuesta formal que ponían como condición para sentarse a hablar de ir juntos a las municipales.

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 3

Los cabeza de lista en Zaragoza de Podemos-Equo, Violeta Barba, y de ZeC, Pedro Santisteve, en un acto en las Cortes autonómicas. CORTESARAGON.ES

Podemos y Zaragoza en Común (ZeC) no coincidieron en lo que, aparentemente, era la última oportunidad para concurrir coaligados a las elecciones municipales del 26 de mayo, con lo que, a falta de unas confirmaciones oficiales que ambos eluden emitir, todo indica que el partido morado y el espacio de confluencia presentarán su propia lista cada uno para competir por el mismo sector del electorado.

El último desencuentro se produjo este lunes, a cuatro días de que venza el plazo para registrar las coaliciones para las elecciones municipales ante la Junta Electoral, cuando la dirección autonómica de Podemos rechazó asistir a la reunión convocada por el alcalde y candidato de ZeC, Pedro Santisteve, para sondear las posibilidades de presentar una candidatura conjunta.

Los morados habían puesto como condición para sentarse a hablar la existencia de una propuesta formal, por escrito, por parte de ZeC. Y esta no llegó. Ni antes de que se reuniera el Consejo Ciudadano Autonómico el pasado sábado ni tampoco antes de que, a las siete de la tarde del lunes, el encuentro quedara desconvocado por incomparecencia.

“No hay ninguna propuesta sobre la mesa, y no íbamos a participar en una reunión en la que no sabemos de qué se iba a hablar”, señalan fuentes de Podemos. “¿Quién va a hacer la propuesta desde ZeC?”, se preguntan retóricamente en el espacio de confluencia, ya que el encuentro respondía a una iniciativa de Santisteve para mantener abiertos los canales con los morados y tratar de acercar posturas.

“Aragón es tierra de pactos y estamos hablando de organizaciones hermanas que nos movemos en el mismo espacio político”, dijo Santisteve, que anotó que “hemos explorado una vía de negociación” que han trasladado a las direcciones estatal y autonómica de Podemos. “Seguiremos intentándolo hasta el día 12, no vamos a desperdiciar ninguna ocasión”, aseguró.

“Queremos hablar, vernos las caras. Vamos a ver si ablandamos las posiciones y entre todos podemos remar juntos”, añadió, en referencia a la visita que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, realiza mañana a Zaragoza. “Intentaremos buscar un hueco para hablar”, dijo el alcalde.

Proyectos autónomos para el 26-M

Lo cierto es que desde el plenario del 22 de febrero, en el que la militancia de ZeC rechazó las enmiendas de Podemos a la ponencia organizativa, tanto la confluencia como Podemos iniciaron sendos trayectos autónomos hacia el 26-M mientras, formalmente, cada uno tendía al otro la mano para iniciar un acercamiento que ninguno de ellos ha activado en la práctica.

Así, Zaragoza en Común mantuvo su previsión y celebró unas primarias que acabaron con la designación de Santisteve como alcaldable la pasada semana mientras Podemos decidía no participar en ese proceso para cerrar con Equo una candidatura encabezada por la presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba, la más votada en las elecciones internas de los morados.

Y, entre unos y otros, dos miembros del sector crítico de Podemos en Aragón, Pilar Vaquero y Esther Moreno, desoían la directriz de la dirección autonómica y participaban en las primarias de ZeC. Hay gente de Podemos en Zec y viceversa, cierto; tanto, como que cada uno de esas entidades presentará su propia lista a las municipales.

Relatos, renuncias y posturas

“No hay más que relato por las dos partes, pero no hay voluntad de ir juntos a las municipales”, señalan fuentes de la dirección federal de Podemos, cuya postura sitúa como preferente la improbable lista conjunta con ZeC en Zaragoza para, si eso no es posible, apoyar en bloque a Violeta Barba como candidata de la organización.

Se trata, tanto por parte de ZeC como de Podemos, admiten fuentes de ambas organizaciones, de intentar evitar que las respectivas organizaciones queden ante el electorado como la responsable de una ruptura cada vez más patente.

No obstante, fuentes de ZeC apuntan que ese improbable acercamiento tiene todavía un margen de maniobra de dos semanas, que son los días que quedan hasta que el 22 de abril se cierre el plazo de presentación de candidaturas. No obstante, esa opción conlleva otro escollo de difícil solución como sería el de integrar a una lista en otra renunciando al menos una de ellas a su “marca”.

El escenario se enrevesa con la presencia este martes del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el de Organización, Pablo Echenique, en Zaragoza, donde participarán en un mitin en el que está previsto que anuncien sus propuestas para desmantelar las cloacas de Interior y al que ha sido invitado Santisteve.

Iglesias se refirió hace unos días a Santisteve como “un grandísimo compañero que ha dicho hasta la saciedad que él quería ir con Podemos” y lamentó “que nuestros compañeros en Aragón no se hayan puesto de acuerdo con un alcalde que es un ejemplo de valentía”, palabras que no sentaron bien en la organización autonómica, cuyo secretario general, Nacho Escartín, es uno de los dirigentes locales críticos con la línea de la sede de Princesa.

No obstante, fuentes del partido avanzaron que, en principio, ni la visita de Iglesias y Echenique ni su participación en el acto, en el que intervendrá la candidata de Podemos a las autonómicas, Maru Díaz, pero no Escartín, girarán sobre temas locales.

Más noticias en Política y Sociedad