Público
Público
comunidad de madrid

La entidad que homologa los menús de Ayuso recibe dinero de Coca Cola, McDonald's y Telepizza

En los últimos días los menús que reparte la comunidad de Madrid a las familias más vulnerables se han situado en el centro de la polémica por provenir de empresas de comida rápida como Telepizza y Rodilla. A pesar del aluvión de quejas por parte de la sociedad civil y los expertos en nutrición, en la Fundación Española de la Nutrición, el organismo que hasta el año pasado homologaba a las empresas a las que se les permitía trabajar en los comedores de la comunidad madrileña, impera el silencio.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, subida en un camión de comidas en Ifema, entrega un bocadillo de calamares a Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid.- INSTAGRAM DE ISABEL DÍAZ AYUSO
La presidenta de la Comunidad de Madrid, subida en un camión de comidas en Ifema, entrega un bocadillo de calamares a Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid.- INSTAGRAM DE ISABEL DÍAZ AYUSO

Los últimos datos recabados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) entre 2015 y 2017, concluyen que en España aproximadamente uno de cada cinco niños (entre el 18 y el 21%), es obeso. En 2019 Unicef y Gasol Foundation comprobaron en otro informe que "debido a causas como la ingesta de una dieta inadecuada o un exceso de hábitos no saludables", el 35% de niños españoles de 8 a 16 años, padece sobrepeso u obesidad.

En este contexto y con un 27,23% de sobrepeso u obesidad juvenil en la Comunidad de Madrid  en 2018, según según un estudio realizado con 1936 jóvenes de los centros escolares madrileños; el Ejecutivo autonómico decidió que, desde el pasado 18 de marzo, quienes alimenten a los hijos e hijas de las familias que perciben la Renta Mínima de Inserción (RMI), un total de 11.500 niños y niñas, fueran empresas de comida rápida como Telepizza o Rodilla. Una medida que no ha hecho ninguna gracia a colectivos como el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas. Según sostienen desde la entidad, este tipo de menús es contrario a las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y favorece el sobrepeso.

Un 27,23% de sobrepeso u obesidad juvenil en la Comunidad de Madrid en 2018, según según un estudio realizado con 1936 jóvenes de los centros escolares madrileños

El pasado miércoles, para defenderse de las acusaciones por los menús, Ayuso pronunció las siguientes palabras en la Asamblea de Madrid ante las quejas de la oposición: "Dicen que si yo le daría esta comida a mis hijos. Yo creo que, que a un niño le den una pizza no es un problema". Esta no es la única polémica que ha azotado a la presidenta de la Comunidad esta semana. El viernes pasado se vio a Ayuso posar en puesto de comida rápida que servía bocadillos Junto con José Luis Martínez Almeida, alcalde de Madrid.

A este respecto, el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas ha emitido un comunicado reprobando las palabras de Ayuso. Este organismo se muestra contrario a las medidas que está tomando la Comunidad de Madrid para los menús escolares que se ofertan en período de pandemia y opinan que "se alejan de las recomendaciones de alimentación saludable dirigidas a la población infantil". El comunicado afirma que "las declaraciones (de la presidenta) denotan falta de conocimiento y asesoramiento adecuado en materia de nutrición y dietética". Además, desde la organización comentan que el tipo de medidas que se están tomando sólo contribuyen a fomentar todavía más, la ya evidente pandemia de obesidad, que afecta con más frecuencia y gravedad a la población infantil y a personas y familias con menos recursos económicos.

Más organizaciones han mostrado su desacuerdo con la Comunidad de Madrid. Entre ellas se encuentran Cooperativa Garua, Ecologistas en Acción o la Federación Regional de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (FAPA) Francisco Giner de los Ríos. Esta última demandó, incluso por la vía administrativa, a la Consejería de Educación de Madrid. Para ello, se basaron en un informe elaborado y firmado por la nutricionista y dietista Paloma Gladiné Martín y otros 16 profesionales, en el que se analiza la calidad de los menús de la CAM. Sin embargo, la presidenta Isabel Díaz Ayuso ha decidido no recular en su plan.

Las declaraciones de Ayuso desataron la polémica en las redes sociales y pusieron el foco sobre la Fundación Española de la Nutrición (FEN), organismo que desde 2001 hasta mediadios de 2019 (última fecha de la que existe constancia de sus labores como ente homologador de las empresas que atienden en los comedores escolares madrileños), se ha encargado del Programa de Comedores Escolares en la Comunidad.

Preguntado por los menús de Telepizza y Rodilla, el Director General de la FEN, José Manuel Ávila Torres, niega que la fundación haya participado en el diseño de las becas comedor que se están ofreciendo actualmente.

