Público
Público

España, a la cola de la UE en percepción de la independencia judicial

Se preguntó a los ciudadanos por la eficiencia, calidad e independencia de los sistemas judiciales de cada país de la Unión. En 2014 Bruselas ya pidió a España que su justicia fuese más transparente y tuviera más mecanismos de control

El ministro de Justicia, Rafael Catalá. EFE

EFE

MADRID.- España es el tercer país de la Unión Europea (UE), tras Eslovaquia y Bulgaria y junto con Croacia, donde es más baja la percepción de la independencia de la justicia por los ciudadanos, según los datos publicados este lunes por la Comisión Europea (CE).

En 2014, Bruselas ya dio sus orientaciones a doce Estados miembros, entre los que figuraba España, a la que entonces pidió, entre otras cosas, que reforzara los mecanismos de control e incrementase la transparencia de las decisiones administrativas, en particular a escala autonómica y local.

"En Bulgaria, España y Eslovenia la ya baja percepción de la independencia de la Justicia ha ido empeorando", señaló la comisaria europea de Justicia, Vera Jourova, en la presentación del estudio sobre los sistemas judiciales de los Veintiocho de 2015, el tercero que realiza el Ejecutivo comunitario.

La comisaria dijo no tener todavía una explicación para el deterioro registrado en España, pero aseguró que en los próximos meses se concentrará en interpretar y analizar los datos conocidos hoy para encontrar los motivos de la falta de confianza en el sistema judicial español y la baja percepción acerca de su independencia.

"Puede haber varios factores, uno de ellos puede ser la falta de comunicación con el público, y el otro puede ser simplemente que los procedimientos son tan largos que la gente no confía en el sistema judicial como la vía para obtener justicia", apuntó Jourova.

"Vamos a analizar las razones y luego tras este ejercicio, recomendaremos algo concreto, y esto ocurrirá no más tarde de mayo de este año", agregó.

Sobre la base de estos datos, la Comisión hará una serie de recomendaciones específicas en mayo a los países que estime oportuno.

Según el estudio publicado este lunes, España presenta una de las puntuaciones más bajas de los Veintiocho, y en los datos se muestra un deterioro progresivo desde 2010. Mientras que en 2010 el indicador de independencia de la justicia en España logró una nota de 4, en 2012 cayó hasta el 3,7 y en 2013, al 3,2.

En el extremo contrario de la tabla se sitúan países como Finlandia, Dinamarca o Irlanda, que en 2013 puntuaron 6,6, 6,5 y 6,3, respectivamente. Otros países como el Reino Unido (6,2, en 2013), Alemania (5,9) y Francia (5) también superaron a España.

Los indicadores publicados por la CE se centran en la eficiencia, calidad e independencia de los sistemas judiciales de cada país de la UE. Se trata de la tercera ocasión en la que Bruselas realiza este estudio.

Más noticias