Público
Público

entrevista al alcalde de Sevilla Juan Espadas: "Yo gobierno para todos sin olvidar el proyecto ideológico"

"Nadie puede vaciarse durante 20 años. Al final, se acomoda"; "Mi objetivo es buscar los concejales que dan la mayoría absoluta, sabiendo que es muy complejo"; "Espero estar entre esos alcaldes que consiguen sumar a la marca y a la organización a la que pertenecen, que en mi caso es el PSOE"; "El PSOE se ha quedado en un papel de centro izquierda en este país bastante razonable. Estamos en el centro del sentido común"; "El PSOE está fuerte donde tiene que estar, en la calle"; "Estamos en un momento dulce, tenemos que estabilizar la situación y priorizar la unidad frente a otras cuestiones".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Juan Espadas, alcalde de Sevilla.

Juan Espadas es un hombre de trato amable, un tipo centrado y respetuoso. De andares ágiles y de verbo amplio. Le gusta hablar. Tiene las ideas claras y cierta vocación, por así decirlo, ecuménica. Quiere agradar a un espectro muy amplio de la sociedad, lo que, si tu objetivo es repetir como alcalde de una ciudad con un sabor tan particular, propio, como Sevilla, es, sin duda, bueno.

A Espadas, que busca la reelección para completar su proyecto, las encuestas le sonríen. Lo tiene al alcance de la mano. Después de cuatro años de duro trabajo atiende a Público, brevemente, en la recta final de una campaña, que será, si hacemos caso a lo que dice, la última en la que competirá como cabeza de cartel en Sevilla.

“Nadie puede vaciarse durante 20 años a mi juicio. Luego, al final, se acomoda. Son buenas para las responsabilidades públicas las limitaciones de mandato. Un proyecto que no se ha consolidado en ocho años, que no ha conseguido objetivos relevantes, será sustituido por otro seguramente por los ciudadanos”, reflexiona al respecto Espadas.

¿Le gusta hacer campaña electoral?

Las campañas electorales, cuando uno es candidato a la reelección te da la oportunidad de comprobar si has hecho bien las cosas. La valoración es positiva. Lo dicen todas las encuestas y la gente en la calle también. Eso es grato. Te trasladan el cariño y, dentro de las dificultades, ves que has conectado y generado ilusión y confianza. Y te permiten también plantear propuestas de futuro motivadoras y valientes. Hay cosas que están pendientes y que quieres desarrollar. Por eso, hemos planteado un segundo mandato. Para revalidar el modelo de ciudad en el que estamos trabajando.

¿Qué expectativas tiene para estos comicios?

Quiero claramente un resultado en el que frente a los 103.000 votos de 2015 tenga muchos más votos y la confianza muchos más sevillanos, lo cual permitirá pasar de once concejales a una mayoría de gobierno que impida situaciones de bloqueo que han paralizado proyectos importantes de la ciudad, y que permitan no hipotecar el proyecto socialista, que se ha consolidado en este mandato. Mi objetivo claramente es buscar los concejales de la mayoría absoluta, sabiendo que son muy complejas. Acercarnos lo más posible para gobernar con una mayoría suficiente que no se vea condicionada o hipotecada. Eso no significa que no esté dispuesto a seguir en mi tónica de pactos y acuerdos razonables. Si alguien quiere apoyar esa mayoría de gobierno, nos sentaremos a hablar. Si no, gobernaré en solitario. Si goberné con once, voy a ser capaz de gobernar con más.

¿Cuánto manda el alcalde de Sevilla?

La administración municipal, quizás sea la administración que tiene menos recursos, comparada con otras y, a veces, incluso hasta menos competencias, pero tiene algo que no tienen las otras: la capacidad de conectar directamente con el sentir de la gente y tener la posibilidad de integrar a la gente a tu proyecto. Es un piel con piel, muy directa la gestión política.

Eso tiene el componente de que si estás en un ayuntamiento que se involucra en la vida de la gente, que se implica en la vida, vas mas allá de tus competencias y puedes introducir un estilo. de gobierno, facilitador de proyectos, cohesionador, de pegamento de iniciativas, de provocador, de inductor de nuevos comportamientos. Te permite buscar muchos cuadros, muchas pinturas.

Si al final tú ves un ayuntamiento, en el que tienes zonas complicadas socialmente, con indicadores difíciles, quieres implicarte en este segundo mandato. Y puedes hacer planes a pie de obra. Puedes trabajar con las AMPAS, con las entidades de un barrio, con las familias. Y también, en un momento determinado, abordar otras problemáticas de cómo se gestiona el espacio público. Es verdad que tienes que buscar a otras administraciones.

