Público
Público

ENTREVISTA “Hay una deuda histórica por la masacre española contra los pueblos indígenas”

Marichuy Patricio, portavoz del Concejo Indígena de Gobierno, inicia esta semana un recorrido por Donostia, Vitoria, Bilbao y Madrid, donde dará una serie de charlas. "El zapatismo sigue construyendo una resistencia desde abajo", afirmó.  

Publicidad
Media: 3.75
Votos: 4

Marichuy Patricio, portavoz del Concejo Indígena de Gobierno, en una imagen de archivo. REUTERS

El Atlántico se vuelve largo e inmenso debajo del avión. Marichuy Patricio, portavoz del Concejo Nacional Indígena, lo acaba de cruzar por primera vez. Tras varias horas de viaje, inicia esta semana una visita a Euskadi de la mano de la ONG Lumaltik Herriak. Su agenda está cargada de conferencias: la primera será este martes a la mañana en el Campus de la Universidad del País Vasco (UPV) en Donostia, mientras que por la tarde habrá una charla abierta en esa misma ciudad. También estará en Vitoria y Bilbao, mientras que el sábado hablará en La Ingobernable de Madrid.

Patricio es una reconocida activista por los derechos humanos que lleva ya varios años luchando contra las vulneraciones que sufren las comunidades indígenas. En 2018 intentó competir con los grandes partidos en la carrera por la Presidencia de México. Lo hizo con el respaldo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), que apoyó su precandidatura. Sin embargo, no logró reunir las firmas requeridas para permanecer en la batalla electoral, de la que salió triunfador Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Poco después de aterrizar, Marichuy Patricio ofreció una entrevista a Público en el Casco Viejo de Bilbao.

¿Cuál es la situación de México tras la victoria de López Obrador?

Para los pueblos indígenas ha empeorado la situación, sobre todo por el interés de querer imponer por la fuerza aquellos megaproyectos que han sido rechazados a nivel local, como por ejemplo el Tren Maya. Hay pueblos y organizaciones que están luchando para que no se les impongan esos megaproyectos, y por eso el Gobierno está reforzando la Guardia Nacional. Una cosa es lo que se dice ante los medios o en las conferencias, pero otra es la situación real que se está viviendo en los pueblos indígenas. Una muestra está en los casos de los compañeros del Congreso Nacional Indígena (CNI) que han sido asesinados. Se ha desatado una guerra contra los pueblos.

¿El zapatismo sigue siendo una fuente de resistencia?

Sí, bastante. Han crecido, hay más Caracoles (comunidades autónomas zapatistas), más organización. Ellos van caminando y tejiendo esa resistencia desde abajo.

¿Cómo resultó la experiencia de ser precandidata?

Un poco pesado, porque no es algo a lo que estamos acostumbradas. Aquello fue una estrategia para poder visibilizar la problemática indígena. Más que plantearnos la toma del poder, fue un pretexto para poder llegar a los diferentes grupos e ir construyendo juntos ese cambio desde abajo.

Hace algunos meses, López Obrador envió una carta al rey Felipe VI en la que indicaba que España debía reconocer los agravios causados en la conquista. ¿Usted está de acuerdo?

Más que pedir perdón, lo que hay es una deuda histórica por el desprecio hacia los pueblos indígenas. Por parte de España hubo un despojo y una masacre. Por eso decimos que hay una deuda histórica con los pueblos que no han sido respetados –tampoco hoy– en su existencia.

¿Qué significa Trump para ustedes?

Es una persona que no oye ni entiende. Vemos desprecio y racismo hacia México, sobre todo hacia los pueblos. Él es muy racista. Es una persona a la que no le interesa en lo más mínimo los pueblos, pero sí el capital que puede sacar de allí.

"No muy a la izquierda"

En España la izquierda no ha sido capaz de ponerse de acuerdo para formar gobierno. Hace un tiempo, usted hablaba precisamente de las dificultades de la izquierda en México para entenderse. ¿Es un mal generalizado?

Lo que pasa es que la izquierda en México no está muy a la izquierda. Es lo que se dice precisamente de López Obrador: la izquierda se inclina a la derecha. Por eso decimos que no hay izquierda, y que se tiene que construir. Nosotros creemos que se puede ir construyendo mientras nos organizamos desde abajo y realmente a la izquierda. ¿Cómo? Entre todos tenemos que ir hablando, pensando y trabajando. Tenemos que encontrar otra manera de gobernarnos entre nosotros. Hay que ver, por ejemplo, lo que han construido los zapatistas.

¿Qué le parece que en España aún exista la monarquía?

Los tiempos parece que no cambian. Ahora bien, a medida que la gente se vaya organizando, veremos cómo van cambiando las cosas.

Más noticias en Política y Sociedad