Público
Público

La emergencia del coronavirus El Congreso decide este martes si destina parte del sueldo de los diputados a paliar la emergencia de la covid-19

La vía de la donación institucional suscita algunas dudas jurídicas, igual que la de las "retenciones" de algunos de los complementos salariales de los diputados. Una de las opciones es que cada parlamentario o grupo decida a título particular donar la parte de su salario que considere.

La socialista Meritxell Batet (c), presidenta de la Mesa del Congreso, a su salida de una reunión del órgano rector
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet

público / europa press

La Mesa del Congreso estudiará este martes las distintas propuestas planteadas para donar a la lucha contra el coronavirus los 650.000 euros que suman las indemnizaciones que cobran al mes los diputados para compensar los gastos de ejercer su actividad parlamentaria en Madrid, dado que la Cámara ha entrado en una fase de hibernación tras decretarse el estado de alarma.

Los diputados y senadores reciben una asignación mensual (sueldo base) de 2.981,86 y 3.050,66 euros, respectivamente , a lo que se suman complementos según la tarea que desempeñan (portavocías o puestos de mesa), pero también tienen derecho a "las ayudas, franquicias e indemnizaciones por gastos que sean indispensables para el cumplimiento de su función".

Ahí se incluye una indemnización mensual para "afrontar los gastos que les origine la actividad de la Cámara", que no tributa a Hacienda, que se paga incluso en meses de vacaciones y que cobran hasta los miembros del Gobierno con escaño. Se trata de 917,03 euros para los diputados electos por Madrid y de 1.921,20 euros para los demás, cantidades que en el Senado se elevan a 933,78 para los once de Madrid y 1.958,02 euros para el resto. En total, cada mes el Congreso dedica 635.265,71 euros a estos complementos y el Senado otros 505.650,64 euros.

Esa indemnización por los gastos de la actividad parlamentaria es la que más se ha puesto en cuestión habida cuenta de que, durante el estado de alarma, las Cámaras no están funcionando normalmente y se ha generalizado el uso de los medios telemáticos. Un grupo de partidos apuesta por donar ese dinero a la sanidad pública, pero no es la única alternativa que se ha planteado, ya que también se habla de donaciones a título individual, de crear un fondo o de donar la subvención que reciben los grupos.

La pasada semana, la CUP envió una petición a la presidenta del Congreso, la socialista Meritxell Batet, para que la Cámara no abone este mes esa indemnización a los diputados y que el dinero se dedique ese dinero a hacer una donación a la sanidad pública para combatir el coronavirus. Fue el primer partido que dio un paso para formalizar esta idea, aunque ya se habían pronunciado a favor el PRC y Foro Asturias, también del Grupo Mixto.

Como Batet no tiene potestad para decidir unilateralmente si deja o no de abonar, total o parcialmente, las retribuciones de los parlamentarios, trasladó el escrito de la CUP a la Secretaría General de la Cámara para su inclusión en el orden del día de la reunión de este martes.

Esa vía de la donación institucional conjunta también fue planteada formalmente por el grupo parlamentario de EH Bildu, que registró un escrito en el Congreso reclamando que esa partida no se abone a los diputados y que se dé a la sanidad. En similares términos Junts se ha dirigido tanto a Batet como a la presidenta del Senado, Pilar Llop. Y Compromís, que comparte grupo Plural con Junts, ha pedido igualmente a la Mesa del Congreso que no se pague la indemnización a ningún diputado durante el estado de alarma, que se devuelva la parte proporcional de lo cobrado en marzo y que todo esto se dedique a gastos sanitarios.

Dudas legales sobre retener el sueldo de los diputados

Fuentes parlamentarias aseguran a Europa Press que la propuesta de que la Mesa de la Cámara retenga toda la partida de las indemnizaciones, como plantean los partidos pequeños, presenta serias dudas legales pues supondría apoderarse de parte de la nómina de los parlamentarios. Además, exigiría en todo caso una unanimidad que no se da en el actual contexto. Y tampoco está claro cómo podría el Congreso proceder a la donación y con qué criterios escogería al destinatario.

