Público
Público

Errejón y Garzón defienden en A Coruña que el sueño de ganar al PP puede convertirse en una realidad

El líder de IU llama a votar contra un sistema “antinosotros” y el segundo de Podemos hace guiños a los votantes desencatados del PP

Los candidatos de Unidos Podemos por Madrid al Congreso Alberto Garzón.- EFE

JUAN OLIVER

A CORUÑA.- El día en que las encuestas confirmaron que el sorpasso de Unidos Podemos al PSOE parece ineludible, y en el que los líderes de la formación rojivioleta empezaron a creer en serio la posibilidad de obtener más escaños incluso que el PP, el mitin de UP comenzó en A Coruña con la Marcha Imperial que compuso John Williams para acompañar la entrada en escena del malvado Darth Vader, el galáctico representante del mal en su estado puro. ¿Un error? Al contrario. Fue un guiño a las cerca de 3.000 personas que llenaron la plaza de los jardines coruñeses de Méndez Núñez, que permitió a Íñigo Errejón y a Alberto Garzón, las estrellas del encuentro, hilar un discurso muy fino para mantenerse firmes en el argumentario que durante esta campaña les ha hecho crecer y crecer en los sondeos.

Errejón: “Dicen que somos los malos, que sois los malos. Y esa dialéctica es muy peligrosa, no se puede dividir al país entre buenos y malos”

“Dicen que somos los malos, que sois los malos. Y esa dialéctica es muy peligrosa, no se puede dividir al país entre buenos y malos”, dijo Errejón, haciendo de joven Skywalker en una ciudad de tradición liberal en la que En Marea gobierna con muchos más votos que el PSOE pero con muy pocos menos que el Partido Popular. “Tampoco los votantes del PP son malos. Son gente que también ha sido desahuciada de sus casas y que ha visto cómo sus hijos tenían que emigrar”, añadió. El número 3 de la lista de UP por Madrid reiteró las ideas fuerza que acompañan a todos sus candidatos: si gobiernan, lo harán con el PSOE (“Tiene que elegir entre el pasado y el futuro”); serán inflexibles con los corruptos (“Vamos a levantar las alfombras para que quienes nos han robado se enfrenten al juicio del pueblo"); llevarán a España a un tiempo de prosperidad para las clases populares y de justicia social (“Se ha acabado el tiempo de la tristeza”) y de respeto a su plurinacioanalidad, garantizando “el derecho a decidir de los pueblos”.

En A Coruña ciudad el apoyo a En Marea ha ido creciendo sostenidamente, tanto como la coalición en las encuestas que la ley electoral prohíbe a partir de mañana: obtuvo 36.842 papeletas (casi el 31%) en las municipales del 2015 y casi 46.000 el 20D. En toda la provincia fueron 153.000 en las municipales y casi 177.000 en las generales. A ese ritmo, Unidos Podemos podría obtener un tercer escaño a costa del PP, o incluso un cuarto si la debacle del PSOE se hace realidad, en una circunscripción en la que ya gobierna en sus tres grandes ciudades: A Coruña, Santiago y Ferrol. Errejón lo sabe, y ayer lo dejó claro: “Estamos muy cerca de ganar al PP. En muchas provincias nos jugamos escaños con ellos por un puñado de votos”, advirtió el número 3 de la candidatura de Madrid.

Alberto Garzón: “Sí, generamos miedo, pero entre quienes han sumido a este país en la ruina”


Los jardines de Méndez Núñez, donde se celebró el mitin, están ubicados en pleno corazón del barrio financiero de A Coruña, a escasos cincuenta metros de las sedes de los principales bancos y de sus fundaciones, y a menos distancia aún del Obelisco, el monumento que sirvió de centro neurálgico de la resistencia al sistema que se forjó a partir del 15M. “Nos dicen que somos antisistema. No, no es cierto: es el sistema el que es antinosotros”, recordó Alberto Garzón, ese Hans Solo de la coalición que fue ovacionado y quien se encargó de cuestionar el discurso del miedo —“Sí, generamos miedo, pero entre quienes han sumido a este país en la ruina”—, y quien adelantó cuál podría ser la primera medida de un hipotético gobierno liderado por su alianza rebelde: “¿Os imagináis si ganamos y el primer día prohibimos los deahucios de familias sin recursos?”, dijo. “Ese día se congelará la sonrisa de los corruptos”, subrayó. Poco antes, acusó al PP de “delinquir de manera legal e ilegal”.

A Hans Solo siempre se le echa de menos en la república estelar. En la saga de Star Wars siempre aparece el Halcón Milenario justo en el momento exacto para rescatar a los buenos. “Gracias, Alberto, el 20D nos faltaba alguien”, expuso, entre cariñoso y épico, el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, a quien correspondió dejar claro que donde gobiernan las fuerzas rebeldes las ciudades no sólo no se transforman en Caracas, sino que se consiguen mejoras sustanciales para las capas más desfavorecidas. “Se puede rescatar a las personas sin pagar deudas injustas y garantizar techo y tres comidas al día a todos los ciudadanos, como hemos demostrado con la renta de inserción en A Coruña”, que el Ayuntamiento puso en marcha hace pocos meses. “Los malos estaban en el callejero: Millán Astray y el General Sanjurjo”, abundó Ferreiro, en cuyo mandato se han cumplido las prescripciones de la Ley de la Memoria Histórica para suprimir los nombres de calles que homenajeen a personajes relacionados con la dictadura franquista. “Vamos a tener un presidente con coleta”, concluyó.

Xulio Ferreiro: “Los malos estaban en el callejero: Millán Astray y el General Sanjurjo”

Poco antes, Mónica Oltra, esa especie de princesa Leia a la valenciana, había improvisado un discurso –el más ameno de una mañana soleada y calurosa en la ciudad- recordando que la clave para echar al Partido Popular de las instituciones valencianas estuvo en la autoestima del movimiento que encabezó: “La clave fue creernos de verdad que el poder nos pertenecía. Y los echamos a la calle”. “¡A la cárcel!”, chilló alguien entre el público. “Sí, a la cárcel”, respondió Leia-Oltra: “Si no pudimos hacerlo de golpe con todos, lo haremos uno a uno”.

Otra princesa guerrera, Yolanda Díaz, lideresa de Esqueda Unida-Izquierda Unida en Galicia y número dos de En Marea por A Coruña, se atrevió incluso a echar mano de un eslógan que lució hace muchos años en campaña años el ex presidente conservador francés Nicolás Sarkozy: “Esta es una campaña dirigida a los que madrugan, a los que suben la persiana a las seis de la mañana, a los jóvenes exiliados que se ven obligados a emigrar para limpiar o poner copas en Londres o en Berlín”, narró.

El mitin lo cerró el número uno por A Coruña, Antón Góimez Reino, quien no se cortó a la hora de calificar de “narcopresidente” al jefe del Gobierno autonómico, el popular Alberto Núñez Feijoo. Fue unas dos horas después de que Antón Sánchez, concejal en Bergondo y presentador del acto, tuviera la sarcástica cortesía de lanzar su particular “Que la fuerza te acompañe” al PP, haciendo alusión a las encuestas con las que se desayunó esta mañana la formación conservadora y que han dado alas a los rebeldes: “Mariano, ¡se fuerte!”.

Más noticias