Público
Público

Elecciones Los partidos utilizan el control al Gobierno para lanzar la precampaña en el Congreso

La Cámara Baja acogerá el miércoles una sesión de control al Gobierno que los líderes de los grupos aprovecharán para medirse con sus rivales y fijar su posición de cara a las elecciones generales del 28 de abril.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El líder del PP, Pablo Casado, en el Congreso de los Diputados durante una sesión de control al Gobierno / EFE

Al Congreso de los Diputados le quedan dos semanas de vida en esta legislatura. El 5 de marzo, el Gobierno publicará el decreto para convocar elecciones generales el 28 de abril, un decreto que también ordena la disolución de las Cortes. Los grupos conocen esta fecha y, por eso, han decidido convertir la última sesión de control al Gobierno en el primer acto de la precampaña.

Una vez convocados los comicios, todos los trabajos y actividades pendientes de la Cámara Baja decaerán, por lo que el Congreso apenas tiene margen para resolver algunas de estas cuestiones. Truncada su actividad legislativa (que se resolverá en estas semanas con la aprobación in extremis de varias leyes enmendadas en el Senado, y con la convalidación de los últimos decretos que el Ejecutivo decida presentar), a las Cortes le queda su función de control al Gobierno.

Pero tampoco esta facultad escapa a la vorágine electoral. Los grupos han decidido convertir el último Pleno de control al Ejecutivo en la primera batalla política de cara a las elecciones generales. Los líderes de los diferentes partidos se medirán este miércoles en las Cortes a modo de un debate cuyas normas (tiempo de cada intervención y orden de las mismas) están fijadas por el Reglamento del Congreso y donde la moderadora será la presidenta de la Cámara, Ana Pastor.

Hasta en cuatro ocasiones distintas los representantes de la oposición le preguntarán a Sánchez por el “balance” de sus ocho meses al frente del Gobierno; preguntas que, además de lanzar críticas al Ejecutivo, permitirán a los partidos fijar su posición en determinadas cuestiones.

“¿Qué valoración hace el Gobierno español de la labor que ha realizado desde que asumió sus responsabilidades ejecutivas tras el triunfo parlamentario de la moción de censura?”, le preguntará a Sánchez el portavoz de ERC, Joan Tardá. “¿Qué balance hace el presidente de su labor estos ocho meses de gobierno?”, pregunta la portavoz de Unidos Podemos en la Cámara, Irene Montero.

Casi en los mismos términos, el líder del PP, Pablo Casado, también quiere conocer la valoración de Sánchez sobre su gestión. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, quiere conocer la opinión del líder del Ejecutivo sobre “las nuevas circunstancias que concurren en la situación política de España”.

Más allá de las preguntas generales sobre la legislatura, los grupos también han registrado cuestiones que les servirán para exponer sus prioridades en la agenda política y social que marcará los próximos meses. El PP centrará su ofensiva en la crisis territorial de Catalunya. La portavoz de los conservadores en el Congreso, Dolors Montserrat, volverá a medirse con la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, a la que le preguntará “cuándo se dio cuenta de que los independentistas iban a pedirle la independencia”.

La pugna política del PP con Vox vuelve al Congreso

Pero Catalunya no será el único discurso del PP en la sesión de control. Los de Casado vuelven a traer al Congreso su competición extraparlamentaria con Vox a través de una pregunta sobre la prohibición de la caza. El empleo, el fracaso de los Presupuestos y Gibraltar completan el resto de las líneas discursivas del PP.

Con Catalunya también insistirá Ciudadanos a través de una pregunta del diputado Toni Cantó a la ministra de Educación sobre el supuesto “adoctrinamiento ideológico en los centros educativos de todo el territorio español”. En Unidos Podemos también tienen la intención de comenzar a fijar sus prioridades de cara al escenario electoral.

La diputada del grupo confederal Yolanda Díaz preguntará a la ministra de Trabajo cómo piensa atajar la precariedad sin acabar con las reformas laborales. Noelia Vera, parlamentaria del mismo grupo, quiere saber qué ha hecho el Gobierno para “aclarar la trama corrupta del BBVA y el comisario Villarejo”, mientras que la portavoz adjunta de Unidos Podemos en la Cámara, Ione Belarra, le preguntará a la ministra de Educación por los “retos educativos” del país.

Más noticias en Política y Sociedad