Público
Público

Estrategia PP Casado reivindica su PP frente a Feijóo: "Nadie nos tiene que llevar a la moderación"

El líder del PP ha asegurado que su formación ya es "moderada" y ha pedido a sus barones "no morder el viejo anzuelo" que "siempre lanza la izquierda sobre la supuesta crispación, que tan solo es la sombra de sus actos".

El líder del PP, Pablo Casado, junto al presidente gallego Alberto Nuñez Feijóo.
El líder del PP, Pablo Casado, junto al presidente gallego Alberto Nuñez Feijóo.

marta monforte

Pablo Casado no cambiará de estrategia tras la victoria de Alberto Nuñez Feijóo en Galicia, como ya adelantó este diario. El presidente de la Xunta consiguió una cuarta mayoría absoluta el pasado domingo marcando perfil propio respecto al de la dirección nacional de Génova 13, sin apenas referencias a la 'marca PP' en sus mítines y alejado del discurso duro que sí defiende el líder nacional. En los últimos días el gallego ha reivindicado la la necesidad de un PP "centrado" y "templado". La última vez ha sido este miércoles, en declaraciones previas al Comité Ejecutivo del PP que ha reunido a dirigentes territoriales y altos cargos.

"A nosotros nadie nos tiene que llevar a la moderación, porque siempre hemos estado en ella. Pero nadie nos debe apartar tampoco del combate contra la radicalidad de algunos", ha aseverado Casado en un discurso en abierto en la sede nacional. El conservador ha pedido "no morder el viejo anzuelo" que "siempre lanza la izquierda sobre la supuesta crispación, que tan solo es la sombra de sus actos, el eco de sus insultos y el reflejo de su propaganda".

Sin embargo, Feijóo no ha sido el único líder territorial que ha puesto el foco en esa cuestión. También lo hizo el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno Bonilla, durante la noche electoral. "Galicia gana con Feijóo. Su experiencia, equilibrio y moderación son el mejor aliado para afrontar con seguridad un futuro exigente", escribió. "Esta noche gana la centralidad, la experiencia y la eficacia en la gestión", expresó, por su parte, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.

Casado niega la mayor y sostiene que siempre ha seguido la "estrategia de ser la fuerza tranquila" que "ampare a todos los españoles moderados por la deriva extremista de este PSOE". "Otros que sigan dando bandazos, nosotros apliquemos confianza, credibilidad, certidumbre y centralidad", ha señalado. A su juicio, "un partido que se define por estatutos como de centro, reformista y liberal pocas lecciones puede recibir de la izquierda más radical de los últimos años y décadas".

Más noticias de Política y Sociedad