Público
Público
Únete a nosotros

El futuro de las pensiones Enfrentamiento entre pensionistas a las puertas del Congreso

Un centenar de personas rompe el perímetro policial y corta la calle frente al Parlamento, en contra de la voluntad de los organizadores de una nueva concentración para reclamar pensiones dignas

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Un grupo de pensionistas ha vuelto a cortar el tráfico en las puertas del Congreso pese a que el pleno de la Cámara se encuentra reunido, acción que ha provocado el malestar de algunos de los organizadores de la protesta, que alertan de posibles sanciones por parte de la Delegación del Gobierno. EFE/Emilio Naranjo

Esta vez la policía no ha intervenido ni un poco. Como ya adelantábamos ayer, la delegación del Gobierno ha dado orden expresa a la UIP, la unidad de intervención policial, encargada del Congreso, de no protagonizar ningún otro enfrentamiento con los pensionistas manifestantes en la carrera de San Jerónimo, y eso han hecho.

Las imágenes de hoy nada tienen que ver con las de la semana pasada, en las que policía y pensionistas llegaron a las manos porque la policía les impidió concentrarse en la plaza de las Cortes, donde llevan casi un año haciéndolo. En esta ocasión la policía les ha permitido llegar a la plaza, que está en frente de la puerta de los leones, y ni siquiera ha custodiado el vallado en dicha plaza de las Cortes, como siempre hace.

Hoy los pocos dispositivos policiales presentes se han colocado en la otra acera y se han limitado a depositar alguna valla más, alargando el recinto, conforme iban llegando más manifestantes. 

Concentración de pensionistas frente al Congreso de los Diputados. E.P.

Según la Policía, eran unos mil pensionistas concentrados frente al Congreso, y, según esas mismas fuentes, solo unos cien han decidido mover la valla que tenían delante y cortar la calle. La policía no ha intervenido ni en ese momento ni en ningún otro.

El centenar escaso del que hablamos no ha querido volver al recinto vallado a pesar de los ruegos de los organizadores, que megáfono en mano, les han repetido una y otra vez, con megáfomo y si él, la necesidad de la protesta de cumplir con los permisos recibidos para poder seguir repitiéndose. Ni siquiera ante el peligro de una multa, que podría ser de hasta 6.000 Euros para quién firmó la petición de esta movilización ante el delegado del Gobierno, ha hecho retroceder al centenar que más gritaba.

Fuentes de la Coordinadora de pensionistas y de los Yayoflautas afirman que esos cien no están en dichas asociaciones, ni acuden a sus reniones, ni nada. "Han venido a reventar la manifestación y eso hacen", se lamentaba a Público uno de los portavoces de la Coordinadora.

Un grupo de pensionistas ha vuelto a cortar el tráfico en las puertas del Congreso pese a que el pleno de la Cámara se encuentra reunido, acción que ha provocado el malestar de algunos de los organizadores de la protesta, que alertan de posibles sanciones por parte de la Delegación del Gobierno. EFE/Emilio Naranjo

Recordemos que muchos miércoles, a las doce, durante el pleno, la Coordinadora de pensionistas, los Yayoflautas y otras asociaciones de mayores se concentran a las puertas del congreso para seguir exigiendo la revalorización de las pensiones con respecto al IPC real y su blindaje desde hace casi un año. Ahora temen que este incidente le de una excusa al delegado del Gobierno para no darles permiso para continuar haciéndolo, aunque la movilización ha terminado pacíficamente sin incidente alguno. Los pocos que cortaron la calle no han intentado en ningún momento llegar más lejos que eso. 

¿Qué más piden los pensionistas? 

Entre los manifestantes esta vez también estaban la plataforma de pensionistas jóvenes, que denuncian su problemática específica, y ASJUBI40, otra asociación  que lleva muchos años peleando para  que no se penalice a los pensionistas con más de 40 años de cotización, que terminaron su vida laboral prejubilados.

Los pensionistas vuelven a concentrarse frente al Congreso de los Diputados para exigir unas pensiones dignas, su revalorización conforme al IPC y la defensa del sistema público de pensiones. EFE/Fernando Villar

Santiago Menchero, uno de sus portavoces, nos contaba su caso como ejemplo: "Coticé 47 años y me siguen quitando el 24% de mi pensión porque me prejubilaron a los 61" "Vale que me castigaran hasta los 65 pero no que me den cadena perpetua", afirma. Este portavoz nos cuenta que, desde 2005, se han aprobado múltiples iniciativas en el parlamento nacional y en muchos autonómicos reconociendo esta injusticia y que no han servido para nada. Afirma que en muchas de esas votaciones, de proposiciones no de ley, el PP se ha abstenido y que la propia Carolina España, una diputada y portavoz popular, le ha dado la razón personalmente aunque mientras el partido popular gobernó nunca se planteó dar marchar atrás a estos recortes sin precedentes. 

Es decir, que los pensionistas tienen más peticiones de las que se oyen en los medios de comunicación y en el Pacto de Toledo y tienen puestas sus esperanzas en que sus movilizaciones constantes lleven a alguna parte. "El único camino la lucha es" y "gobierne quien gobierne las pensiones se defienden", coreaban hoy ante la puerta de los leones.  En el próximo pleno ya veremos dónde. 

Más noticias en Política y Sociedad