Público
Público

Emergencia de la covid-19 Clamor de la oposición y los socios del Gobierno contra el plan para las salidas de los menores: "Mejor paseos al aire libre"

La mayoría de partidos optan por permitir un paseo de corto recorrido.

L'alcaldessa Ada Colau durant una conversa telemàtica amb altres alcaldes. AJUNTAMENT DE BARCELONA / ACN
La alcaldesa de Barcelona Ada Colau./AJUNTAMENT DE BARCELONA / ACN

público

La decisión del Ejecutivo de permitir a los menores de 14 años acompañar a adultos a realizar salidas autorizadas, como es ir a por la compra, a la farmacia o a los quioscos, ha recibido un claro rechazo de la mayor parte de la oposición y de los socios parlamentarios de la coalición. 

Las críticas se centran en el hecho de que los menores acompañen a sus padres y madres a lugares concurridos, como puede ser un supermercado, choca con las medidas de distanciamiento social. Muchas voces reclaman una rectificación y que se apueste por paseos de corto recorrido.

Entre ellas, el presidente del Partido Popular Pablo Casado, el presidente de la Xunta de Galicia Alberto Núñez Feijóo, los alcaldes de Barcelona y Madrid,Ada Colau y José Luis Martínez-Almeida, la presidenta de Ciudadanos Inés Arrimadas, el diputado de Más País Iñigo Errejón o la dirigente de Adelante Andalucía Teresa Rodríguez.

No obstante, los cuestionamientos al Ejecutivo en esta medida concreta no han llegado solo desde posiciones políticas, sino también desde perfiles más técnicos. Una de ellas es la investigadora y docente Heike Freire, quien impulsó una campaña en Change.org para que se respeten los derechos de los más pequeños durante el confinamiento.

Para Freire, esta polémica decisión es "un error que viene dado porque no han cambiado su perspectiva sobre la invisibilidad de la infancia en su respuesta
a la pandemia". "Ahora mismo, un supermercado o una farmacia son los peores sitios a los que puedes llevar a un niño. No se trata de salir por salir, se trata de
que los niños puedan salir para satisfacer sus necesidades", algo que se antoja difícl bajo los supuestos que permiten salir a la calle actualmente.

Una posición compartida con la Plataforma de la Infancia, que se ha pronunciado en los siguientes términos: "La medida anunciada no pone en el centro a la infancia y obvia sus derechos y necesidades. Todos los niños y niñas, en especial aquellos que viven en peores condiciones, necesitan aire libre, caminar, moverse, para garantizar su bienestar físico y, sobre todo, su salud mental".

A nivel político, una de las primeras voces de la izquierda en anunciar su rechazo a la forma en que los menores de 14 años podrán salir de sus casa ha sido la alcaldesa barcelonesa Ada Colau, que tratará durante esta tarde el tema con Moncloa.

En la dirección de Adelante Andalucía tampoco parecen satisfechos con el planteamiento del Gobierno central. La dirigente de la formación andaluza Teresa Rodríguez ha sido tajante, asegurando que los supermercados son un sitio donde "no hay que llevar un niño".

Desde Más País también se han pronunciado en contra de la medida. Ha sido por boca del diputado de la formación Iñigo Errejón, quien ha puesto de manifiesto, como otros tantos políticos, el riesgo de que haya más personas en espacios cerrados como supermercados.

El presidente de lo populares Pablo Casado ha salido rápidamente a mostrar su desacuerdo con las medidas adoptadas. El dirigente popular ha señalado que lleva "diez días pidiendo que los niños puedan salir tras un mes confinados", aunque no de la forma que se ha anunciado. "Pido al Gobierno, también como padre de dos pequeños, que rectifique y les permita dar paseos cortos por zonas abiertas", ha afirmado en Twitter.

Alberto Núnez Feijóo se ha sumado a las críticas, señalando que "la fórmula escogida no es la que ofrece más garantías". Feijóo ha dejado la puerta abierta a una posible rectificación del Gobierno: "Mejor un paseo puntual por la calle que ir a un supermercado. Aún hay tiempo para que el Gobierno lo reconsidere".

También desde las filas populares, aunque esta vez desde el Ayuntamiento de Madrid, el alcalde José Luis Martínez-Almeida ha señalado que es hora de confiar en la ciudadanía para que puedan pasear con sus hijos despues de un mes de confinamiento.

En Esquerra Republicana de Catalunya las críticas han llegado por parte de su portavoz en el Congreso, Gabriel Rufián, quien considera que se deberían establecer franjas horarias por edad para realizar una salida ordenada.

Y en el Palau de la Generalitat tampoco se han abstenido de mostrar su enorme desacuerdo con la mediada. Quim Torra, mencionado un tweet que recoge las palabras de su consejera de Sanidad, señala que el plan del Ejecutivo central es "absurdo".

Sin salir del bloque de la derecha, la dirigente de Ciudadanos Inés Arrimadas ha achacado las lagunas de la medida aprobada por el Gobierno a la "improvisación" y la falta de consenso.

Más noticias