Público
Público

Entrevista/Juanma Moreno/Candidato del PP a la Junta de Andalucía Juanma Moreno: "Ciudadanos es un partido veleta. No nos va a superar"

El presidente del PP de Andalucía considera que el resultado del próximo 2 de diciembre aún está abierto, y no descarta un vuelco electoral, porque hay un 25% de indecisos y no está clara todavía la participación que se producirá

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

Juanma Moreno, presidente del PP de Andalucía.

Juanma Moreno, el presidente del PP en Andalucía, se resiste a creer en las encuestas que le vaticinan que pierde la segunda plaza. Afirma que las suyas les dicen que Ciudadanos jamás les van a superar y que hay un 25% de indecisos que aún no han decidido su voto y que la decisión que tomen, unida a la participación, puede decantar estas elecciones y producir un vuelco histórico. Vox, admite Moreno, es la gran incógnita y, aunque no logre el escaño que busca, puede acabar haciendo más daño al PP que a la izquierda, al llevarse un puñado de votos imprescindible para el cambio que busca la derecha en Andalucía.

En esta entrevista, que se desarrolló por teléfono debido a la intensa agenda que maneja estos días el candidato conservador, Moreno afirma que sus relaciones con el presidente del partido, Pablo Casado, vienen de antiguo y que son fluidas y sinceras, y no quiere hablar de su futuro, porque, asegura, es optimista y está poniendo toda la carne en el asador para sacar el mejor resultado posible en estos comicios, lo segundos que disputa, en los que Andalucía pone a prueba la fortaleza del proyecto socialista después de 36 años. 

Moreno no le va a dar nada a Susana Díaz después del 2D y cree que no va a haber repetición de elecciones, porque el PSOE se va a esforzar todo lo que pueda en evitarlo.

¿Cómo va la campaña? ¿Tienen buenas sensaciones?

Tenemos buenas sensaciones. Noto en la calle ganas de cambio, mucho hastío, cansancio de 40 años de socialismo. Ahora, eso pretendemos nosotros que se traduzca en una posibilidad de cambio. Serán los ciudadanos los que nos digan el 2 de diciembre, pero las sensaciones son muy buenas. Por ahora, muy contento.

¿Cuáles son sus expectativas para estas elecciones? ¿Qué resultado espera sacar?

El mejor resultado posible. Uno tiene que salir a ganar. Yo siempre lo pienso. Si en las últimas elecciones generales, 1,4 millones de andaluces nos votaron, ¿Por qué no conseguirlo ahora sacando de la abstención a una parte de ellos? Ese es el gran objetivo. Luchar contra la abstención, que hoy por hoy es uno de nuestros principales enemigos.

¿Qué les dicen sus encuestas? ¿La participación me dice que va a ser una de las claves?

Es verdad que el PSOE, curiosamente, no ha hecho precampaña, no ha querido hacer precampaña y ha estado haciendo una campaña de perfil bajo. Me imagino que en su perfil les convencerá. Creo que hasta hace muy poquito no hemos tenido ambiente de campaña. Va a depender mucho, si hay más participación, puede haber un resultado, y si hay menos participación, puede haber otro. Aquí hay unas incógnitas que nadie sabe resolver. Por un lado, el 25% del electorado, una cuarta parte, que está indeciso. No sabemos hacia dónde va a girar y que tendría la capacidad de hacer cambiar el rumbo político en Andalucía. Y la segunda, la participación. Son las dos claves que tendremos que tener en cuenta el día 2.

¿Descarta cualquier escenario en que Ciudadanos les pueda superar?

Ciudadanos, en ninguna de nuestras encuestas, ni en el ambiente, hemos observado que puedan superarnos. Además, yo no lo creo por dos razones. Una es de carácter quizás cuantitativo: Nosotros tenemos una estructura territorial mucho más fuerte, más sólida, que lleva dando servicios públicos en muchos rincones de Andalucía más de 40 años. La segunda, de carácter más cualitativo, es el hecho de que Ciudadanos no puede ser alternativa al PSOE después de haber pactado con el PSOE y haber estado la última legislatura dando apoyo, sostén al PSOE de siempre, donde no han mejorado las cosas, sino que han empeorado en materia sanitaria, en materia social. Por tanto, estoy convencido de que Ciudadanos no nos va a superar.

¿Hasta dónde cree que va a llegar Vox?