Pero, ¿sabes el orgullo que da buscar un proyecto europeo y desarrollarlo. en tu ciudad? El caso de las naves de Renfe en San Jerónimo es un ejemplo. Unas naves industriales que llevan más de 20 años muertas de risa. Te involucras, consigues un proyecto, consigues financiación europea, implicas al. tejido asociativo local, a las empresas, montas un centro de innovación abierto y empiezas a darle vida los jóvenes de ese barrio. Eso es un ayuntamiento y un alcalde.

¿Por qué 8 años?

Hay una reflexión en términos políticos generales que es la limitación de mandatos de los cargos públicos. Lo que, digamos, es de madurez democrática y refleja claramente que hay que renovar las estructuras de dirección e ir renovando los cuadros. Yo soy un defensor de eso. Y creo que una responsabilidad pública, si te vacías en ella, pues… nadie puede vaciarse durante 20 años a mi juicio. Luego, al final se acomoda. Las limitaciones de mandato son buenas para las responsabilidades públicas. Un proyecto que no se ha consolidado en ocho años, no ha conseguido objetivos relevantes, será sustituido por otro seguramente por los ciudadanos.

Yo también desde el punto de vista personal, llegué a un compromiso con los sevillanos. Obtuve un resultado en 2011, otro en 2015, y cuatro años más darían la posibilidad de consolidar ese proyecto político. Me parece que, serían 4 años en la oposición, serían otros 8 en el gobierno, serían 12 años. Hay concejales que llevan más tiempo, como el candidato del PP, Beltrán Pérez, que lleva 16 y aspira a estar 20, y si le dejan, estará 30. No me parece un modelo a seguir.

Una de las cosas que tiene que ver con la credibilidad política es que la gente vea que en los puestos de responsabilidad no venimos a jubilarnos, venimos a acometer un proyecto y 8 años da de si como para acometerlo y luego dejar el testigo a alguien de tu formación política a poder ser, en buenas condiciones, para que lo renueve.

¿Qué legado le gustaría dejar?

Eso sí que lo he tenido claro desde el principio. Y mira que me lo preguntaban. En ningún momento he pensado que el balance deba hacerse en clave personal, sino en clave de ciudad. Qué ha ocurrido en la ciudad en los 4 u 8 años de mandato de Juan Espadas.

Un proyecto a 8 años va a permitir transformaciones en el modelo de ciudad, en su papel, en su protagonismo en el ámbito de las ciudades españolas, en la generación de actividad económica y riqueza en la ciudad, y en su distribución de manera mas justa en la ciudad.

Sobre todo, sacando adelante barrios que ahora mismo tienen indicadores de desempleo, de pobreza o problemas de desestructuración o de falta de convivencia. Queremos cambiar ese tipo de realidades sociales en la ciudad, hacerla más saludable, más sostenible, socialmente más rica en esos indicadores de desarrollo humano que a lo mejor no son tan visibles como hacer un puente o una plazoleta o dejar una infraestructura.

Ese tipo de cuestiones sociales, me gustaría que fuesen el balance de mi mandato. El otro día decía en una entrevista Alejandro Rojas Marcos que él creía que los dos mejores alcaldes. de la democracia habían sido Luis Uruñuela y Juan Espadas. Con solo 4 años es un orgullo para mí que un exalcalde piense eso.

Estamos desarrollando una gestión que empieza a calar en la ciudadanía. Con 4 años bien gestionados y con proyectos que. afecten y que sean protagonistas de un cambio de rumbo en la ciudad, estaré muy satisfecho.

Juan Espadas, alcalde de Sevilla, conversa con militantes del PSOE.

¿Qué piensa del turismo? ¿Es el turismo un problema en algunas zonas de Sevilla? ¿Presiona sobre el mercado inmobilario?

Acaba de salir un ránking en el que se habla de que Sevilla es la tercera ciudad de España, con 2,6 millones de visitantes. Sevilla ha adaptado su turismo a su tamaño adecuadamente. No veo un problema, una amenaza. Ahora bien, es evidente que si seguimos creciendo a este ritmo, sí tendríamos que planificar muy bien ese crecimiento. Me gustaría que creciéramos en lo cualitativo. Me gustaría que viniese un turismo culto, que se interesa por el patrimonio, por la programación cultural, por la actividad de la ciudad.

