Público
Público

El enfrentamiento entre C´s y
Podemos deja a Sánchez casi
sin opciones para ser investido

La reunión entre PSOE, Podemos y Ciudadanos acaba sin ningún acuerdo a tres bandas y abre el horizonte para unas nuevas elecciones generales, aunque los socialistas se aferran a seguir negociando hasta el último momento

Vista general de la reunión de los equipos negociadores del PSOE,Podemos y Ciudadanos, para explorar la posibilidad de negociar un acuerdo de gobierno, hoy en el Congreso de los Diputados. EFE/Paco Campos

JUAN ANTONIO BLAY

MADRID.- La reunión celebrada en la tarde de este jueves entre delegaciones del PSOE, Podemos y Ciudadanos en el congreso de los Diputados para explorar una amplia coalición para la investidura del socialista Pedro Sánchez como presidente del Gobierno acabó sin resultados positivos. El enconamiento manifestado en el encuentro entre Ciudadanos y Podemos pone, de facto, muy difícil sobre la mesa un nuevo intento de investidura del líder del PSOE.

Tras la reunión tanto el representante de Ciudadanos, su vicesecretario general José Manuel Villegas, como el del PSOE, su portavoz parlamentario Antonio Hernando, reconocieron las dificultades para establecer un acuerdo a tres bandas entre las citadas formaciones políticas para lograr superar los votos de la investidura frustrada el pasado cuatro de marzo.

Por parte de Podemos, delegación que estuvo encabezada por su líder Pablo Iglesias, no compareció nadie ante los periodistas tras la reunión, gesto que se interpreta como falta de sintonía con lo ocurrido en las conversaciones, que se alargaron durante casi dos horas y media. Fuentes oficiales de la formación morada anunciaron que Iglesias comparecerá este viernes a media mañana tras mantener reuniones con la estructura del partido.

El representante de Ciudadanos fue taxativo desde el primer momento al afirmar que desde su formación política se considera “vigente” el acuerdo suscrito con los socialistas, circunstancia que quedó plasmada de forma explícita en la reunión. Sin embargo, según su versión, Podemos considera este acuerdo “en vía muerta”. En consecuencia, Villegas dejó claro que no era factible una confluencia con la formación morada.

Podemos se presentó a la reunión con un documento que contenía 20 propuestas como base para establecer un nuevo acuerdo político

Podemos se presentó a la reunión con un documento que contenía 20 propuestas como base para establecer un nuevo acuerdo político, al que invitó a sumarse a Ciudadanos, que lo descartó de forma radical. “En el último punto se habla de un Gobierno progresista en el que no se nos invita ni queremos estar”, dijo Villegas. Es más, desde la formación naranja se insiste que “no vamos a sustituir un acuerdo por otro acuerdo”.

En tono conciliador, pero sin excesiva convicción, el representante socialista, Antonio Hernando, puso el énfasis en que el acuerdo es “todavía posible”, no sin antes reconocer que “es difícil”. En línea con lo expuesto desde el partido socialista en las últimas semana, Hernando ha reiterado que el acuerdo con Ciudadanos se mantiene porque “somos un partido serio”.

No obstante, pese a mostrase voluntarioso ante los periodistas, recalcó que solo es posible explorar la vía de los 199 votos a la investidura sumando al PSOE los escaños de Podemos y de Ciudadanos, más otras formaciones minoritarias. Y en esa línea se ha comprometido a seguir trabajando tras constatar que solo con Ciudadanos o solos con Podemos los socialistas no logran asegurar una investidura de Sánchez y formar un Gobierno estable para el reto de la legislatura.

A expensas de lo que plantee este viernes el líder de Podemos, Pablo Iglesias, el resultado de la reunión de este jueves en el Congreso de los Diputados, sobre la que se habían depositado muchas expectativas, deja abierto el panorama de

Si el próximo día 2 de mayo no se ha producido la investidura de un presidente del Gobierno automáticamente se convocarán los nuevos comicios

Si el próximo día 2 de mayo no se ha producido la investidura de un presidente del Gobierno automáticamente se convocarán los nuevos comicios para el día 26 de junio, en cumplimiento de los plazos establecidos en la Constitución y el reglamento del Congreso de los Diputados.

La única alternativa, pues, que le queda al candidato socialista Pedro Sánchez, que deberá contar con una nueva propuesta formulada por el jefe del Estado, estriba en que el PSOE alcance un acuerdo explícito con Podemos, al que se sumen las confluencias, Compromís e IU, además del respaldo de los parlamentarios del PNV, dejando atrás el acuerdo con Ciudadanos. Esta opción, tras las declaraciones de Hernando tras la reunión de este jueves, se presenta como extremadamente difícil.

En la recta final del calendario político apenas queda margen para las especulaciones. O el PSOE trompe su acuerdo con Ciudadanos y alcanza un pacto con Podemos y el resto de pequeñas formaciones políticas o habrá nueva convocatoria electoral al inicio del verano tras más de cuatro meses de infructuosos intentos de alcanzar la investidura de un candidato.

Por lo tanto, Mariano Rajoy seguiría al frente de un Gobierno en funciones hasta finales de julio siempre y cuando para esa fecha el nuevo Congreso de los Diputados electo hubiese logrado investir a un candidato. El momento inédito que vive la política española tras el 20 de diciembre pasado podría seguir por caminos desconocidos si el nuevo hemiciclo tiene una composición similar a la actual tras el 26 de junio.

Más noticias de Política y Sociedad