Es una de las grandes incógnitas. Superar el 3%, la barrera que tenemos en Andalucía puede ser posible. Vox está teniendo protagonismo en muchos medios de comunicación y es imprevisible porque no tenemos recuerdo de voto y no sabemos lo que va a pasar. Lo que sí se yo y advierto a los votantes que quieran cambio evidentemente esta es una opción que puede truncar el cambio porque al final puede pasar que no tengan representación parlamentaria, pero que nos reste escaños a nosotros y nos pueda truncar ese objetivo de cambio en Andalucía.

¿Se mantiene esa expectativa de superar al PSOE con Ciudadanos?

Eso se mantiene. Estamos muy cerquita, muy cerquita, siempre con la incógnita de ese 25%. Solo con que una parte de ese 25% elija la opción del PP, habrá cambio. Todo está muy abierto. Estas son las elecciones más abiertas de la historia de la autonomía. Ahora nadie puede poner una mano en el fuego va a ser presidenta Susana o va a ser presidente Juanma Moreno. Aquí nadie sabe cómo vamos a quedar las fuerzas políticas, algunos hablan de 12-13 escaños menos para el PSOE y es verdad que en la calle hay contestación al PSOE. Por otro lado, hay Vox, Cs y estamos en un escenario muy abierto y muy posibilista.

¿Existe la posibilidad de que el PP favoreciese una investidura que no fuese la suya propia, ya fuese una de Susana Díaz, como hizo el PSOE con Rajoy, o en su caso, una de Ciudadanos?

Eso está muy lejos de nuestro objetivo. Nosotros con el PSOE no nos vamos a entender. No nos hemos entendido nunca, porque somos la alternativa a ellos. No entendemos ni asumimos su manera de hacer política en Andalucía y por lo tanto, no los vamos a apoyar. Y en el caso de Ciudadanos, es que ni nos lo planteamos. Ni se nos pasa por la cabeza, vamos.

¿Considera que el PP solo tiene responsabilidad para la gobernabilidad de Andalucía en el caso de sumar con Ciudadanos?¿El escenario de una repetición de elecciones está en sus cábalas?

Yo creo que no. Repetir elecciones sería irnos a mayo por tema de fechas. Habría que acumularlas. Y acumularlas en un súperdomingo al socialismo no le interesa. Primero, en las municipales el PP en Andalucía es donde mejor resultado saca y segundo, habría sentencia firme de los ERE. Y sería complicarse la vida. Creo que el PSOE hará todos los esfuerzos en el hipotético caso de que pudieran formar gobierno tanto con Ciudadanos como con Podemos para conformar el Gobierno, si no hay alternativa.

¿Ve a Juan Marín con la apuesta que ha hecho en la campaña empeñando su palabra, dando marcha atrás?

Ya lo hizo hace tres años y medio. Me ofrece muy poco crédito. Cuando dices públicamente que apoyar al PSOE es traicionar a tus votantes y después los traicionas, cuando llegas a ese nivel, me parece que todo puede ser factible, posible. Hemos visto aquí a Ciudadanos pactando con el PSOE y con Podemos en Benalmádena. Aquí, Ciudadanos es un partido veleta, en el sentido de que en función de dónde sopla el viento, así actúa. Podemos ver cualquier cosa en Andalucía en función de sus intereses.

¿Por qué cree usted que el PP solo ha ganado una vez las elecciones autonómicas y nunca ha podido gobernar Andalucía?

Es una respuesta compleja. Primero, por la propia sociología de Andalucía. También, probablemente haya habido errores propios. Siempre hay un margen de mejora en cualquier proyecto político y a lo mejor no hemos conseguido llegar al 100% de ese margen. Y en Andalucía, en tercer lugar, ha habido procedimientos irregulares, del que el caso de los ERE es el más paradigmático. 800 millones de euros para hacer favores políticos, según la investigación judicial. Y ese modus operandi del caso los ERE también se había hecho en otras 5 consejerías por una cantidad de 4.300 millones de euros. Entonces, al final, el PSOE, aparte de una tupida red de influencias que ha creado, también, y por eso estamos en un procedimiento judicial, ha utilizado de manera discrecional esos fondos públicos para comprar favores políticos. Competir contra eso es tremendamente complicado.

¿Por qué esa corrupción no revierte en beneficios electorales para el PP? ¿Considera que lo que han hecho sus compañeros en otros lugares les perjudica?