Nosotros nos vamos a centrar claramente en lo que el turismo puede aportar en términos de otras inversiones productivas. Hay destinos turísticos que lo han conseguido y son destinos de inversión. Ese es el objetivo, que Sevilla sea referencia. Por eso los grandes eventos, los grandes congresos [En Sevilla se ha celebrado la gala de los Goya, ha venido Barack Obama y Espadas persigue que también lo haga el papa, si quiere venir] Queremos ser referencia para que la gente venga a vivir aquí, que es distinto al turismo. Que venga a a tener su residencia, a dejar sus recursos, sus impuestos y a hacernos crecer como ciudad metropolitana.

Para mí, el turismo es una ventana de oportunidad para eso. No tiene que ser un fin en sí mismo y, por supuesto, no ser solo cuantitativo.

La izquierda le acusa de derechizarse ¿Se entiende mejor a su derecha o a su izquierda?

He llegado a más acuerdos con las fuerzas que están a mi izquierda que con ninguna otra. Y en todo caso he conseguido el apoyo de Ciudadanos en los tres presupuestos. Más allá de eso, a mí el PP no me ha votado a favor en nada. Se abstuvo en un presupuesto.

Esa leyenda forma parte más bien de que por un lado, a esa izquierda a veces le da coraje o no entiende que el PSOE es un partido centrado. Teniendo en cuenta que es verdad que la derecha se ha derechizado y en algunos casos Podemos se ha traducido en posiciones por momentos más radicales, el PSOE se ha quedado en un papel de centro izquierda en este país bastante razonable. Nos hemos quedado en el centro del sentido común. Sobre todo, en el centro de la solvencia en la gestión, de aquellas cosas que se pueden hacer, no solo esas ideas atractivas pero que son de imposible aplicación practica.

Eso sí, en lo que no nos hemos quedado ha sido en la pancarta y en las reivindicaciones. Nosotros hemos intentado gestionar los problemas y transformar la realidad y intentar. resolver, dar alternativas a los que sufren. Y eso, a este tipo de izquierda le produce un problema: que ocupamos su espacio político. Es decir, a medida que resolvemos problemas que para ellos son una oportunidad política de crecer, resulta que pierden su espacio.

Verás cómo no hablan en Sevilla sobre desahucios esta vez, porque el PSOE tiene el orgullo de haber convertido una situación de emergencia social en una situación no resuelta pero de normalización. Y verá cómo no hablan de cuánto invertimos e políticas sociales. Somos uno de los ayuntamientos de España que más invertimos en esto.

¿Qué es lo que ocurre realmente? IU y Podemos parece que entienden que su única manera de incrementar su número de votantes es sustituir al PSOE en las urnas. Y esto no se va a producir en este país. Las últimas elecciones generales lo han demostrado a ciencia cierta. Veo un ataque de celos más que otra cosa.

Si no, no se entiende que no hayan colaborado más con nosotros en proyectos en los que en muchos casos hemos aceptado todo tipo de enmiendas para no necesitar el voto a favor de Ciudadanos o la abstención y en muchos casos ha sido imposible ¿Por qué? Porque en algunos casos planteaban cuestiones que iban contra la lógica y el sentido común o sencillamente porque no eran respaldadas por una mayoría suficiente de los sevillanos, que esa es otra.

Es que yo gobierno para todos en la ciudad de Sevilla. A mí me votan una serie de personas, pero al día siguiente la institución debe gobernar con carácter general para todos, aunque sin perder el proyecto ideológico, solo faltaría.

¿Está en una campaña personal? ¿Vende más la marca Juan Espadas que la del PSOE?

Las municipales siempre tienen un componente personal más allá de la marca en todos los municipios, ciudades y pueblos, pero esto no es una aventura en solitario. Yo soy PSOE. Ahora bien, yo me tengo. que preocupar de  en qué medida mi gestión de estos 4 años y mi proyecto político puede sumar a la marca PSOE. Tú contemplas claramente que tus posibles potenciales votantes confían en ti incluso más allá de la propia marca. Y hay un mensaje que lanzarles de confianza. Gente que a lo mejor no votaron al PSOE en otras ocasiones, pero que creen en las personas. Ese componente lo tienen las eleciones locales. Y hay que enfrentarse a ellas. Muchos alcaldes nuestros llevan sumando a la marca muchos años. Y no la ocultan. Solo faltaría. Espero estar entre esos alcaldes que consiguen sumar a la marca y a la organización a la que pertenecen, que es el PSOE.

¿Cómo ve al PSOE en Andalucía? ¿Prevé tormenta interna en cuanto acaben las elecciones?

