Público
Público

ENTREVISTA Carmen Montón, exministra de Sanidad "A alguien no le convenía que estuviera en primera línea quien defendía con convicción la Sanidad pública"

"El trabajo del máster no es del que me sienta más orgullosa, pero ni la Fiscalía, la Universidad y la jueza han tenido en cuenta el delito de plagio de la denuncia”, dice la exministra en una entrevista con 'Público' después del archivo de su caso

Publicidad
Media: 4.42
Votos: 12

Carmen Montón durante la entrevista - A.R

La ex ministra de Sanidad Carmen Montón (Burjasot, 1976) se va a tomar ahora unas semanas o puede que más tiempo para pensar en su futuro. Necesita reposar todo lo que ha pasado en poco más de dos meses, donde la vida la ha volteado a su antojo, pasando de ser una de las ministras más pujantes del Gobierno de Pedro Sánchez a ser acusada de haber obtenido una máster de género en la Universidad Rey Juan Carlos con privilegios y trato de favor, además de haber plagiado el trabajo que le daba acceso a la titulación.

El archivo el pasado miércoles de una denuncia anónima en la que se que pedía que se investigaran estas irregularidades le ha devuelto la sonrisa , aunque intuye que a sus espaldas siguen estando poderosos enemigos que no defienden precisamente una sanidad pública fuerte como la concibe la exministra.

No obstante, no tiene intención de rendirse, seguirá en política y no duda en tirar de manual cuando se le pregunta en qué puesto o cargo: "A disposición del partido"., dice.

¿Qué pensó o sintió cuando supo del archivo de la investigación judicial abierta contra usted por cómo había obtenido su máster de género en la Universidad Juan Carlos I?

Pues un sentimiento de más tranquilidad, aunque estaba tranquila desde que dejé el Ministerio de Sanidad y tomé la decisión de la dimisión. Pero sí tuve un sentimiento de mucha tranquilidad y, sobre todo, de alegría.

¿Llegó a arrepentirse de haber dimitido como ministra tras conocer la resolución judicial?

Creo que no hay que arrepentirse. En aquel momento pensé que era lo acertado, porque yo quería varias cosas. En primer lugar, preservar un bien superior a lo que era mi propio interés, que era el Gobierno de Pedro Sánchez, que tantas cosas tiene todavía por hacer por este país. Y lo dije. No quería que mi caso influyera sobre la acción del Gobierno. Pero también, lo que ese día estaba en mi cabeza es que al dimitir también estaba renunciando ese día voluntariamente al aforamiento del Tribunal Supremo para poder ser tratada en la Justicia como cualquier ciudadano normal. En aquel momento, me pareció que era la decisión acertada. Y, ahora, tengo la misma tranquilidad y puedo seguir defendiendo mi honestidad con la misma intensidad y, sobre todo, explicar a todo el mundo que mi manera de conducirme en la vida pública es transparente, proactiva en el sentido de dar las explicaciones a la prensa y a la ciudadanía cuando son necesarias, y con toda honestidad.

Carmen Montón durante la entrevista - A.R

En aquellos momentos ¿Quién se portó mejor con usted del Gobierno y quién no se portó tan bien?

No tengo queja. Tengo que decir buenas palabras y, en especial, del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no sólo a nivel político, sino que también a nivel humano y personal conmigo estuvo y está impecable. Y también por el conjunto de compañeros del Gobierno. Sí, me sentí respaldada. Y también valoro que en estos dos meses tampoco no he estado sola. Creo que esta parte humana habla muy bien de las personas que están en el Gobierno.

Pero algo le habrá dolido en toda esta polémica, ¿Qué es lo que más daño le ha hecho?

“Me dije que si en 24 horas no había sido capaz de explicar que no había cometido ninguna irregularidad tenía que echarme a un lado"

Quizás la impotencia que en algunos momentos he sentido. Había tanto ruido, como la canción de Sabina, tanto, tanto ruido que no puedes explicar con la serenidad y el sosiego que merecen las explicaciones que te están requiriendo. Sé que vivimos en una sociedad donde la inmediatez mediática, la velocidad, las redes sociales va demasiado rápido y, a veces, esto te atropella. Y llegó el punto que tuve que decirme que si en 24 horas no he sido capaz de explicarlo, sabiendo y estando convencida de que no he cometido ninguna irregularidad, como lo ha acreditado la Fiscalía, la propia Universidad y el auto de la jueza, que tengo que recordar que han concluido diciendo que no recibí ningún trato de favor, que no conocía a los responsables del máster, que no tuve ningún privilegio y que desarrollé aquella actividad como cualquier otro alumno de manera ordinaria… Pues pensé que si no eres capaz de explicar esto en 24 horas, para preservar la acción del Gobierno lo mejor es hacerse a un lado.

¿Cree que esta resolución judicial la rehabilita para la vida política? ¿Piensa volver a la primera línea?

La primera línea o la última línea en la vida política es que unas veces te toque estar en la sala de máquinas y otra en el timón. La política es muy amplia, pero yo no me he ido nunca de la política. Creo que me caracterizo por ser activista, por ser defensora de los derechos sociales, de los derechos civiles, de la igualdad, de la sanidad pública.. y mi presente y mi futuro va a estar ahí; defendiendo todos estos valores

Y si pudiera volver o le ofrecieran un puesto de responsabilidad, ¿estaría dispuesta a asumirlo?

Aquí la contestación es la tipo: estoy a disposición del partido. Pero, en todo caso, la vida pública y la vida política están en mi adn y en mi corazón. Y voy a defender estos valores firmemente.