El nivel de exigencia de nuestros votantes es muy alto y por tanto la corrupción nos ha pasado una factura carísima. Al PP. Y eso lo hemos pagado. Solo hay que ver cómo estábamos hace unos años en porcentaje de voto y ahora. Gran parte de ese desgaste político que hemos sufrido tiene que ver con la corrupción. En Andalucía no ha pasado algo similar. He escuchado muchos argumentos y sinceramente no sé cuál de ellos es el verdadero. Una cosa es que haya corruptos, pero aquí la corrupción ha sido mucho más amplia: desde el Gobierno, con consejerías implicadas, con la connivencia de la propia presidencia de la Junta, según la investigación judicial. Pero algunos dicen que era más repartida, que era una corrupción más social. En fin, he escuchado muchas explicaciones. A día de hoy soy incapaz de saber cómo y por qué la cantidad de casos de corrupción que hay en Andalucía, la Comunidad con más casos de corrupción de España, según el informe de competitividad de la UE, no ha tenido un coste político.

¿Cree que les beneficia en términos electorales haber llamado a Susana Díaz y a Manuel Chaves al Senado en esta precampaña y campaña?

Eso es una decisión que tomó el Consejo de dirección del grupo en el Senado, que va en su propio ámbito y por tanto, evidentemente, ellos marcan sus prioridades, dentro de las personas que se convocan. A mí lo que me interesa es que en el juicio de los ERE se aclare toda la verdad y que sepamos y se pueda devolver el dinero que se ha utilizado de manera irregular e ilegal. Esa es mi obsesión.

¿Qué buscaba usted con la foto de la tortilla? ¿Cree que se entendió?

Esa es una foto que busca una reflexión para muchos votantes socialistas. Hacía un paralelismo. 40 años antes, todos esos dirigentes que estaban en ese momento en el socialismo querían algo nuevo, querían un tiempo nuevo para su tierra. Apelaba a ese espíritu de toda esa generación que quería algo nuevo, algo diferente. Pues ahora lo mismo, incluidos votantes socialistas. Ha llegado el momento de que Andalucía inicie un nuevo momento. Era un momento de reflexión, incitando a quien quiera ya aquí y ahora el cambio. El cambio tiene que superar la barrera ideológica, debe de estar por encima de la barrera ideológica y por eso apelaba a ello.

Las relaciones que tiene con Pablo Casado, el nuevo presidente del PP ¿Cómo las describiría?

Son fluidas y son buenas. Conservo una larga y antigua amistad desde hace muchos años con él y, por tanto, es una relación muy fluida. Nos llamamos casi a diario. Hablo con claridad con él y él habla con claridad conmigo y eso es importante.

¿El proceso de elaboración de listas ha dejado alguna herida abierta?

Las listas siempre dejan a gente descontenta por una razón. Por algo que sucede en todas las formaciones políticas, que siempre hay más demanda que oferta. Al final hay más personas que se consideran capacitados para ir en una lista que las posibilidades reales. Siempre eso es muy complicado de gestionar y siempre hay gente que se queda fuera. Al final, digamos, es una negociación entre tres ámbitos territoriales, el provincial, el regional y el nacional. Y siempre es muy complicado. Y a veces la dirección provincial quiere a alguien, la regional a otro y la nacional también. Y nos tenemos que poner de acuerdo los tres. Y, bueno, siempre hay descontento. Pasará siempre, porque es natural, hay más demanda que oferta.

¿Y al final del proceso, está contento con la lista que lleva al 2D?

Sí. Es una lista muy potente, importante. En algunas circunscripciones complejas para nosotros, insistí mucho en ello, había que colocar a los mejores posibles. Y el hecho de que Juan Ignacio Zoido encabece en Sevilla y José Antonio Nieto en Córdoba, por ejemplo, es una garantía para mí. Yo necesitaba ganchos y gente con mucha fortaleza en un momento como este en que hay que echar toda la carne en el asador. Yo estoy contento. No me siento incómodo. Mi equipo de la dirección regional está. La gente que hay son de primer nivel todos y de mucha experiencia.

¿Qué les aporta la presencia tan intensa de Pablo Casado en esta campaña?

