Público
Público

España Suma La estrategia de acercamiento del PP a Cs llega hasta los despachos del Congreso

Ambas formaciones comparten la sexta planta de la Cámara Baja, donde se ubican los despachos de sus diputados y asesores puerta con puerta. No es casual, forma parte de la estrategia de Pablo Casado para acercarse a los naranjas.

cayetana arrimadas
La portavoz de PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, y su homóloga en Ciudadanos, Inés Arrimadas, en el Parlament de Catalunya. | EFE

marta monforte

El Partido Popular y Ciudadanos comparten la sexta planta del Congreso, donde ambas formaciones tienen ubicados los despachos de sus diputados y asesores puerta con puerta. Los naranjas perdieron más de 2,5 millones de votos y 47 diputados tras las elecciones del pasado 10 de noviembre y han tenido que abandonar las dependencias que ocuparon la anterior legislatura, que reformaron tras pasar de 32 diputados a 57. Ahora, al obtener únicamente 10 escaños, no podían disponer de una planta para su uso exclusivo. 

La ubicación de los despachos se negocia previamente entre las formaciones políticas y, si no se llega a un acuerdo, es la Mesa de la Cámara Baja la que decide. En este caso, el PP mostró su disposición a compartir espacio con el equipo de Ciudadanos. Fuentes de la dirección popular en el Congreso explican a Público que con, este gesto, esperan que la interlocución entre ambas formaciones sea "aún más fluida" para fijar una "posición común" frente al Gobierno y proporcionar un mensaje de unidad y diálogo a la ciudadanía.

Asimismo, exponen que esta decisión forma parte de una medida estrategia de Pablo Casado para presionar a los naranjas a "confluir en torno a un mismo proyecto" en el futuro. El PP quiere volver a ser el partido hegemónico de la derecha y Casado considera que ese objetivo solo es posible si consigue 'refundar' a Ciudadanos —y también a Vox— en torno a una misma papeleta. A pesar de las reticencias de Ciudadanos, fuentes del entorno del líder popular aseguran que los naranjas "cada vez están más convencidos" y que el acercamiento "es más que evidente". Por su parte, desde la dirección de Ciudadanos admiten que las relaciones "son buenas" pero se niegan a que su partido "sea absorbido" por el PP. 

"Estamos agradecidos, pero nosotros no somos el PP. Principalmente por un motivo: nosotros somos liberales, ellos conservadores", sostienen desde Ciudadanos

"Estamos agradecidos por los gestos, el PP es nuestro socio de gobierno en muchas autonomías y ciudades, pero tenemos que dejar claro que somos distintos. Principalmente por un motivo: nosotros somos liberales, ellos conservadores", señala un diputado naranja a Público. Desde la formación consideran que "hace falta crear una demanda de partido liberal europeo" y que las diferencias con los populares se acentuarán a medida que avance la legislatura. Su intención será "priorizar temas transversales" como la gestación subrogada,  la eutanasia o la legalización del cannabis para uso terapéutico

Uno de los temores de Ciudadanos es que el PP les acabe "fagocitando" si trazaran una alianza común, ya que ellos serían el partido 'minoritario' de la coalición. Sin embargo, cada vez hay más voces que se muestran partidarias de trasladar la fórmula 'Navarra Suma' para las elecciones autonómicas del País Vasco. En el PP de Euskadi volverán a intentar negociar con los naranjas —en el pasado lo intentaron pero la alianza no fructificó por la negativa de la dirección nacional de Cs— y consideran que Rivera fue el "principal culpable" de que no saliera adelante.

Otros gestos del PP a Ciudadanos

Durante la constitución de las Cortes, el PP intentó por todos los medios que Ciudadanos entrara en la Mesa del Congreso, a pesar de sus escasos diputados, a costa de Vox. Los populares querían que ocuparan un asiento en el órgano de Gobierno de la Cámara Baja, pero este movimiento necesitaba de la colaboración de la extrema derecha, que se negó a proporcionar sus votos a Ciudadanos, y, finalmente, ese puesto extra lo acabó ganando Unidas Podemos. La izquierda consiguió 6 asientos frente a los 3 del bloque de la derecha.

Hubo cruce de reproches entre las dos formaciones y el número dos del PP, Teodoro García Egea, salió en defensa del diputado de Ciudadanos José María Espejo: "Gracias a Vox, Espejo, que luchó contra el golpe de Estado desde la mesa del Parlament de Catalunya, no estará en la Mesa de Congreso. Gracias a Vox será sustituido por Pisarello, aliado de Colau y los independentistas", les espetó.

La dirección nacional del PP también acordó ceder un senador a Ciudadanos para que estos pudieran tener grupo propio en el Senado, lo que conlleva tener una mayor representatividad, puestos en todos los órganos del Senado, más capacidad de iniciativa y más financiación. En la formación se habían mostrado muy críticos con estos traspasos en el pasado. Es más, impidieron que el PP formara grupo propio en el Parlament de Catalunya. 

En el debate de investidura de Pedro Sánchez, el presidente del Gobierno lamentó la retirada de Albert Rivera de la vida pública pero lanzó duros ataques a la que fuera su formación. Durante su turno de intervención, Pablo Casado salió en defensa del exlíder de Ciudadanos: "Si yo fuera socialista, estaría avergonzado. Ojalá tuviera usted la mitad de patriotismo que Albert Rivera" aseveró desde la tribuna, cosechando el aplauso de ambos grupos.