Hacienda tiene abierta una cuenta en el Tesoro Público para centralizar aportaciones de personas físicas o jurídicas, pero en este caso no es un instrumento válido ya que la legislación prohíbe donaciones entre instituciones.
Para sortear estas dudas legales, lo que propone ERC es una reforma del Reglamento del Congreso para que la cámara no abone el concepto de indemnizaciones a los diputados mientras dure la vigencia del estado de alarma y su consecuente confinamiento. Eso sí, una reforma legal es una vía que no tendría aplicación hasta pasados varios meses.

Haya o no donación general de la indemnización, el diputado socialista Odón Elorza ya decidió unilateralmente renunciar a cobrar la suya. Así, envió una carta a Batet pidiendo que la Cámara no le abone esos 1.900 euros como gesto ético ante la gravedad de la pandemia y el aumento del paro. La presidenta trasladó su solicitud a la Secretaría General de la Cámara, que es el órgano que tiene delegada la facultad de ordenar los pagos, para que proceda a su cumplimiento.

Frente la donación institucional por parte de las Cámaras, los principales grupos han apostado por favorecer que sean sus diputados y senadores los que hagan aportaciones a título individual, ya sea esa indemnización o una parte e su sueldo. Según esta opción, las Cámaras seguirían abonando las nóminas completas y serían los parlamentarios o sus partidos los que decidirían cuánto se dona y a quién.

Tanto el PSOE y Unidas Podemos como Ciudadanos aseguran que sus diputados ya están realizando donaciones. El PP, de su lado, ha optado por crear un fondo común para que todos los cargos públicos donen parte de su sueldo y ayudar así en la lucha contra el coronavirus, y ya ha anticipado que ahí se recogerán las aportaciones de diputados, senadores y europarlamentarios, así como diputados autonómicos y provinciales y otros cargos institucionales.

Subvenciones fijas y variables a los grupos parlamentarios

Vox, por su parte, no es partidario de donar la indemnización porque, según subraya su portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, los gastos que tienen que afrontar los parlamentarios, por ejemplo alquileres, no desaparecen aunque en el Congreso no haya actividad.

Como alternativa, Santiago Abascal ha anunciado que el partido donará íntegramente la subvención institucional de su grupo parlamentario de marzo y abril a asociaciones de víctimas del coronavirus y ha instado al resto de formaciones políticas a seguir su ejemplo. Según aseguran, se trata de un total de 236.384,4 euros, ya que cada cada grupo recibe al mes 29.606,56 euros fijos a cada grupo parlamentario más otros 1.703,57 poco cada uno de sus diputados.

En cuanto a Unidas Podemos, el grupo confederal ha anunciado iniciativas en el Congreso y el Senado para que, mientras dure el estado de alarma, tanto los diputados y los senadores como los miembros del Gobierno y altos cargos se rebajen el sueldo a la mitad y el resto se done a la luchar contra el coronavirus.

En medio de todo este abanico de propuestas, la presidenta del Congreso llevará a la próxima reunión de la Mesa una propuesta para destinar a la lucha contra la pandemia el dinero que se ha ahorrado la institución como consecuencia del parón de la actividad parlamentaria que ha ocasionado el estado de alarma.

Batet propone que el Congreso done el ahorro derivado de la inactividad de la institución durante la emergencia sanitaria del coronavirus, ya que la Cámara está en servicios mínimos

De entrada, Batet ha encargado a la Secretaría General que realice un cálculo mensual del ahorro que esta emergencia sanitaria está suponiendo en los gastos de la institución por todos los conceptos, incluidos, entre otros, desplazamiento de los diputados a Madrid que se han dejado de abonar ante la disminución de la asistencia a los Plenos. Además, ha pedido un informe jurídico sobre la fórmula adecuada para transferir las cuantías ahorradas al combate contra el Covid-19.

A priori, todo apunta a que la propuesta de la presidenta será la que prospere este martes en la Mesa del Congreso, donde PSOE y Unidas Podemos cuentan con la mayoría, todo ello con independencia de que los grupos o los diputados realicen las donaciones particulares que estimen oportunas.

Más noticias de Política y Sociedad