Su nombres ya sonó cómo futura candidata del PSOE a la Presidencia de la Generalitat, ¿Ve posible algún día ser candidata si Ximo Puig no se vuelve a presentar como ha dicho?

"Estoy a disposición de mi partido, la vida pública y la vida política están en mi ADN”

R.- Hoy estoy en alegrarme por la resolución judicial, y tomarme unas semanas o hasta un mes para encarar el futuro y el 2019, para empezar una etapa nueva en mi vida. No hay que aventurar nada, ni tampoco quiero especular. Ahora, tengo que pensar qué hacer. Soy licenciada en Medicina, he estado diez años como diputada, he sido consellera de Sanidad y ministra de Sanidad, y cualquier cosa que haga estará vinculada a esa experiencia. Pero hoy estoy tranquila y contenta porque se ha demostrado lo que dije desde el primer momento, se ha demostrado que no ha habido ninguna irregularidad, que no he recibido trato de favor, que no he tenido ningún privilegio, que cursé aquellos estudios de manera ordinaria como cualquier otro alumno. Para mí es muy importante que se demuestre que lo que dije ahora se confirma y que aquella denuncia anónima ha quedado en nada.

¿Tiene alguna sospecha de quién pudo estar detrás de esa denuncia anónima contra usted?

No puede aventurar quién ha podido ser. Pero estos meses me han venido a la cabeza muchas cosas y me he preguntado a quién le convenía que estuviera fuera de la primera línea alguien que tenía el carácter y la convicción tan fuerte de defender la Sanidad Pública y de llevar hacia adelante ciertas transformaciones. Seguro, que a alguien le convenía que no estuviera.

¿Quiere decir que hay muchos intereses en la Sanidad privada, con la que usted ha tenido muchos enfrentamientos en su etapa como consellera de Sanidad en Valencia?

Sólo sé que alguien le podía convenir que no estuviera.

Carmen Montón durante la entrevista - A.R

Con respecto a cómo consiguió su máster de género y las presuntas irregularidades que se denunciaron, ¿Usted siente que consiguió dicha titulación legalmente? ¿Se tiene orgullosa de tenerlo?

Yo lo intenté hacer lo mejor que pude y que supe. Lo que es evidente es que cuando se habla de ciertas cuestiones del trabajo pues tengo que reconocer que no el trabajo del que más orgullosa me siento de todo el desempeño de mi carrera profesional.

¿Pero hizo usted plagio en el trabajo final del máster?

A ver. La denuncia anónima planteaba que había plagio, pero ni el fiscal, ni la Universidad, ni la juez lo tienen en cuenta. Por tanto, no hay delito de plagio. Sé que en ese trabajo hay algunas cuestiones que están mal referenciadas, que no aparece la bibliografía o no está bien citado el autor. Pero no lo hice con ánimo de usurpar la propiedad intelectual de nadie, ni de lucrarme, ni de sacar ningún tipo de beneficio más que el de hacer ese trabajo que, además, era de pre-investigación, para concluir esos estudios. Lo hice lo mejor que supe. Ahora sé más, tengo más experiencia y, probablemente lo haría mejor.

Entonces, ¿El master va a seguir figurando en su currículum?

Yo siempre he sido muy transparente, Y lo hice, y está ahí.

Con todo, ¿Cree que en su caso se puso muy alto el listón de la responsabilidad política y que ha bajado en otros casos como el de la ministra de Justicia, María Dolores Delgado; o el ministro de Industria, Pedro Duque; también envueltos en polémicas?

Creo que cada momento tiene una hoja de ruta y, en mi caso, la hoja de ruta que se siguió fue la que se conoce. Y, además, luego cada uno toma ciertas decisiones en función del momento, de su carácter y de la sensación que tiene de cómo va a discurrir el tema. Yo creo que cada caso es distinto y, por ello, es lógico que en cada caso se pueda actuar de manera distinta.

¿Qué le quedó por hacer en el Ministerio de Sanidad?

Carmen Montón durante la entrevista- A.R

Queda mucho por hacer. El día de la dimisión no fue un día agradable, aunque lo hagas de manera convencida, Y, aunque conlleve un cierto sacrificio personal, lo haces para preservar el Gobierno y todo lo que teníamos que hacer en Sanidad. Es agridulce la sensación que se tiene. Por un lado de alivio, porque puedes defenderte con más tranquilidad como una ciudadana más en la justicia ordinaria y ante los medios de comunicación de una manera más sosegada. Pero también está esa parte del equipo, de tanta gente que se ha incorporado al Ministerio, yo venía con un equipo muy consolidado en Valencia, que habíamos hecho cosas muy importantes, como decir no a la recortes, empezar a acabar con la privatización de la Sanidad, la potenciación de la Sanidad pública… Y todo eso lo teníamos en nuestra hoja de ruta con el convencimiento de hacerlo y la fórmula para poder hacerlo, porque lo habíamos hecho antes durante tres años en la Comunidad Valenciana. Sí es verdad que te queda ese punto de que no hemos podido llevarlo hacia adelante. Pero el presidente del Gobierno tiene muy clara la hoja de ruta en Sanidad y en servicios sociales y el equipo actual también lo llevará adelante.

¿No cree que desde su dimisión se ha diluido el protagonismo político que tuvo el Ministerio de Sanidad en su breve mandato?

Cada cual tiene su perfil, y creo que la ministra y su actual equipo lo están haciendo lo mejor que pueden y que sabes. A María Luisa Carcedo sólo puedo dedicarle buenas palabras. La conozco hace más de diez años y sé que es una mujer comprometida.

Más noticias en Política y Sociedad