Captura de las empresas interesadas. / ARCHIVO

Sin embargo, el nombre de la fundación sigue apareciendo en la `Guía de orientación nutricional para profesionales de atención primaria´, en `Las recomendaciones dietético nutricionales del Servicio Madrileño de Salud´, así como en otros documentos del portal de la Comunidad de Madrid. Además, en la web de la FEN se recoge como colaboradora de la entidad a la propia Comunidad de Madrid.

En este sentido, Abel Esteban, portavoz de Ecologistas en Acción, apunta que "es difícil obtener información detallada sobre los comedores escolares de la Comunidad de Madrid" y argumenta que "han tenido siempre una actitud de cerrazón cuando desde su colectivo han solicitado reuniones". Desde Ecologistas en Acción aseguran que la Comunidad les deriva a la FEN cuando desde esta organización formulan cuestiones como la de cambiar las pautas de alimentación de los centros escolares madrileños: "A mí me da que la pregunta parlamentaria es de las pocas formas que existen para conseguir que te respondan en detalle sobre este tema. Y aún así vete a saber cuándo responden y con qué exhaustividad", señala en portavoz.

Otro de los asuntos que apunta Esteban es la diferencia de precios con respecto al servicio de comedor: "El precio diario del menú escolar es de 4,88 euros por niño e incluye personal del comedor. Y la Comunidad está pagando a Telepizza cinco euros por un menú incompleto que no lleva asociado ningún tipo de servicio de cuidado de menores". 

La FEN y su relación con la industria alimentaria

La entidad reconoce que empresas como Campofrío, Coca Cola, Eulen, McDonald’s, Pepsi, Nestlé, Puleva y Telepizza son promotoras de la fundación. Sin ir más lejos, Coca Cola Iberia fue uno de los financiadores del estudio ANIBES (FEN), una "encuesta de alimentación y nutrición que evalúa datos antropométricos, ingesta de macro y micronutrientes, así como el nivel de actividad física y datos socioeconómicos" de la población española. La propia Coca Cola muestra en su web cómo solo en 2019 abonó 80.320 euros a la FEN y se calcula, según los datos de la propia compañía, que entre 2010 y 2017 la empresa de refrescos pagó 567.000 euros a la Fundación dirigida por José Manuel Torres Ávila.

Telepizza, empresa seleccionada por la Comunidad de Madrid para los menús escolares de las familias que perciben la RMI, también está presente en la FEN. Fernando Frauca Amorena fue nombrado en 2014 Director General de la compañía en España, y es a su vez, vocal de la FEN desde 2013, hecho que no ocultan en el Facebook de la Fundación.

El director de la Fundación Española de Nutrición

José Manuel Ávila Torres, que lleva 30 años siendo director general de la FEN, es también secretario técnico de la Sociedad Española de la Nutrición. Además, Torres formó parte hasta el año pasado del equipo de gobierno municipal del Ayuntamiento de Villanueva de la Cañada (Comunidad de Madrid) donde figuraba como Concejal de Urbanismo y Sanidad del Partido Popular.

Torres compaginaba sus tareas en el Ayuntamiento con la dirección de la entidad que decide cuáles son las empresas aptas para alimentar a los niños y niñas de la Comunidad de Madrid. Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes en este momento.

Ni la FEN, como tampoco José Manuel Ávila Torres responden a las preguntas formuladas por este medio sobre el posible conflicto de intereses e incompatibilidad entre su cargo en la política y su labor como director general de la Fundación que homologa las empresas aptas para dar de comer a los niños de la comunidad de Madrid. También impera el silencio cuando son preguntados por Telepizza como una de las compañías elegidas, empresa que forma parte de los promotores de la FEN, recuérdese.

Sí que ha habido respuesta por parte de Telepizza. Sin embargo, apuntan que no valoran hacer ningún tipo de declaración al respecto de las palabras de la presidenta de la Comunidad Isabel Díaz Ayuso sobre las pizzas ni al del menú que la Comunidad oferta.

Según la aplicación de recuento de información nutricional fatsecret, una porción de pizza de la marca oscila en torno a las 200 kilocalorías (dependiendo de los ingredientes). Para quemar una pizza mediana y sus 800 kcal, el menor tendría que realizar ejercicio intenso durante más de una hora, dependiendo claro de su Tasa de Metabolismo Basal. El consenso científico apunta a que consumir pizzas y demás productos ultra procesados altos en azúcares y aceites refinados, favorece la aparición de patologías como la obesidad, los problemas cardíacos, la resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2, entre otras.

La multinacional ha decidido no responder a las preguntas que se le han planteado en este sentido señalando que, "no es a ellos a quien hay que plantear ese tipo de cuestiones, sino a un profesional de la nutrición".

Más noticias de Política y Sociedad