Público
Público
Únete a nosotros

Elecciones municipales Vox afronta las municipales en Catalunya en medio de tensiones internas

El partido ultraderechista presenta candidaturas en 29 municipios. Destaca Barcelona, donde el alcaldable es el también diputado en el Congreso Ignacio Garriga. Una parte importante de sus candidatos provienen de la xenófoba PxC, disuelta hace unos meses.

Publicidad
Media: 3.60
Votos: 5

Jorge Buxadé, Santiago Abascal y Ignacio Garriga en un acto en el barrio barcelonés de Torre Baró. EFE

Tras conseguir 24 diputados y el 10,3% de los votos el pasado 28 de abril en las elecciones al Congreso, Vox afronta las municipales del día 26 apostando principalmente por tres ejes: bajadas de impuestos, la lucha contra la inmigración irregular y la islamización y la seguridad ciudadana. Temas clásicos de la ultraderecha europea. Y es que Catalunya, clave en su despegue en Andalucía y, posteriormente, en el Congreso, pierde peso como concepto discursivo en unos comicios locales. El partido de Santiago Abascal sólo presenta candidaturas en 29 municipios catalanes de un total de 947. Son, sin embargo, buena parte de las ciudades más pobladas, ya que representan más del 40% de la población de Catalunya.

Junto con el País Vasco y Navarra, Catalunya fue el único territorio donde la formación de extrema derecha se quedó por debajo del 5% de los votos el 28 de abril, el umbral mínimo que permite obtener representación en los ayuntamientos. Con todo, el partido logró un diputado en Barcelona, Ignacio Garriga. Los pocos municipios donde Vox superó el 5% de los votos y ha presentado lista son Reus, Tarragona, Figueres, Castelldefels, Sant Adrià del Besós, Badia del Vallès y Pineda de Mar.

Las candidaturas del partido para las municipales están mayoritariamente integradas por empresarios poco conocidos, militares, ex militantes del PP y por personas afiliadas vinculadas a la formación ultra desde sus inicios. En varias localidades, los integrantes de la lista electoral son miembros de la misma familia. Como los Sellas Villa en Sentmenat. Como explica eldiario.es, hasta ocho miembros de la católica y militante familia Sellas Vila (los progenitores habían militado en Fuerza Nueva) figuran en diferentes listas, seis de ellos en la candidatura de Sentmenat. En Santa Perpètua de Mogoda o Sant Adrià del Besòs, las listas de la formación ultraderechista también están copadas por integrantes de una misma familia.

A pesar de la omnipresencia que Catalunya ha tenido en el discurso del partido, la realidad es que las visitas de su cúpula estatal han sido escasas. Hasta esta semana, sólo el número dos, Javier Ortega Smith, la había visitado fugazmente el pasado 14 de abril en Tarragona. Este miércoles, sin embargo, Abascal hizo acto presencia, protegido por un amplio dispositivo de los Mossos d'Esquadra, en el barrio barcelonés de Torre Baró, para pedir la detención del presidente de la Generalitat, Quim Torra, y la ilegalización de los partidos independentistas.

La pugna interna para controlar el partido

Desde hace unos meses hay malestar en las bases de Vox en Catalunya por los nombramientos a dedo de varios candidatos y la imposición de "paracaidistas" en las listas para el 26M. En la demarcación de Tarragona, la lucha interna y las discrepancias son una constante entre las bases y agrupaciones locales y los cuadros que provienen del PP, Ciudadanos o Plataforma per Catalunya (PxC) y que lideran las listas del partido. Para confeccionar las listas no se han realizado primarias y también han incorporado candidatos que ni siquiera residen en los municipios.

La configuración y movimientos de las listas de Vox en el Vendrell, Torredembarra, Cunit o Reus ha generado tensiones que colean hasta día de hoy. El partido las niega, pero éstas no se circunscriben a la provincia, sino que también llegan hasta la provincia de Barcelona y quedan reflejadas en las redes sociales y en la prensa local, que se hace eco.

En campaña electoral, sin embargo, la pugna por hacerse con el control del partido y los cargos ha quedado relegada a un segundo plano en beneficio de unos buenos resultados el 26-M. Así, el sector que encabeza Lola Martín, presidenta del comité provincial y número 4 en el Congreso por Barcelona, y Patricia Muñoz, alcaldable por Sabadell, lleva meses enfrentado al sector de Jorge Buxadé -número uno de Vox en el Parlamento europeo- y los antiguos miembros de PxC. El sector de Buxadé también tiene el apoyo de Ignacio Garriga, diputado en el Congreso y a la vez candidato al Ayuntamiento de Barcelona.

En las elecciones catalanas de 1995, Buxadé fue el número 7 de la lista de Falange Española de las JONS por Tarragona, y en las elecciones generales de 1996 fue el número 8 de Falange Auténtica por Barcelona. Como abogado del Estado, Buxadé fue quien recurrió la consulta sobre la independencia de Catalunya de Arenys de Munt de 2009 en nombre del gobierno español de Rodríguez Zapatero.

