Público
Público

Elecciones Municipales El PSOE-M, harto de la subasta por la Alcaldía de Madrid: "O Angelina Jolie o uno nuestro"

El histórico dirigente de Izquierda Socialista Manuel de la Rocha está contactando con dirigentes de los antiguos sectores del PSM y su candidatura cobra fuerza. Puede haber una avalancha de candidatos si la apuesta de Sánchez no convence

Publicidad
Media: 2.80
Votos: 5

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, con el secretario general del PSM, José Manuel Franco. EFE/Mariscal

Hartazgo, malestar y un cierto enfado empieza a imperar entre distintos dirigentes de los antiguos sectores del Partido Socialista de Madrid (PSOE-M) ante la incertidumbre de no saber todavía quién será el candidato a la Alcaldía de la capital y al entender que su designación se está convirtiendo en una subasta de nombres que rechazan el ofrecimiento.

Se podría decir que la paciencia se ha acabado y empiezan a darse movimientos internos para posicionarse, donde gana cada vez más la opción de que, salvo que sea un nombre incontestable y muy potente el que proponga el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se impulsará un candidato conjunto del PSOE-M a las primarias.

Así, un destacado dirigente del partido madrileño resumió el espíritu que hay en el partido en una frase muy singular: “O Angelina Jolie o alguien nuestro”, en referencia al deseo expresado a primeros de año por la actriz de hacer carrera política.

Más allá de la broma, lo que expresaron éste y otros dirigentes consultados por Público es que no están dispuestos a aceptar un nombre que no sea de primer nivel, y en este grupo no incluyen ni a la ministra de Industria, Reyes Maroto; ni al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribe; ni a Pilar Llop, delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, tres nombres que ha estado haciendo circular el PSOE.

Además, también rechazan un "Independiente", por mucho prestigio que tenga, y consideran que sería "una humillación" al partido presentar a dos independientes como cabeza de listas. "Eso daría la impresión de que aquí ninguna o ninguno valemos y sólo nos quieren de relleno", afirmó un dirigente madrileño.

Curiosamente, algunos dirigentes consultados sí ven con mejores ojos la posibilidad de que fuese el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaka, a quien sí se considera una buen candidato para la Alcaldía.

Lo que está provocando esta incertidumbre son múltiples encuentros entre dirigentes madrileños para analizar la situación. Quien más activo está siendo es el histórico dirigente de Izquierda Socialista, Manuel de la Rocha, quien está manteniendo contactos personales con los más destacados pesos políticos del partido para buscar el respaldo a su candidatura, ya que tiene decidido que se proponga lo que se proponga desde Ferraz, va a concurrir a las primarias.

Históricamente, la corriente más a la izquierda del PSOE-M siempre ha presentado un candidato que, finalmente, acaba integrándose en las listas del ganador. Pero, en esta ocasión, la candidatura de De la Rocha está cobrando fuerza e, incluso, algunos sectores más moderados del socialismo madrileño están planteándose apoyarla si el nombre que llega desde el federal no les convence.

Además, otros dirigentes están también moviéndose ante lo que pueda ocurrir. De hecho, un buen conocedor del partido vaticina que puede darse una avalancha de candidatos si no se llega a un consenso previo.

Sánchez, según anunció Efe, dice tener ya el candidato, pero algunos dirigentes del PSOE-M ni siquiera lo creen. Lo que quieren es que el nombre se conozca cuanto antes y todo el partido se ponga a trabajar, porque creen que les perjudica mucho este proceso de indefinición.

Por el contrario, todavía no hay fechas para convocar a los órganos que abran el proceso de primarias y el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, apuntó que no se iniciaría hasta febrero, lo que ha provocado más malestar en la federación socialista.

José Manuel Franco, cuestionado

En el PSOE-M se considera que no se puede perder más el tiempo y que el candidato o candidata tiene mucho trabajo por hacer. En este sentido, se le ha instado al secretario general, José Manuel Franco, que empiece a reaccionar y deje de estar esperando el designio de Pedro Sánchez.

Aunque Franco ha logrado pacificar el PSOE-M su pasividad en este asunto empieza a suscitar críticas en cuanto a su liderazgo. Algunos dirigentes opinan que no puede estar subordinado tanto a la decisión de Ferraz y no tener voz propia.

Además, recuerdan sus peculiares apuestas por Manuela Carmena o hacer una lista conjunta con todas las fuerzas de izquierda renunciado a las siglas del PSOE, lo que tampoco gustó a la militancia del partido.

Más noticias en Política y Sociedad