Público
Público

Elecciones El PP prepara las listas electorales en medio de la preocupación de sus filas: la formación cree que el 25% de sus diputados no repetirá

El sector 'sorayista' del partido -en el que destacan nombres como el de José Luis Ayllón, exjefe de gabinete de Rajoy, los exministros Cristobal Montoro, Íñigo Méndez de Vigo y Fátima Bañez, o el actual portavoz adjunto del Congreso, Fernando Martínez-Maillo, entre otros-, podría ser relegado a lugares 'sin garantías' de las listas.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

La bancada del PP tras la llegada a la presidencia del partido de Pablo Casado y antes de la marcha de Soraya Sáenz de Santamaría, en la fila de atrás junto a Marta González. EFE

La convocatoria de elecciones generales no llega en el mejor momento del Partido Popular, a pesar exigirlas con vehemencia -y durante meses- al Gobierno, tachando de "okupa" al actual presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez. Los conservadores, que según los últimos sondeos serían segunda fuerza en el Parlamento -por detrás del PSOE-, podrían perder más del 25% de sus diputados, en favor de formaciones como Vox o Ciudadanos. 

Fuentes cercanas a Pablo Casado estiman que perderán, aproximadamente, 30 escaños de los 134 que ostentan en la actualidad. En las filas 'populares' reconocen que hay cierto nerviosismo por la confección de las listas, concretamente, por la posición que se ocupe en ellas. Estar de número 5 por Valencia ya no augura conseguir una plaza para el Congreso, a pesar de que en 2016 se consiguieran 6 diputados en esa provincia. Es el mismo caso que en Madrid, donde el PP consiguió 15 asientos que ahora, previsiblemente, no revalidarán. Se espera que los de Abascal aterricen con fuerza en ambos territorios, por lo que el número de escaños sería menor.

El sector 'sorayista' del PP -en el que destacan nombres como el de José Luis Ayllón, exjefe de gabinete de Rajoy, los exministros Cristobal Montoro, Íñigo Méndez de Vigo y Fátima Bañez, o el actual portavoz adjunto del Congreso, Fernando Martínez-Maillo, entre otros-, podría ser relegado a lugares 'sin garantías' de las listas. El encargado de coordinarlas es el número dos del PP, Teodoro García Egea, persona de total confianza del presidente.

"Antes del congreso no había ni 'sorayos' ni nada, éramos todos compañeros que ejercíamos distintas funciones"

Fuentes de la dirección 'popular' señalan a Público que hay una clara diferencia entre aquellos que apoyaron a Saénz de Santamaría en las primarias y siguen trabajando para el partido: "Antes del congreso no había ni 'sorayos' ni nada, éramos todos compañeros que ejercíamos distintas funciones" y quienes, habiendo apoyado la exviceresidenta, han mostrado cierta frialdad a la dirección actual o no han aceptado alguna cuestión: "Los ha habido", reconocen.

Señalan a este diario desde Génova que "la lista de Madrid va a tener una decisiva influencia del presidente" y que "habrá un relevo generacional". Alguno de los diputados de más edad, como Celia Villalobos, María Teresa de Lara, Arturo García TizónTeófilo de Luis ya han anunciado que no repetirán. Está por ver si Montoro, que tiene 69, o Méndez de Vigo, con 63, se jubilan o les jubilan. "Pablo [Casado] es de otra generación", conceden. 

"Al final las listas se hacen por muchas razones: por capacidad, por origen geográfico, por género -las cuotas-, por afinidad... Todos los partidos utilizan cuotas, aunque no lo digan abiertamente. Siempre se procura que haya en las listas de todo, gente más y menos joven, mujeres, hombres, de procedencia urbana y rural...eso en la práctica son cuotas", señalan.

El Comité Electoral y los plazos de las candidaturas

Casado y su equipo tienen de plazo hasta finales de marzo para elaborar las listas, que el 3 de abril deben de estar publicadas en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Una vez se conozcan todas las candidaturas, ha de ser el Comité Electoral Nacional del partido, presidido por el exministro Juan Ignacio Zoido -que relevó a Alicia Sánchez Camacho de esta función tras la marcha de Rajoy- el que ratifique las candidaturas. Este órgano es el que decidió -por ejemplo- que Ángel Garrido fuese el presidente de la Comunidad de Madrid tras la marcha de Cristina Cifuentes.

El Comité se constituye con carácter nacional, regional, provincial, insular y local y su función es valorar la idoneidad de los candidatos. Está compuesto por un  presidente, un secretario y seis vocales nombrados por el correspondiente Comité ejecutivo, así como por un vocal de Nuevas Generaciones, que no pueden formar parte de las listas electorales que elaboren o aprueben (a excepción de sus presidentes y secretarios).

Se trata de un órgano de control que no puede vetar, en ningún caso, al candidato propuesto por el presidente, aunque sí funciona en la otra dirección. Es decir, si llega un candidato/a gallego, catalán... que no convence a la dirección, actúa como 'barrera'. Entre las competencias de este organismo está también alterar el orden de las candidaturas, en función de los méritos que presenten en el currículum.

Más noticias en Política y Sociedad