El PSOE está fuerte donde tiene que estar, que es en la calle. En los sentimientos de la gente, de confianza. Muchas veces nos sentimos bien porque los congresos salen bien, porque en el partido en la agrupación tal o cual hay una mayoría solvente. Pues mira qué bien, pero eso es mirarnos a nosotros mismos. Donde tenemos que estar bien es en las urnas, donde tenemos que estar bien es en la confianza de la gente, porque somos un partido político que existe para transformar la sociedad.

En ese sentido, el PSOE vive un momento dulce. Lo que tenemos es que ser capaces de leer bien este momento dulce, que yo creo que se va a confirmar el 26 de mayo, para que se convierta en un proceso de mejora de la unidad, de la confianza en nosotros mismos, que cierre heridas y fracturas que se han producido fundamentalmente como consecuencia de primarias, de procesos orgánicos en los que ha habido diferencias de opinión y de criterio, legítimas, entre compañeros, pero que no pueden estar instaladas permanentemente, porque si no, estaríamos dividiendo al partido y un partido dividido no genera confianza en los ciudadanos.

Por lo tanto, tenemos que leer bien estos resultados y estabilizar la situación y priorizar sobre todo la unidad frente a otro tipo de cuestiones. Espero que se imponga el sentido común y la unidad del partido.

¿Qué planes tiene para la exhumación de la fosa de la represión franquista Pico Reja?

Tenemos preparado el convenio que tenemos que firmar con la Junta de Andalucía. De alguna forma, la autorización para la inversión, así nos lo exige la intervención, requiere de un acuerdo con la Junta. La consejera de cultura me ha confirmado en varias ocasiones que está dispuesta a firmar el convenio. Por tanto, nada más que constituyamos el gobierno, si tenemos la confianza, yo iré a la Junta a firmar ese convenio. Y luego, con el gobierno de España y la Diputación. Hablamos de un convenio a cuatro. Cuantos más recursos mejor. Es un terreno marcado y definido.

Diga tres proyectos de los que está satisfecho y otros tres que tiene pensado llevar a cabo si repite como alcalde.

Son muchos, pero me quedo con proyectos sociales. Con las oportunidades. que hemos dado a jóvenes, a emprendedores y a autónomos en un montón de locales que estaban vacíos, y en los que, a través de Emvisesa (empresa pública de vivienda y suelo) hemos generado proyectos de emprendimiento y dado viabilidad a pequeños proyectos generadores de empleo y actividad. Esto puede parecer micro, pero somos un gobierno comprometido con el apoyo a la gente que tiene una idea y que quiere llevarla a cabo.

También destaco la revitalización del parque tecnológico y científico de la Cartuja como gran emblema a efectos de reactivación económica y de convertir Sevilla en un territorio de innovación y desarrollo productivo. Sevilla es algo más que el sector turístico y sus tradiciones y su. calidad de vida.

En tercer lugar, me quedaría con una referencia de sostenibilidad. Estamos entre los únicos 5 ayuntamientos. de España que consume energía vede y renovable. En ese sentido, damos ejemplo. En estas. cuestiones, tenemos un compromiso con el modelo de transición ecológica, que se verá impulsado en el próximo mandato con una clara apuesta por la movilidad sostenible. Me refiero al tranvía, al metro y a otras medidas de transporte público que hagan que no dependamos tanto del vehículo privado.

Para el próximo mandato, llevaremos una apuesta clara por las zonas de. transformación social en las cinco zonas de Sevilla que tienen un plan de desarrollo integral. En este segundo mandato, me quiero centrar y voy a crear una delegación específica para ello, en crear equipos multidisciplinares que trabajen sobre el terreno. En proyectos de intervención social en barrios como Torreblanca, Polígono Sur, Polígono Norte, Su eminencia, La plata y Amate. Habrá un equipo técnico potente. y un responsable político con una hoja de ruta que se va a coordinar con otras administraciones y dentro del ayuntamiento para hacer esa transformación social y de seguridad. Ese es el gran reto.

En segundo lugar, abordaremos el desempleo. Ahora estamos en cifras de finales de 2008. Tenemos que ser capaces de combatir las cifras de desempleo estructural que ni siquiera pudieron batirse en los mejores momentos. Esas cifras son las que hay que batir ahora.

Por último, el patrimonio, la rehabilitación del patrimonio y la cultura, que van de la mano, son capaces de generar economía. Una ciudad es mucho más fuerte, más competitiva, si es una ciudad que se lee a sí misma en la historia.

Más noticias en Política y Sociedad