Público
Público

Encuesta de Podemos La mayoría de la población cree que el rey jugó un papel negativo en Catalunya

Una encuesta interna de Podemos revela que un 39% de los ciudadanos cree que Felipe VI no ayudó a resolver la situación en Catalunya. Además, un 65% considera que Juan Carlos I está "salpicado" por los casos de corrupción de la familia real. 

Publicidad
Media: 4.42
Votos: 19

El Rey, en la cabecera de la manifestación contra los atentados yihadistas en Cataluña en 2017. ANDREU DALMAU EFE

Este viernes, el pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha acordado "rechazar y condenar el posicionamiento del Rey Felipe VI" por su intervención en el conflicto catalán y su "justificación de la violencia ejercida por los cuerpos policiales el 1 de octubre". Una declaración institucional, promovida por la CUP y que han firmado el Gobierno de Ada Colau, PDeCAT y ERC, en la que también se ha apostado por abolir la Monarquía. Pero no son los únicos que sienten este rechazo, y no sólo por el Parlament, que también reprobó al rey hace dos semanas.

El tres de octubre de 2017, el monarca pronunció un discurso muy esperado y sobre el que se generaron multitud de expectativas que no se cumplieron. Felipe VI no dudó en llenar de reproches y criticar a "determinadas autoridades de Catalunya", mientras que no dijo una sola palabra sobre las cargas policiales del 1-O que dieron la vuelta al mundo. Provocó malestar en la izquierda y entre los independentistas, y satisfacción en PP y Ciudadanos. Pero no había datos sobre cómo recibió el mensaje la ciudadanía. Ahora, una encuesta interna de Podemos muestra que un 39,8% de la población cree que el rey no jugó un papel positivo para resolver el conflicto en Catalunya.

"¿Cuál es tu grado de acuerdo con las siguientes afirmaciones sobre la Monarquía y la familia real?: El rey Felipe VI ha jugado un papel positivo para resolver la situación en Catalunya", preguntó el partido morado a los ciudadanos el pasado septiembre. Los resultados, a los que ha tenido acceso Público, son que el 38,9% contestó que "más bien en desacuerdo", un 31% "ni acuerdo ni desacuerdo" y un 18% "más bien de acuerdo". Es decir, que menos del 20% de la población apoya el papel jugado por el monarca ante el proceso soberanista catalán. 

La encuesta se realizó el mes pasado, a nivel nacional y contaron para ella con 1.014 entrevistas online. Desde el partido morado también explican que, como en todas sus encuestas internas, las entrevistas se han realizado a la población general residente en España mayores de 18 años, con cuotas por sexo, edad, tamaño de hábitat, Comunidades Autónomas y nivel socioeconómico y con un error muestral del 3,08%, lo que supone un 95,5% de confianza. 

Un 65% relaciona a Juan Carlos I con la corrupción

Podemos, en la encuesta interna, también preguntó por más valoraciones de la ciudadanía sobre la Casa Real. El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ya lleva tres años y medio sin preguntar por la Monarquía en sus encuestas y el Gobierno no da explicaciones claras sobre este silencio. La última vez que preguntó sobre su valoración fue en abril de 2015 y la Casa Real suspendió: la nota media fue de un 4,34. 

Menos de un 20% apoya el papel de Felipe VI en Catalunya, y sólo un 9% no cree que el rey emérito está "salpicado" por la corrupción

Desde entonces, la familia real se ha visto inmersa en casos de corrupción que van desde la condena de seis años de prisión contra Iñaki Urdangarín, el cuñado del rey, a los audios de la aristócrata Corinna zu Sayn-Wittgenstein que apuntan a irregularidades en las cuentas del rey emérito. Un par de meses después de que se desvelaran estos audios, el 65,5% de la población considera que el rey emérito tiene relación con los casos de corrupción

"¿Cuál es tu grado de acuerdo con las siguientes afirmaciones sobre la Monarquía y la familia real?: El rey Juan Carlos I está salpicado por los casos de corrupción de la familia real", preguntó Podemos. Los resultados: un 65,5%  “más bien de acuerdo", un 14,5% "ni acuerdo ni desacuerdo" y un 9,2% "más bien de acuerdo". Sin embargo, PP, Ciudadanos y PSOE siguen protegiendo al rey emérito en el Congreso, evitando que salga adelante cualquier iniciativa parlamentaria o comisión de investigación destinada a estudiar las cuentas de Juan Carlos I.

Además de estos datos, y a pesar del silencio del CIS, este medio también publicó a principios de semana los resultados de otra encuesta interna realizada por Podemos que muestra que un 54% de la población quiere que se realice un referéndum para decidir si vivir en República o Monarquía.

La desafección hacia la Monarquía 

La reprobación al monarca sólo es uno más de los episodios que están creciendo en rechazo de la Casa Real.  El Ayuntamiento y el Parlament ya han mostrado con estas declaraciones sus valores republicanos, asegurando que apuestan por la
abolición de "una institución caduca y antidemocrática como la monarquía".
Aunque el Gobierno, como ya hace desde el Congreso, ha decidido seguir blindando la figura del rey y ha impugnado ante  el Tribunal Constitucional la resolución aprobada el 11 de octubre por el Parlament, a pesar del criterio en contra expresado por el Consejo de Estado.

Los episodios de desafección a la Monarquía son cada vez más frecuentes entre las instituciones y los ciudadanos

Además, Izquierda Unida ha anunciado este sábado que promoverá que la reprobación aprobada por el Parlament se extienda por todo el Estado, presentando mociones que la secunden e insten a investigar posibles hechos de corrupción de la monarquía en más de mil ayuntamientos.

Pero, mucho más allá del orden institucional, entre los ciudadanos también hay (cada vez más frecuentes) episodios de desafección a la corona: desde los estudiantes de excelencia de Oviedo que rechazan asistir con Felipe VI y Letizia a los actos de los premios Princesa de Asturias al joven que durante los trabajos posteriores a la riada mortal de Mallorca prefiere ofrecerle al rey una escoba que saludarlo.

Mientras que en lo referente a Catalunya, destacan los abucheos hacia el monarca que marcaron la manifestación de condena a los atentados que habían tenido lugar en Barcelona el 17 de agosto de 2017. Además, amplios sectores del independentismo llamaron a la movilización ante las puertas del Palacio de la Música, donde fue invitado el pasado febrero, mientras que varios cargos de la Generalitat de Catalunya no asistieron a la cena como seña de protesta. También las pancartas y los carteles recuerdan que hay sectores que rechazan cómo ha actuado Felipe VI: "El rey español no es bienvenido en los países catalanes", rezaba una pancarta desde la Plaza de Catalunya el pasado agosto.

Una carta gigante con la inscripción ''Catalunya no te rei'' (Catalunya no tiene rey) antes del comienzo de la manifestación convocada para esta tarde. / EFE - QUIQUE GARCÍA

Más noticias en Política y Sociedad