Público
Público

España ya copa casi el 20% de las ventas de armas de la UE

Un informe elaborado por el Centre Delàs d'Estudis per la Pau, la Escola de Cultura de Pau y el Institut de Drets Humans de Catalunya destaca el "creciente rol" de este país en el ranking de negocios armamentísticos. En 2018 se ubicó en tercer lugar, por detrás de Francia y Alemania.

Rey Salman con Erdogan
El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdelaziz, y el presidente turco, Tayyip Erdogan, en una foto de archivo. REUTERS

Son tierras desoladas. Lugares donde la vida se ha convertido en una especie extinción. Espacios cargados de un pesado olor a muerte. Escenarios de guerra y, al mismo tiempo, de negocios: en distintos conflictos armados aún vigentes hay, además de innumerables víctimas, una importante cifra de armamento vendido por países de la Unión Europea.

El Centre Delàs d’Estudis per la Pau, la Escola de Cultura de Pau y el Institut de Drets Humans de Catalunya acaban de hacer público un informe sobre las "exportaciones de armas europeas a países en situación de conflicto armado y vulneraciones de derechos humanos". En concreto, se analizan las ventas de armamento europeo a 11 países marcados por distintos niveles de conflicto.

Citando datos del SIPRI (Stockholm International Peace Research Institute), el documento subraya que "las transferencias de armamento a países en conflicto y tensión supusieron el 55% en 2017 y el 47% en 2018, de modo que aproximadamente la mitad de las exportaciones de armas de los Estados miembro de la UE en 2017 y 2018 fueron dirigidas a países con situaciones securitarias de inestabilidad".

Apunta que los Estados miembro de la UE "exportaron armas a países en conflicto de manera creciente tanto en valores absolutos como relativos en el período 2003-2017, pasando de porcentajes que se situaban en el 5-8% sobre el total de exportaciones de armas a valores que alcanzaban el 24-28%".

Los autores del estudio destacan que "resulta especialmente alarmante que las exportaciones de armas de la UE que fueron dirigidas a países en conflicto armado aumentaron con mucha mayor intensidad que el total de transferencias, registrándose una evolución del 1.894% en el período analizado en cuanto a las exportaciones realizadas y de un 2.018% en las autorizadas".

Según datos del SIPRI, "de entre todos los países en conflicto armado que importaron armamento de países de la UE, destacan los casos de Egipto –con el 30% de las transferencias–, Turquía (28%), India (15%) y Pakistán (9%)". Por su parte, Arabia Saudí –líder de la coalición que bombardea Yemen– figura en el sexto lugar del listado de principales países importadores de armas procedentes de países de de la UE en 2018.

El informe subraya que "algunos de los conflictos armados a los que se exportó armamento proveniente de países de la UE se contaban entre los más letales de todo el mundo en 2018, como Libia o Nigeria (que forma parte del conflicto en la Región del Lago Chad)".

En el caso de Libia, las exportaciones fueron realizadas por Países Bajos (53%) e Italia (47%), mientras que las ventas a Nigeria estuvieron principalmente a cargo de Francia (76%), República Checa (17%), Polonia (4%), Portugal (2%) y Austria (1%).

"Creciente rol" de España

A la hora de establecer el ranking europeo de vendedores de armamento en 2018, esta investigación sitúa en primer lugar a Francia (28%), seguido de Alemania (20%). España está en tercer lugar con un 19% de las transacciones, lo que supone un aumento del 10% en relación a 2017. Detrás están el Reino Unido (12%), Italia (10%) y Países Bajos (6%).

En tal sentido, el informe subraya que España "muestra un creciente rol exportador de armamento". Se destaca por ejemplo que en 2017 fue el principal exportador europeo de armas a Colombia, mientras que en 2018 fue responsable del 37% de las exportaciones realizadas a Turquía.

Otros estudios recientes destacan que entre enero de 2015 y junio de 2018 –la Secretaría de Estado de Comercio aún no ha dado cifras posteriores a esa fecha– se concedieron licencias para ventas de material de defensa a Arabia Saudí por un total de 2.483 millones de euros, lo que sitúa a ese régimen como uno de los principales clientes de la industria militar española.

También resulta destacable el caso de Tailandia. "Los datos de la UE muestran que España e Italia transfirieron cifras relevantes de armamento, que en el caso español pertenecían a la categoría de aeronaves militares, aunque también a la de municiones", subraya el documento.

En términos globales, se indica que "tanto en 2017 como en 2018 los estados de la UE exportaron aviones y buques militares, que aparecen con mayor volumen y que son las armas más costosas", mientras que "en un segundo plano aparecen los misiles, vehículos militares armados y la categoría de sensores". Además, califica como relevante la "exportación de motores para vehículos militares, artillería, sistema de defensa aérea, armas navales y satélites de uso militar".

"Débil o muy débil"

De hecho, "desde 2003 a 2017 las exportaciones europeas de armamento se vieron multiplicadas por cinco, con aumentos del 550% para las autorizadas y del 576% para las realizadas. Este incremento fue especialmente intenso entre 2014 y 2017".

En esa línea, el informe apunta que "en 10 de los 11 países en conflicto armado que importaron armamento proveniente de países de la UE" el cumplimiento en materia de derechos humanos y de derecho internacional humanitario era "débil o muy débil".

Más noticias de Política y Sociedad