Público
Público

Madrid Un error de Carmena impide que el Ayuntamiento de Madrid repruebe a  Dancausa, la delegada del Gobierno

La alcaldesa pulsó mal la tecla y su voto, que desempataba la votación, no se contabilizó, por lo que se rechazó la proposición presentada por los socialistas para reprobar a Dancausa por su "comportamiento partidista y discriminatorio"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La alcaldesa de la ciudad de Madrid durante el pleno del Ayuntamiento.| BALLESTEROS (EFE)

Sin pretenderlo, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha evitado este miércoles que el pleno del Ayuntamiento de Madrid reprobase a la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa por su "comportamiento partidista y discriminatorio" en numerosos ocasiones: por ejemplo, contra el acuerdo de recuperación de las 35 horas, el de condiciones de trabajo y retribución de los bomberos, la compensación por el no adelanto del horario en temporada estival en las instalaciones deportivas, la clasificación del personal laboral o sobre los fondos de negociación colectiva.

Todo ha sido fruto de un error, según ha reconocido la propia Carmena ante los periodistas: "Creí que apoyaba la tecla verde [de votación] pero por alguna razón no debí apoyarla bien, es el único motivo. Con el sistema de votación electrónica puede haber errores".

En una primera votación, con voto individual a petición del PP, el resultado había quedado empatado por la ausencia del delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, de baja de paternidad. La alcaldesa votó entonces 'sí' a la reprobación.

El reglamento obliga a una segunda votación en caso de empate, situación que desempata la presidencia del pleno, esto es, la propia alcaldesa. En esta ocasión la regidora no votó, por lo que por un voto de diferencia —los 28 votos de PP y Ciudadanos frente a los 27 de PSOE y Ahora Madrid— se rechazó la proposición presentada por los socialistas y apoyada por Ahora Madrid.

La primera teniente de alcalde, Marta Higueras, ha explicado a los periodistas que la votación ya no se podía repetir y que la propuesta se traerá de nuevo al pleno del mes de febrero, aunque se tendrá que variar la fórmula para cumplir con la normativa, según ha matizado la portavoz socialista, Purificación Causapié, que ha exigido a la regidora que pida disculpas a los empleados públicos.

El hecho de que la alcaldesa no participase en la votación ha pillado por sorpresa al grupo de Ahora Madrid, cuya portavoz, Rita Maestre, había pedido momentos antes al PP y Ciudadanos que votasen a favor de la reprobación de la delegada y demostrasen de ese modo que están a favor de los empleados públicos municipales.

Esta proposición se ha debatido después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) haya suspendido de forma cautelar el acuerdo para equiparar las condiciones de trabajo de los funcionarios y el personal laboral tras un recurso de la Delegación del Gobierno.

La portavoz de Ahora Madrid, Rita Maestre, ha explicado que lo que ha tratado de hacer el Gobierno desde el primer momento es tratar de devolver los derechos mermados por el PP, frustradas por la "hiperactividad" de Delegación. "Lo sorprendente es que haga algo más que recurrir", ha ironizado.

El portavoz del PP, José Luis Martínez-Almeida, había advertido a la alcaldesa de que le debería "dar vergüenza" presentar la proposición. "La mejor reprobación es la que usted está sufriendo por parte de sus compañeros jueces, sus compañeros le están enmendando la plana en sus decisiones", ha comentado el portavoz en referencia a las paralizaciones cautelares de medidas impulsadas por el Ayuntamiento de Madrid.




Más noticias en Política y Sociedad