Público
Público

El escándalo de la ministra de Justicia El PP asume que Delgado no dimitirá: "Saben que caerá el Gobierno"

El partido de Pablo Casado asume que Pedro Sánchez no dejará caer a la ministra de Justicia tras conocerse sus conversaciones con el comisario Villarejo, y amenaza con una ofensiva "parlamentaria y mediática" si efectivamente la mantiene en el cargo.

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, en su escaño durante el pleno del Congreso de los Diputados. EFE/Fernando Villar

El PP lleva días pidiendo incansablemente la dimisión de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, pero hoy asume que no logrará cobrarse esta pieza de caza mayor.

Fuentes del Grupo Parlamentario Popular daban por hecho este miércoles que el Ejecutivo no va a dejar caer a Delgado, pese al clamor de la oposición, ya que de hacerlo "se cae el Gobierno". Sería la tercera dimisión de un ministro en los casi cuatro meses transcurridos desde la moción de censura que sirvió para desalojar a Mariano Rajoy de La Moncloa.

El PP amenaza con toda una ofensiva "política y mediática", en la que ejercerán la "presión máxima" sobre Delgado

"Van a aguantar porque, si no, saben que se cae el Gobierno", afirman. No descartan que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, deje de sostenerla a medio plazo, pero hoy por hoy aceptan que el discurso de "la damos por dimitida" -que mantenían el martes- sólo se queda en palabras. 

La doctrina del PP respecto a esta cuestión mantiene que Delgado debe dejar su puesto por haber mentido sobre sus conversaciones con el excomisario Jose Manuel Villarejo Pérez, hoy en prisión provisional. Público ha confirmado este miércoles que el líder de los conservadores, Pablo Casado, también participó en un encuentro con Villarejo, si bien su partido precisa que también asistieron otras cuarenta personas, entre empresarios, jueces y periodistas. 

No obstante, el PP advierte de que Sánchez tendrá que asumir un coste importante, si efectivamente quiere mantener a la titular de Justicia en su cargo. Amenaza con toda una ofensiva "política y mediática", en la que ejercerán la "presión máxima" sobre Delgado. Su tesis es que el Gobierno "se cae a pedazos", que "todos los ministros están desnortados", y que el presidente del Gobierno tiene escaso margen de actuación.

De hecho, no descartan forzar la comparecencia de Delgado en el Senado, donde cuentan con mayoría absoluta, aunque aclaran que esperarán a ver qué medidas toma Sánchez este jueves, a la vuelta de su viaje oficial a Canadá y EEUU.

La presión sobre la ministra ya es máxima, y un veterano dirigente del PP interpreta que Sánchez puede estar esperando a ver si Villarejo filtra otras grabaciones, en este caso de conversaciones con políticos conservadores, para apartar el foco que hoy está fijo en Delgado.