Público
Público

Errejón aumenta la presión sobre Cs: ofrece un acuerdo a tres con el PSOE para el Ayuntamiento y la Comunidad

El líder autonómico de Más Madrid lanza un órdago al partido de Albert Rivera para que no pacte con Vox. Errejón reconoce que ha tenido conversaciones con los socialistas y "cruzadas pero no directas" con Ciudadanos.

Publicidad
Media: 3.22
Votos: 9

Manuela Carmena e Íñigo Errejón durante el acto central de campaña en el Madrid Arena / Más Madrid

Íñigo Errejón tantea un acuerdo con PSOE y Ciudadanos para evitar que los futuros gobiernos del Ayuntamiento y de la Comunidad de Madrid dependan de Vox. El objetivo es conseguir que el PP no siga gobernando y que Ciudadanos no se apoye en la extrema derecha, aumentando la presión sobre el partido de Albert Rivera que "tiene la llave" para tomar la decisión. Este ofrecimiento da un vuelco a los movimientos de los partidos para lograr pactos municipales y autonómicos.

El líder autonómico de Más Madrid había mantenido silencio absoluto hasta este miércoles. En una entrevista con eldiario.es ha reconocido que está en conversaciones con el PSOE y de manera "indirecta" con Ciudadanos. Y este jueves, en Cadena Ser, también ha explicado que Carmena comparte esta voluntad de sentarse a hablar y buscar un entendimiento. 

"Durante toda la campaña electoral ya dije que haría todo lo que estuviera en mis manos para que el PP no siguiera en el Ayuntamiento y en la Comunidad, y menos apoyado por Vox", ha insistido Errejón para explicar su declaración de intenciones. 

En la capital Más Madrid ganó las elecciones sin que la suma junto al PSOE sea suficiente para gobernar, PP, Cs y Vox suman dos ediles más. Pero Manuela Carmena podría seguir gobernando en la capital al ser la candidata más votada si las tres derechas no llegan a ningún acuerdo. La alcaldesa en funciones ha explicado que intentará seguir gobernando pero que "mucho más importante que las posiciones de cada uno" es su "plena voluntad" de sentarse a hablar para que "no siga el PP de la corrupción" de la "mano de la extrema derecha".

Errejón ha señalado que lo normal sería que Carmena siguiera como alcaldesa al ser la más votada pero sobre un hipotético Gobierno municipal de Begoña Villacís con apoyo del PSOE sostiene que no le gusta un Gobierno de PSOE con Cs y "menos" uno de Cs con el PSOE pero que "la política es elegir entre lo posible" y "lo que más va a paliar los daños".

En la Comunidad de Madrid se da un escenario similar con el socialista Ángel Gabilondo como ganador, respecto a un bloque formado por PP, Cs y Vox que le aventaje en cuatro diputados. Aquí se gobernaría por mayoría simple si no hay un acuerdo en la primera vuelta por lo que igualmente las tres fuerzas se tendrían que entender. Errejón y Gabilondo ya han hablado y ambos comparten esta intención de buscar una salida al gobierno de las tres derechas. El líder de Más Madrid también ha anunciado que se espera una reunión pública con el socialista esta semana o, a mucho tardar, la semana que viene. 

En su opinión Ciudadanos "no tendría que hacerse esa foto", la del pacto junto a PP y Vox, porque sería "una torpeza estratégica para sus intereses" que no entienden ni Manuel Valls ni sus socios europeos. De hecho, este ofrecimiento llega después de la propuesta de Valls para investir a Ada Colau, un paso de entendimiento entre dos fuerzas que tampoco se esperaba. 

"No hay que extender Más Madrid, hay que llegar a entendimientos con diferentes fuerzas"

Respecto a su situación en el seno de Podemos, Errejón asume que ha sido "expulsado" porque, pese a que nadie se lo ha comunicado formalmente, dos días antes de los comicios fue eliminado en los grupos de Telegram tanto del Consejo Ciudadano como del Consejo de Coordinación. Por eso cree que no podría presentar alternativa en un Vistalegre III, pero tampoco tiene "ganas" porque se "respira muy bien" fuera del partido. También aclara que no le "compete" valorar si es necesario esta Asamblea Ciudadana tras los resultados del 26-M.

Sobre el futuro de Más Madrid, Errejón ha explicado que "no hay que extender Más Madrid, Más Madrid tendrá que entenderse con más fuerzas políticas". Sí que ha reconocido que cree que la plataforma debe constituirse en una fuerza política madrileña, aunque quiere tener su tiempo para dar este salto: "No hay prisa. Por primera vez estamos en un ciclo político sin urgencias electorales, en el que se van a constituir gobiernos que es posible que sean más estables, así que no hay prisa. Esta vez no hay ninguna razón por la que repetir algunas de las prisas que tuvieron sus cosas buenas y sus cosas malas en el pasado, pero ahora este tiempo es más frío".

Más noticias en Política y Sociedad