Yo le veo ventajas. No es la primera vez que se hace. Ya lo hizo Rajoy con Feijóo en las gallegas de 2004 y salió bien allí, por cierto. Eran unas elecciones que se daban por perdidas en Galicia, y se consiguió ganarlas por mayoría absoluta. Y aquí en una Comunidad que es más grande que varios países de la UE, yo necesito multiplicar la acción política. Y lo que hacemos es repartirnos territorios y sectores. Él puede estar lanzando un mensaje en la otra punta de Andalucía al mismo tiempo que yo, con impacto social y mediático ambos. Eso es muy positivo.

¿Si el resultado que se obtiene en estas elecciones no es el que espera Génova o el que espera usted mismo, su silla está asegurada?

Yo no me planteo eso ahora mismo. Plantearse eso antes del 2D te complica mucho la vida. Son planteamientos futuribles. Yo estoy centrado en el día 2 y después ya la decisión que haya que adoptar siempre se adoptaría con los compañeros y a nivel personal, porque al final soy yo el que tiene que saber si te apetece, si no te apetece. Sinceramente, ni se me pasa por la cabeza. Estoy muy centrado en esto. Esto es como cuando alguien está haciendo un puzzle y no piensa en otra cosa. Pues yo estoy con el puzzle electoral y no pienso en otra cosa. Y además, yo soy un hombre optimista y confío en sacar un buen resultado y en gobernar.

Diga los tres problemas que considera más importantes para los andaluces y andaluzas y las soluciones que les ofrece

El primer problema es el desempleo. Mi obsesión, por eso yo digo que voy a tener dos vicepresidentes económicos. Tenemos el problema de que aquí no llegan inversiones. Eso se debe a la elevada presión fiscal y a la enorme burocracia que hay en Andalucía. Vamos a combatir la burocracia, las empresas van a poder funcionar entre 30 y 60 días con un silencio administrativo positivo, que aquí tenemos un silencio negativo. Y vamos a aplicar el BMI, la bajada masiva de impuestos, que es una bajada similar en cuatro años para situar a Andalucía en términos fiscales como la Comunidad de Madrid. Los estudios que hemos hecho nos dicen que si Andalucía pudiera competir con comunidades de primer nivel, como Madrid, País Vasco, las que más empleo generan, con el potencial que tiene Andalucía, litoral, de patrimonio histórico, podríamos multiplicar por cuatro el nivel de inversión extranjera. Estamos en un 1,8% y podríamos llegar al 8%. Y eso supone 600.000 empleos.

Segundo problema importante. Combatir la corrupción. La propia UE, la comisión de competitividad, nos dice que Andalucía es la región con más corrupción de España. Llevamos una limitación de mandatos de presidentes y consejeros, para que entre refresco permanentemente, a 8 años. Segundo, vamos a hacer un cuerpo de interventores de élite de la Junta de Andalucía que tengan capacidad e independencia para fiscalizar todas las cuentas públicas. Y vamos a ir mucho más allá de la Ley de Transparencia en busca de prácticamente una trazabilidad de todo el dinero público, a través de los propios servicios telemáticos.

Y tercero y cuarto, tenemos un grave problema en la sanidad y en la educación. Los profesionales sanitarios están achicharrados, y hay un descontento importante entre los propios usuarios. ¿Qué vamos a hacer nosotros? Vamos a despolitizar tanto la educación como la sanidad. Vamos a completar el mapa de infraestructuras sanitarias, a equiparar los sueldos de los profesionales, tanto en el ámbito  sanitario como en el educativo con el resto de España, que están muy por debajo. Vamos a acabar con la subasta de medicamentos, que está generando un fuerte rechazo en la población sobre todo, en nuestros mayores. Vamos poner límites en las listas de espera, de manera que las pruebas diagnósticas se puedan hacer en 15 días y las operaciones en 30. En definitiva, vamos a cambiar el funcionamiento y la organización del servicios andaluz de salud. Y en educación, vamos a hacer el plan de infraestructuras, para acabar con los barracones y con muchos colegios no climatizados. Vamos a sacar dinero de todos los fondos que no sirven para nada y se tiran en Andalucía, que van a empresas que no tienen ningún tipo de utilidad, solo para la contratación de dirigentes socialistas, para subir y elevar la calidad de la enseñanza.

Y un apunte medioambiental. Vamos a conectar por vía verde las ocho capitales de provincia. Somos la Comunidad con más espacios naturales. No se está sabiendo explotar. Queremos que uno pueda ir en bicicleta o andando por esas vías, que uno pueda recorrerse Andalucía de una punta a la otra.

Más noticias en Política y Sociedad