 Garriga, cabeza de lista de Vox al Congreso por Barcelona, ha celebrado más de una vez el golpe de Estado del 18 de julio de 1936

El alcaldable por Barcelona había sido candidato a la alcaldía de Sant Cugat del Vallès en 2015. Ignacio Garriga ha celebrado más de una vez el golpe de Estado del 18 de julio de 1936. A través de un mensaje en Twitter el 18 de julio 2017, afirmó: "Vaya por delante mi condena a las muertes ocasionadas por ambos bandos, pero celebro que valientes nos libraran del yugo comunista". El mismo día del año 2016 ya había dicho: "Hoy agradezco a mis abuelos que en un día como hoy se lanzaron a defender nuestros principios".

Garriga, antiguo militante de las juventudes del PP -en aquella etapa coincidió con David Mejía, actualmente diputado de Ciudadanos en el Parlament- nacido en 1987, es catalán y tiene la piel negra. Su madre, ex militante del PP, es originaria de Guinea Ecuatorial con ascendencia portuguesa. El número 3 en la ciudad es Joan Garriga, ex miembro de la ejecutiva de PxC y primo de Ignacio Garriga. Joan Garriga también fue el número 2 de la lista de la entonces diputada del PP Montserrat Nebrera cuando compitió contra Alicia Sánchez-Camacho para dirigir al PP catalán.

El sector de Lola Martin, formado por militantes iniciales de Vox, se opone a que los otros cuadros de la ultraderechista PxC ocupen lugares estratégicos en el organigrama del partido. PxC cesó su actividad para adherirse a Vox a principios de febrero. Surgida en 2002, hasta ahora había sido la formación de ultraderecha con una mayor representación institucional en Catalunya, llegando a sumar 67 concejales en 2011 y 75.000 votos en las elecciones al Parlament de 2010, bajo el liderazgo de Josep Anglada y centrándose en el rechazo de la inmigración buena parte de su discurso.

La incorporación de militantes suyos a Vox ha arrastrado a la formación de Abascal a las disputas enterradas en el activismo españolista y contrario a los lazos amarillos -en apoyo a los presos políticos- y ha supuesto también, la pérdida de las simpatías de los votantes que sólo votaban a PxC por su discurso xenófobo pero que son contrarios a las propuestas centralizadoras y anticatalanistas de Vox. Como explica el periodista Xavier Rius Sant, otros coordinadores locales de Vox que llevaban desarrollando su cargo desde hace años, como los de Castelldefels y Martorell, han dimitido motivados en parte por la dinámica y el poder que han cogido algunos miembros de PxC dentro del partido estatal.

Las listas de Vox, llenas antiguos miembros de PxC

En la segunda ciudad más poblada de Catalunya, L'Hospitalet de Llobregat el candidato a la alcaldía es el ex vicepresidente de PxC Pablo Barranco Schnitzler. También fue responsable de las relaciones internacionales de PxC y el enlace del partido con los partidos de extrema derecha de Alemania y Austria -Alternativa por Alemania (AFD) y el Partido Liberal de Austria (FPÖ), respectivamente- y con el colectivo islamófobo Pegida. Su aterrizaje en la lista desbancó Daniel Clemente, que dimitió de su cargo de coordinador de Vox en el municipio. En Mataró encabeza la lista Mónica Lora, antigua secretaria general de PxC. La sigue José Casado del grupúsculo antilazos amarillos Segadors del Maresme. Lora se impuso al hasta entonces coordinador del Maresme, José María Pérez. En Salt, presenta al frente de la candidatura Sergi Fabri y Sergio Concepción, hasta ahora concejales de PxC.

David Parada, ex concejal de PxC en Sant Boi de Llobregat y uno de los ideólogos del partido en la etapa post Anglada, va de segundo en Pineda de Mar. Como informa Nació Digital, Inmaculada Cervilla, la cabeza de lista de Vox en el Ayuntamiento de Manresa, cotizó durante el mandato de 2007-2011 como cargo de confianza del grupo municipal de PxC en el Ayuntamiento de El Vendrell sin asistir al trabajo y sin cobrar su sueldo, pero devengando para el paro y para su cómputo general de la Seguridad Social.

En Tàrrega, el primero de la lista es Eduard Pallerola, ex líder de PxC en Lleida y exconcejal del mismo partido en Sant Martí de Riucorb. El número uno en Olot por Vox es Nacho Mulleras, también ex concejal y antiguo miembro del partido neonazi Democracia Nacional y de Juntas Españolas. En Terrassa, la lista que encabeza Jesús Rodríguez incluye miembros del pelotón antilazos y con conexiones neonazis Brigada Tarrasa, que el pasado fin de semana se enfrentó y amenazar el vecindario de Verges, en Girona.

Más noticias en Política y Sociedad